Esto es todo lo que necesitas saber sobre criptomonedas, 'stablecoins' y CBDC

Los riesgos de las criptomonedas: 8 cosas que debes saber antes de invertir en bitcoin

Dado Ruvic/Reuters

  • Las criptomonedas y las stablecoins se han disparado en 2021, atrayendo a los inversores.
  • Los bancos centrales de todo el mundo están actualmente inmersos en la creación de sus propias monedas digitales
  • Business Insider explica a continuación las diferencias clave de ambos activos y para qué se utilizan.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Las criptomonedas y las stablecoins están en completo auge en 2021. Los bancos centrales de todo el mundo están cada vez más interesados

en crear sus propias monedas digitales. Pero, ¿cómo funcionan todos y para qué sirven?

Criptomonedas

Las criptomonedas son básicamente monedas digitales que no están controladas ni emitidas por una autoridad centralizada, como los bancos comerciales o centrales.

Estas monedas se envían de un lado a otro en enormes redes peer-to-peer, que son básicamente grupos de ordenadores que comparten datos.

La innovación de las criptomonedas es que el "libro mayor" o "libro de contabilidad" que realiza un seguimiento de las transacciones, conocido como blockchain, es supervisado y verificado por usuarios de la red conocidos como "mineros". Estos hacen colectivamente el trabajo de una autoridad central, verificando que las personas no intenten gastar 2 veces las monedas mientras ganan bitcoins recién creados a cambio.

"Lo que pretendemos con la blockchain es hacer un seguimiento exhaustivo para que nadie se haga con el control absoluto. Es completamente democrático [y] es completamente accesible", explica Ben Edgington, desarrollador de software de la red ethereum.

Los inversores del bitcoin se refieren a esta criptomoneda como 'oro digital'

Cuando se lanzó el bitcoin en 2008, creada por Satoshi Nakamoto, muchos pensaron que podría usarse para pagos corrientes. No obstante, es demasiado volátil.

Ahora, muchos inversores dicen que su escasez (solo se pueden extraer 21 millones de monedas) implica que mantendrá su valor y protegerá a los inversores contra la inflación. Otros, sin embargo, afirman que es puramente especulativa.

Por su parte, hay otras criptomonedas que tienen diferentes usos. La red ethereum, por ejemplo, se puede utilizar para crear aplicaciones como "tokens no fungibles" coleccionables.

Las criptomonedas son muy arriesgadas

En el bitcoin y otras redes que siguen su modelo, los mineros verifican las transacciones utilizando grandes cantidades de potencia informática para resolver problemas matemáticos complejos. El sistema de minería del bitcoin usa tanta electricidad anualmente como algunos países medianos. Otras criptomonedas consumen menos energía.

Las criptodivisas no están reguladas en su mayoría y son algunas de las inversiones más arriesgadas que existen. Por ejemplo, el bitcoin se ha desplomado alrededor del 50% desde su máximo histórico de abril de cerca de 65.000 (algo más de 55.000 euros).

Stablecoins

La elevada volatilidad ha sido un gran impedimento para algunos inversores, ya que puede hacer que las divisas digitales sean más difíciles de usar. Ahí es donde entran en juego las stablecoins. Estas mantienen un valor "estable" con un vínculo a otros activos, como el dólar.

Por ejemplo, Tether, la tercera criptomoneda más grande por capitalización bursátil, está diseñada para estar vinculada al dólar estadounidense. Está respaldada por activos como los dólares y las letras del Tesoro.

A los 'traders' les encantan las 'stablecoins'

El interés de estas otras monedas digitales también se ha disparado. Son fundamentales para el comercio de criptomonedas, ya que permiten a los inversores entrar y salir fácilmente de activos más volátiles como el bitcoin.

Las stablecoins también se utilizan comúnmente en el mundo de las finanzas descentralizadas, un ecosistema en auge que permite a las personas crear productos financieros sin la necesidad de autoridades centrales.

Los reguladores están preocupados

Sin embargo, se enfrentan a un fuerte escrutinio. En mayo, Lael Brainard de la Reserva Federal expresó su preocupación por que las stablecoins pudieran incumplir y desestabilizar el sistema financiero. Nueva York también prohibió el comercio de Tether después de que una investigación descubriera que había alterado los datos sobre su valor en dólares estadounidenses.

Al igual que con el resto del mundo de las criptomonedas, la falta de regulación implica que los inversores casi no tienen protección si su moneda colapsa repentinamente.

CBDC (criptodivisas de bancos centrales)

Los países están intentando encontrar formas de hacer que sea más fácil gastar y enviar dinero, y mantener el control de los sistemas de pago que son cada vez más privados (pensemos en PayPal o Visa). Una moneda digital emitida por los bancos centrales directamente a los consumidores podría ser la respuesta.

En este momento, los bancos privados y las empresas de pago son los actores más importantes en el uso diario del dinero. Pero una moneda digital de un banco central (o CBDC) sería una versión digital de billetes y monedas, lo que permitiría a las personas retener y realizar pagos con dinero del banco central.

China lidera actualmente el grupo de las grandes economías del mundo. Pero el Banco Central Europeo y el Banco de Inglaterra lo están investigando seriamente.

Las CBDC podrían hacer que los pagos fuesen más seguros

Las CBDC podrían acelerar las transacciones para individuos e instituciones grandes, según explica a Business Insider Chris Giancarlo, fundador de Digital Dollar Project, una organización sin ánimo de lucro. 

"Si puedes enviar una fotografía a Japón en un segundo, ¿por qué no puedes enviar dinero en un segundo?" reflexiona Giancarlo.

Los bancos centrales también creen que las CBDC pueden hacer que el sistema financiero sea más seguro. Aunque es poco probable, incluso un gran sistema de pagos global podría colapsar.

A algunos banqueros les preocupa la situación

Una de las principales preocupaciones es la privacidad. Algunos gobiernos pueden diseñar las CBDC para que las transacciones sean anónimas, como el efectivo, pero otros no. De hecho, han surgido dudas sobre la privacidad sobre el yuan digital de prueba de China.

"Con una CBDC, el gobierno tendría acceso directo a todos sus patrones de gasto", afirma Bobby Ong, cofundador de la firma de datos CoinGecko.

A algunos banqueros les preocupa que las CBDC puedan eliminarlos de partes clave del sistema financiero. Podrían reducir la demanda de cuentas bancarias comerciales y excluir a los bancos del negocio de verificar transacciones, aunque los bancos centrales están trabajando en los detalles.

Otros artículos interesantes:

Cuántas comisiones vas a pagar por comprar y vender 1.000 euros en bitcoins, según la aplicación que utilices

Una startup inglesa creará la 'cripto libra': el sector está loco por las 'stablecoins'

¿Merece la pena comprar dogecoins? Por qué es una inversión de alto riesgo a largo plazo frente a otras criptodivisas

Te recomendamos

Y además