Tu cuerpo necesita vitaminas para funcionar bien, pero en cantidades realmente bajas: los suplementos pueden llevarte a alcanzar niveles tóxicos para la salud

mujer tomando suplementos, pastillas, medicamentos

Getty Images

  • Las vitaminas son compuestos orgánicos utilizados por el cuerpo para llevar a cabo diversos procesos metabólicos.
  • Y aunque resultan esenciales para la vida, lo cierto es que tu organismo las necesita en cantidades pequeñas que fácilmente pueden conseguirse con una dieta variada. 
  • De ahí que los suplementos multivitamínicos no sean necesarios en personas sanas. Su ingesta puede conllevar superar los niveles recomendados y resultar tóxicas. 
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Las vitaminas se relacionan directamente con la salud. Algo que no ocurre en la misma medida con otros nutrientes.  —Pocas veces habrás escuchado la advertencia de "puede que te falten minerales o proteínas", mientras que es fácil que en algún momento te hayas preocupado de algún posible déficit vitamínico —.

Pero, en ¿realidad son tan esenciales para la vida? Las vitaminas son un conjunto de compuestos orgánicos que el organismo no es capaz de sintetizar (o sí, pero en niveles muy escasos).

Junto a los minerales forman lo que se denomina micronutrientes, denominados así porque aunque son clave para la vida, se necesitan en dosis muy pequeñas. Se incorporan al cuerpo a través de la alimentación, y este las utiliza para llevar a cabo numerosas funciones vitales y procesos fisiológicos.

Un déficit en estos compuestos puede conllevar riesgos para la salud, pero seguir una dieta equilibrada basta para asegurar la ingesta necesaria. 

Aún así, la industria de los suplementos vitamínicos factura millones cada año. Sus productos se pueden encontrar con facilidad en farmacias, herbolarios e incluso grandes superficies.

Las vitaminas ha pasado ha considerare casi una cura milagrosa, y muchos son los que creen que tomar grandes dosis actuará como medicamento para curar o prevenir dolencias. 

No hay evidencia científica de que los suplementos multivitamínicos te hagan estar más sano

Como ejemplo, hace un año, durante la primera ola de coronavirus, el miedo a la enfermedad disparó las ventas de suplementos de vitamina C y D. Muchas personas decidieron reforzar su sistema inmunológico con un extra de estos micronutrientes para hacer frente al contagio, a pesar de no haber evidencia alguna que lo avalase.

¿Qué vitaminas debes tomar?

Las vitaminas y los minerales se obtienen de la dieta. Comer alimentos naturales y variados (como pescado, frutas, verduras frutos secos o cereales entre otros) bastará para asegurarse la ingesta necesaria.

Por ello los organismos de salud remarcan que cuando se sigue una dieta sana, variada y equilibrada, no se necesita tomar suplementos. 

Hay excepciones. Por ejemplo durante el embarazo o ante ciertas patologías. Las personas que siguen dietas veganas y vegetarianas pueden necesitar también un aporte extra de ciertos nutrientes. Pero en estos casos la suplementación es prescrita por un profesional sanitario.

Existen en torno a una docena de compuestos que actualmente se consideran vitaminas necesarias para los humanos. Algunas se disuelven en grasa (liposolubles) y  otras en agua (hidrosolubles). Entre algunos ejemplos de estas:

  • La vitamina A: que contribuye a la regulación del sistema inmune, favoreciendo la proliferación de los glóbulos blancos, y a la regulación del crecimiento y desarrollo de las células  del cuerpo. La mayoría de las formas activas son el retinol, la retina y el ácido retinoico.
  • Las vitaminas del complejo B:  compuesta por 8 esenciales: tiamina (B1), riboflavina (B2), niacina (B3), ácido pantoténico (B5), piridoxina (B6), biotina (B7), ácido fólico (B9). ) y cobalamina (B12). Entre sus funciones está ayudar con el crecimiento y desarrollo del cuerpo y los niveles de energía.
  • La vitamina C, o ácido ascórbico, tiene una variedad de funciones en nuestro cuerpo, desde ayudarnos a absorber el hierro hasta ayudar a combatir los efectos de los radicales libres.

Las investigaciones indican que las vitaminas que se obtienen de la dieta son mejores que las que las que se consiguen de manera artificial 

Mientras que los suplementos tienden a funcionar de forma aislada, las vitaminas y minerales de los alimentos se ven influenciados por otros componentes de los alimentos (como los fitoquímicos), no solo se tiene en cuenta el "ingrediente activo" en sí. 

Aunque de nuevo hay una excepción a esto. La forma sintética del ácido fólico (un tipo de vitamina B), el folato, parece ser mejor absorbido por el cuerpo que el proveniente de fuentes alimenticias.

A pesar de todo ello, es frecuente que la gente recurra a suplementos vitamínicos sin recomendación  médica prevía, como parte de una vida más saludable.  Más allá de lo ya explicarlo, la investigación sugiere que esto es más bien lo contrario.

Un exceso de vitaminas puede conllevar serios riesgos para la salud

mujer tomando pastilla, suplementos
Getty Images

Si bien las vitaminas son importantes para la salud, estas pueden obtenerse fácilmente en los escasos niveles que se necesitan con una dieta equilibrada, como se ha remarcado.

Por lo que, salvo que un médico haya diagnosticado una deficiencia de una vitamina en concreto,  es poco probable que necesites tomar suplementos diarios durante períodos prolongados.

Es más, la suplementación sin prescripción puede llevar a alcanzar niveles que nunca se lograrían con una dieta saludable. Con los riesgos que esto puede conllevar.

"No es aconsejable tomar dosis excesivas de ningún nutriente, sea el que sea. Atención a las dosis de vitaminas liposolubles (A, D, E K ), pues estas en dosis excesivas pueden ser tóxicas para nuestro cuerpo", advirtió previamente la nutricionista Magda Carlas.

Cómo leer las etiquetas de los suplementos alimenticios para garantizar un consumo seguro, según dos expertas en nutrición

Grandes dosis de vitamina A en el embarazo puede causar malformaciones en el futuro bebé y en personas fumadoras se relaciona con mayor riesgo de cáncer de pulmón.

Aunque de menor gravedad, tomar demasiada vitamina C al día puede causar efectos gastrointestinales como náuseas y dolor abdominal. 

Las vitaminas y los suplementos minerales a esos niveles también pueden interferir con los medicamentos.

Por lo que tomar un suplemento de vitaminas no es una solución eficaz para lograr curar una afección o conseguir un estado de salud más óptimo. La única manera de estar sano y tener todo lo que tu cuerpo necesita es comiendo mejor.

Otros artículos interesantes:

La vitamina C puede ayudarte a superar un resfriado, pero no hará nada por prevenirlo

Cuáles son las vitaminas que debes tomar y cuáles son las menos recomendables, según la ciencia

10 signos que te indican que tu cuerpo necesita vitaminas

Te recomendamos

Y además