La crisis de semiconductores no remitirá hasta la segunda mitad de 2022 y el sector automovilístico no se recuperará hasta 2023

Operario manipulando un chip
Operario manipulando un chip

Reuters

  • El suministro de chips no se normalizará hasta la segunda mitad de 2022 y el sector de la automoción no percibirá mejoría hasta 2023, según un informe de la consultora IDC.
  • Los fabricantes perciben más retorno por los chips más pequeños, que solo abastecen un 15% del mercado; y los fabricantes asiáticos seguirán dominando la producción mundial en 2025.
  • La automoción ya reacciona: Ford detendrá la actividad de 3 fábricas en Estados Unidos y México.
  • Comienza el día bien informado con la selección de noticias de Business Insider España: suscríbete gratis aquí.

La cadena de suministro global de chips todavía necesitará meses para recuperarse. Al menos hasta la segunda mitad de este año 2022, cuando debería comenzarse a normalizar el suministro, lo que provocará que el sector automovilístico no pueda volver a la normalidad hasta 2023, según un informe de la consultora IDC.

"El suministro debería mejorar gradualmente durante la segunda mitad del año", señaló la responsable de la industria de los semiconductores en la consultora, Nina Turner. "Sumando al tiempo de fabricación de los vehículos, esto supondrá que el sector automovilístico comenzará a mejorar a finales de 2022 o en 2023, si no hay otros 'shocks' en la cadena de suministro", agrega.

Entre los problemas que afronta el sector está la asimetría entre los componentes más demandados y los que más beneficio generan. El 67% de los semiconductores fabricados en 2021 fueron los de 40 nanómetros o más, los que se consideran de procesos maduros y permiten construir elementos tan habituales como pantallas LCD, pero que tienen un menor precio y ofrecen menos margen.

Por ello, a los fabricantes les interesa cada vez más fabricar semiconductores más pequeños, de 16 nanómetros y menos, que solo suponen el 15% de las ventas, pero generan el 44% de beneficio.

Según los especialistas de IDC, Asia seguirá siendo la fábrica mundial de chips en el futuro inmediato. Taiwán se mantendrá en un 68% de la producción mundial en 2025 (ahora tiene el 67%), y tanto Corea del Sur como China aumentarán su protagonismo en la fabricación, aglutinando el 19% y el 15% de la producción mundial, respectivamente.

Un pronóstico nada halagüeño para los planes de la Comisión Europea, que tiene como objetivo que el 20% de la producción mundial de chips salga del Viejo Continente, para lo que está buscando inversiones y preparando una legislación ad hoc.

Volkswagen se prepara para un año más de problemas y Ford anuncia medidas para 8 fábricas

Un operario en la planta de Ford en Dearborn (Michigan, EEUU).

Los fabricantes de automóviles observan con atención la situación de la crisis de semiconductores, que en la alemana Volkswagen, primer fabricante mundial, calculan que no mejorará hasta la segunda mitad del año. 

"La volatilidad nos afectará hasta más allá del primer semestre de este año", aseguró el director de suministros de Volkswagen, Murat Aksel, en declaraciones a la publicación alemana Automobilwoche. Para el ejecutivo, será en 2023 cuando se puedan hacer planes, conforme aumente la capacidad de producción.

La crisis que la industria automovilística no vio venir: la escasez de semiconductores golpea a la producción y amenaza la incipiente recuperación del mercado tras la pandemia

Otro de las grandes fabricantes mundiales, la estadounidense Ford, ha anunciado medidas, que incluirán paralizar o recortar la producción de al menos 8 fábricas entre Estados Unidos, México y Canadá debido a los problemas de la cadena de suministro, según adelantó Reuters.

Los cambios, que incluyen paralizar la producción de las plantas de Michigan y Chicago en Estados Unidos, y la de Cuautitlán en México, así como paradas o reducción de la producción en otras plantas, comenzarán a aplicarse esta semana.

Otros artículos interesantes:

La crisis de semiconductores golpea las ventas de Hyundai, que admite una caída de su beneficio neto del 41% en el último trimestre de 2021

La crisis de semiconductores reduce un 30% las ventas de Volkswagen en el tercer trimestre, que se han visto especialmente afectadas por el mercado chino

La falta de semiconductores no es el único problema del sector automovilístico: la escasez de magnesio y aluminio es la nueva amenaza

Te recomendamos