Críticas a ProtonMail tras entregar la dirección IP de uno de sus usuarios por una orden policial: la plataforma es conocida por su defensa de la privacidad

Hacker en Las Vegas.
REUTERS/Steve Marcus
  • ProtonMail es una alternativa a los clientes de correo habituales que promete más seguridad y privacidad a sus usuarios.
  • Sin embargo, estos días protagoniza una intensa polémica tras saberse que informaron de la dirección IP de uno de sus usuarios por una orden policial.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

La privacidad absoluta no existe en internet. Lo que ha ocurrido estos últimos días con ProtonMail, una de las alternativas más conocidas a Gmail y a otros clientes de correo electrónico, es una prueba de ello.

Como relata TechCrunch, las autoridades francesas han conseguido que ProtonMail colabore y entregue la dirección IP de uno de sus usuarios. Todo ello a pesar de que este cliente de correo electrónico reivindica en su página web que su servicio es de los más seguros y garantistas con la privacidad de los usuarios.

De hecho, en su página web, ProtonMail recuerda que los correos electrónicos que se remiten en su plataforma están cifrados de extremo a extremo por detecto y que los datos de los usuarios no les son accesibles. "La arquitectura de cero acceso de ProtonMail significa que todos tus datos se cifran de tal forma que son inaccesibles para nosotros", destacan.

Uno de los activistas franceses que ha sido recientemente detenido por la policía gala no puede corroborarlo.

14 firmas tecnológicas exigen a Bruselas y a Washington que prohíban el "espionaje" a usuarios para servirles publicidad personalizada

Los hechos se remontan a hace exactamente un año, en septiembre de 2020, cuando colectivos ecologistas y jóvenes contra la gentrificación y especulación inmobiliaria en el distrito parisino de Sainte Marthe comenzaron una campaña de movilizaciones. 

Dicha campaña desembocó en la okupación de varios apartamentos e incluso un establecimiento hostelero que había sido objetivo de los terroristas en el ataque de 2015. El hostigamiento por parte de las fuerzas y cuerpos de seguridad franceses fue constante y se saldó con varias detenciones. Un año después se ha sabido que ProtonMail jugó un papel esencial en ello.

La polémica ha obligado incluso al CEO de ProtonMail, Andy Yen, a pronunciarse en las redes sociales. La participación del cliente de correo electrónico se conoció después de que un usuario en Twitter compartiese un fragmento del auto policial en el que las autoridades desgranaban cómo habían accedido a la localización e identificación de uno de los detenidos.

Según el documento policial, ProtonMail había informado con qué dirección IP se asociaba la cuenta de correo electrónico investigada en su plataforma.

La polémica se sembró en ese mismo momento, con decenas de comentarios en las redes sociales cuestionando precisamente los principales valores de ProtonMail al ofrecerse como herramienta alternativa y segura a sus usuarios. Esto obligó a Yen, CEO de la compañía, a pronunciarse también a través de las redes sociales.

"Algunas ideas sobre el incidente con los "activistas climáticos" de Francia. Es deplorable que se usen las herramientas legales pensadas para crímenes graves de esta manera. Pero legalmente, ProtonMail tiene que cumplir con las directrices legales suizas. Esto no es algo que se haga por defecto, sino que tiene que ser por mandato legal", destacó el CEO.

En resumidas cuentas, los agentes franceses demandaron a las autoridades suizas (donde ProtonMail tiene sede) que revelaran la dirección IP de la cuenta de correo en cuestión. Lo hicieron a través de Europol y al cliente de correo no le quedó otra que obedecer.

Estas son las 4 alternativas a Gmail que protegen mejor tus datos y tu información personal

"Proteger la privacidad de nuestros usuarios es importante para nosotros, que somos activistas de corazón. Muchos dicen que no peleamos por nuestros usuarios, pero eso no es cierto". Yen reivindica que solo en 2020 se negaron hasta 700 peticiones de información por parte de las autoridades. 

En un comunicado posterior, la plataforma ha asegurado que depender de la justicia suiza es mejor que nada, advirtiendo que las autoridades del país europeo no atienden solicitudes de países cuyos sistemas judiciales no son lo suficientemente transparentes.

De hecho, ProtonMail incluso anima a los usuarios a utilizar sus versiones Tor (propias de la dark net) y admite que necesitan la ayuda de "los jóvenes activistas". "ProtonMail no puede hacerlo rompiendo leyes e ignorando órdenes judiciales", reconocen. "La orden en este caso particular fue muy agresiva, y desafortunadamente vemos que responde a una tendencia que sigue creciendo".

ProtonMail presume de avisar a los usuarios cuando reciben una orden por parte de las autoridades para revelar la dirección IP detrás de una cuenta, y si la ha atendido o no. En este caso en concreto, TechCrunch se puso en contacto con Yen para conocer más detalles, para descubrir si efectivamente el activista francés detenido fue avisado por el servicio de correos.

Por qué deberías utilizar espacios en tus contraseñas, según varios expertos en ciberseguridad

En este caso, Yen adujo que por razones legales no podía facilitar más información.

Después de que este año WhatsApp anunciase unos cambios en sus términos de uso, muchos usuarios abrazaron alternativas a la popular aplicación de mensajería como Signal, que ha visto como su base de usuarios crecía de forma significativa en los últimos meses.

De la misma manera que Signal lo es a WhatsApp, servicios como ProtonMail se configuran como alternativas sólidas y fiables a los estándares más recurrentes en cuanto a servicios de correo electrónico se refiere. La noticia del activista detenido en Francia, sin embargo, recuerda una evidencia: nadie es 100% anónimo en la red.

Otros artículos interesantes:

Telefónica revisará sus bases de datos cada dos semanas para evitar más errores en sus campañas después de que un usuario recibiese 247 llamadas en dos días

Qué hace Siri después de escucharte: nuevas demandas contra Apple y Google reabren el debate sobre el posible espionaje de los asistentes de voz

WhatsApp recibe una multa de 225 millones de euros de Irlanda por falta de transparencia en la gestión de datos personales de los usuarios

Te recomendamos

Y además