La explicación de un reconocido economista a por qué "las criptomonedas son una inversión inútil"

Dieter Wermuth, economista y socio de Wermuth Asset Management.
Dieter Wermuth, economista y socio de Wermuth Asset Management.

Wermuth Asset Management

Filip De Mott,

| Traducido por: 
  • Bitcoin es un activo que no contribuye al bienestar global, aseguró Dieter Wermuth, economista y socio de Wermuth Asset Management, recientemente.
  • El mercado de bitcoin, sostiene, está altamente centralizado y beneficia a los primeros inversores y a los mineros.

Los entusiastas de las criptomonedas animan a invertir y hodlear (mantener las divisas digitales durante un tiempo). Enfrente están los que se muestran absolutamente contrarios a la industria criptográfica. 

Es el caso del economista y socio de Wermuth Asset Management Dieter Wermuth que, en un comunicado publicado el pasado miércoles, aseguró que dejar de usar bitcoin sería bueno para la prosperidad mundial. En su opinión, las criptomonedas son una inversión inútil que resta fondos del crecimiento económico general. 

¿Quién es el mayor poseedor de bitcoins del mundo?

Es un activo especulativo que, no sólo no contribuye al bienestar general, sino que crea desigualdades sociales y permite el lavado de dinero, la evasión de impuestos y un gran deterioro del clima, afirmó.

"Las actividades de bitcoin son un juego de suma negativa. Sin las criptomonedas, la economía estaría mejor: habría más dinero para el consumo y la inversión", escribió Wermuth.

Estas son 3 razones que respaldan la drástica posición del experto.

No contribuyen a la distribución de la riqueza por igual

Bitcoin es la principal criptomoneda por capitalización de mercado. Se lanzó en 2009 y pasó de ser un activo prácticamente sin valor a tener un precio de casi 68.000 dólares en 2021.

Wermuth afirma que las ganancias no fueron disfrutadas por todos los inversores; más bien, se produjo una distribución desigual de la riqueza que favoreció a los expertos en criptografía.

Para corroborar su argumento, un artículo del Wall Street Journal de 2021 informó de que el 0,01% de los inversores en bitcoin poseían el 27% de las monedas en circulación en ese momento: aproximadamente 232.000 millones de dólares. 

Así quedan las criptomonedas en la declaración de la renta, tras retrasar Hacienda la obligación de informar sobre los saldos

El economista señala que los mineros de criptomonedas, y aquellos que tenían posiciones mucho antes del repunte de 2021, se beneficiaron notablemente del gran aumento de precio de la crypto

Sin embargo, agrega, aquellos que se unieron tarde ayudaron a enriquecer a los inversores iniciales, y sufrieron importantes pérdidas cuando bitcoin colapsó en 2022.

El bitcoin no es una moneda

La intensa volatilidad que ha experimentado bitcoin a lo largo de su historia también demuestra que no está preparada para funcionar como una moneda.

"Bitcoin se introdujo en el mercado con la idea de que sería una moneda mejor y más estable que el dinero tradicional. Eso es un engaño", subraya el experto.

Su afirmación se basa en la premisa de que el dinero debe cumplir 3 funciones principales: como medio de pago, unidad de cuenta y depósito de valor. En todas, bitcoin tiene un desempeño deficiente.

Bitcoin cada vez se parece más a los activos tradicionales y depende de eventos globales como la guerra en Ucrania, según el experto analista Mike Ermolaev

Para facilitar la estabilidad, las criptomonedas como bitcoin tienen un límite en la cantidad de tokens que entrarán en circulación. Pero esto se desmonta en cuanto los inversores lo tratan como una inversión y crean más volatilidad diaria que otros mercados, apuntó.

Al mismo tiempo, cita el hecho de que bitcoin aún no tiene un uso generalizado como dispositivo de compra y no ha sido aceptado como un medio para pagar impuestos. Las transferencias entre cuentas de bitcoin, por su parte, siguen siendo más lentas y costosas que las tradicionales.

Es un activo de suma negativa

A pesar de los elementos descritos anteriormente, bitcoin genera una gran cantidad de liquidez financiera, sin ninguna prueba de que contribuya al crecimiento de la productividad, indicó Wermuth.

"En noviembre de 2021, la capitalización de mercado de bitcoin alcanzó los 1,27 billones de dólares. Cuando Lehman Brothers quebró en 2008, una cantidad menor de dinero desencadenó la mayor crisis financiera y la recesión más profunda desde la Guerra Mundial".

Además, el proceso de minería de bitcoin requiere tanta energía que Wermuth lo describió como un "gran asesino climático".

Un momento clave para las criptomonedas

La opinión de Wermuth sobre bitcoin y las criptomonedas llega en un momento de grandes desafíos para la industria criptográfica, puesto que los hechos acaecidos en el último año están empezando a minar la confianza de los inversores. 

Más recientemente, el colapso del Signature Bank, uno de los conocidos como bancos de las criptomonedas, reveló que se había enfrentado a una investigación de los EE. UU. que indicaba que sus criptoclientes podrían haber estado participando en el lavado de dinero. 

Sam Bankman-Fried, de FTX, es "uno de los mayores estafadores de la historia" y un "maestro de la manipulación", según el CEO de Binance

Al mismo tiempo, el intercambio de criptomonedas Binance se enfrenta a una demanda en EE. UU., y una de las acusaciones cita que sabía que estaban facilitando transacciones delictivas.

Antes de eso, el colapso de FTX demostró los riesgos para los inversores en criptomonedas que operan en el mercado no regulado, ya que muchos de los clientes del prestamista vieron cómo sus tenencias se desvanecían.

"Me pregunto si será suficiente simplemente con intensificar los esfuerzos regulatorios, o prohibir la participación de los bancos y otras instituciones financieras, o deshacerse de estos mercados por completo (si todavía es una opción)", concluyó el economista.

Conoce cómo trabajamos en Business Insider.