Pasar al contenido principal

Matemáticamente la edad perfecta para casarte son los 26 años y esta es la explicación

Matrimonio muy cariñoso
A and N photography/Shutterstock

Si tienes poco más de 20 años y formas parte de ese grupo de personas que están interesadas en casarse algún día, deberías de conocer la regla del 37%.

Según el libro Algoritmos para la vida cotidiana: La ciencia de la informática aplicada a las decisiones humanas, escrito por el periodista Brian Christian y el científico cognitivo Tom Griffiths, esa regla podría ayudarte a ahorrar tiempo buscando pareja. Toma nota.

La regla del 37% básicamente dice que cuando necesitamos tomar una decisión importante en un tiempo limitado, ya sea en la selección de los candidatos para un trabajo, el alquiler o compra de un piso, o el matrimonio, el momento justo para hacerlo es tras analizar el 37% de todas las posibilidades.

En ese punto clave del proceso de análisis habremos reunido suficiente información para tomar una decisión fundamentada, pero no habremos perdido demasiado tiempo buscando más opciones de las necesarias. En la justa medida del 37% habremos maximizado nuestras posibilidades de seleccionar la mejor opción de entre todas las posibles.

Otro experimento que refuerza esta teoría es el llamado Problema del Secretario, un experimento mental desarrollado por matemáticos, no informáticos, en la década de 1960.

La cuestión se da en el hipotético caso de que tuvieras sólo una oportunidad para contratar a un secretario. Si lo rechazas, después no podrás volver atrás y contratarlo (porque ya podría haber encontrado otro trabajo). La cuestión es: ¿cuántos candidatos deberías entrevistar para asegurarte de que es la mejor opción posible?

Según explican los autores, si se entrevista a tres candidatos la mejor opción es tomar una decisión basada en la fortaleza del segundo candidato. Si él es mejor que el primero, lo contratas. Si no lo es, esperas. Si tenemos cinco solicitantes, debemos esperar hasta el tercero para comenzar a hacer la selección.

Aplicando la misma regla, si estamos buscando el amor entre los 18 y los 40 años, la edad óptima para comenzar a considerar seriamente a nuestra pareja es justo después de cumplir 26 años (el 37% de ese periodo de tiempo). Antes de eso, probablemente hayas perdido opciones interesantes, pero después de esta edad, las mejores opciones podrían no estar disponibles, lo que disminuiría las posibilidades de encontrar la pareja ideal.

Leer más: Cómo evitar perderlo todo en un divorcio, en 5 pasos

En la jerga matemática, la búsqueda de la pareja ideal se conoce como un "problema de la parada óptima". Ante más de 1.000 posibilidades, explican Christian y Griffiths, la parada óptima estaría en el 36.81% de recorrido. Cuanto mayor sea la cantidad de opciones, más cerca del 37% nos encontraremos.

La investigación sobre matrimonios duraderos parece apoyar la teoría de que la mejor edad para casarse se encuentra en los 26 años.

En julio del pasado año, el sociólogo de la Universidad de Utah Nicholas H. Wolfinger descubrió que las mejores edades para casarse y disminuir así el riesgo de posibles divorcios estaba entre los 28 y 32 años. Los 28 años supondrían el 45%, pero las parejas suelen decidir que se van a casar tardan uno o dos años en llevarlo a cabo. El análisis de Wolfinger también reveló que las posibilidades de ruptura de las parejas aumenta en un 5% por cada año que sobrepasa los 32.

Eso sí, la regla del 37% no es perfecta. Dado que se basa en la lógica matemática, asume que la gente de 26 años sabe perfectamente el tipo de pareja que quiere, sin necesidad de conocer otros candidatos, y no tiene en cuenta que la búsqueda de nuestra pareja ideal no tiene por qué limitarse a la horquilla de entre los 18 y los 40 años.

La regla del 37% nos dice los 26 años es la edad en la que nuestras decisiones sobre la búsqueda del amor son más sólidas: es el punto en el que podemos dejar de buscar y dar pasos seguros hacia el matrimonio.

 

Te puede interesar