Pasar al contenido principal

Cuál es la postura para dormir mejor y evitar dolores de espalda

Mujer dormida en la cama
Bambu Productions/GettyImages

Para disfrutar de una vida saludable debemos de cuidar nuestro descanso. Esta una frases más repetidas por expertos de todo el mundo en entrevistas, reuniones y en general, cualquier declaración que responda a la calidad del sueño de las personas. Sin embargo, sigue habiendo un gran desconocimiento acerca de los factores que influyen en lo que los expertos llaman "un buen descanso".

La calidad del descanso y del sueño no sólo depende de la duración de este, también influyen otros factores como; el estrés, la comida y bebida que ingerimos antes de acostarnos y, sobre todo, la posición del cuerpo a la hora de dormir.

Una vez tenemos claro que dormir entre 7 y 9 horas al día es lo recomendado para todos aquellos con edades comprendidas ente los 18 y 64 años, y 7 y 8 para los mayores de 65, debemos de prestar atención a la posición del cuerpo durante el descanso.

Según varios estudios, ciertas posiciones incorrectas, como dormir boca abajo, pueden producir dolores y problemas de espalda, dificultan la respiración y al fin y al cabo, restan en la calidad del sueño. De todas las variantes posibles, hay una postura que, según los expertos, parece ser la más recomendada; decúbito lateral sobre el lado izquierdo del cuerpo.

De los beneficios estudiados, estos son los cinco que más se suelen destacar.

Previene la demencia

Persona mayor dependiente
Pixabay

Durante el sueño, el sistema glinfático se encarga de limpiar ciertos desechos presentes en el sistema nervioso, como los depósitos de beta-amiloides. 

Según explica Maiken Nedergaard, neurocientífica en la University of Rochester Medical Center - URMC, "dormimos para limpiar el cerebro; dormir parece ser el resultado de la liquidación activa de los subproductos de la actividad neuronal que se acumulan durante la vigilia".

Así lo corrobora un estudio publicado en el Journal of Neuroscience, donde además señalan que concretamente dormir sobre el costado izquierdo facilita la eliminación de  los residuos en el cerebro de modo más eficiente.

Aquellas personas que poseen importantes trastornos del sueño, como la apnea obstructiva, ven continuamente interrumpido este proceso de limpieza. La purga de las toxinas es además más intensa en las etapas de sueño profundo, algo que dichos enfermos no llegan a veces a alcanzar.

Facilita la digestión

Lado izquierdo
Youtube

En la parte izquierda de nuestro cuerpo es donde tenemos el estómago y el páncreas, los dos órganos más importantes durante el proceso de la digestión.

Según los expertos dormir sobre el lado izquierdo permite a que los residuos del aparato digestivo se desplacen con más facilidad y de forma paulatina desde el intestino grueso hacia el colón, y no de un sólo golpe, como sería si nos acostásemos sobre el costado derecho. 

Tendidos sobre el lado izquierdo canalizaremos mejor los jugos gástricos, favoreciendo además que las enzimas pancreáticas sean más fácilmente secretadas. 

La comida es impulsada a desplazarse de forma natural por medio del estómago y las enzimas pancreáticas son secretadas de forma paulatina y no de un solo golpe, lo cual pasa si es que te recuestas del lado derecho.

Además, estudios científicos sostienen  que dormir sobre el lado derecho puede agravar los problemas de acidez.

Por el bienestar de tu corazón

Cuerpo por dentro
Pixabay

Más del 80% del corazón se encuentra en el lado izquierdo del cuerpo. Por ello al dormir sobre el flanco izquierdo favorecemos el trabajo del sistema linfático, que tiene más facilidades en esta postura para drenarlo.

La aorta que es la arteria más importante del cuerpo, sale de la parte alta del corazón haciendo una forma arqueada hacia el lado izquierdo para llegar hasta el abdomen. Si dormimos de este lado, de la parte izquierda, nuestro corazón bombeará de un modo más sencillo y óptimo la sangre impulsándola más fácilmente.

Dormir del lado izquierdo también facilita que los intestinos se alejen de la vena cava que transporta la sangre de regreso al corazón.

Notablemente la vena cava descansa en el lado derecho de la espina, por eso cuando te recuestas del lado izquierdo las vísceras se alejan de la vena cava. De nuevo la gravedad hace el trabajo del corazón más simple.

Lo mejor para las embarazadas

Tripa de una embarazada
Pixabay

Dormir en el embarazo puede ser complicado. Después del quinto mes, el cuerpo de la mujer ha comenzado a cambiar bastante y la espalda notará ciertos problemas.

Dormir boca arriba, además de problemas de respiración, podría ejercer una presión adicional sobre la aorta y la vena cava inferior. Los vasos sanguíneos que llevan la sangre de vuelta a su corazón desde las piernas y los pies se encuentran detrás del abdomen por lo que se ralentizaría la circulación sanguínea. 

Dormir boca abajo tampoco es una gran idea. Acostarse boca abajo hace que el estómago presione el útero en expansión. Otro problema puede estar en la presión sobre los pechos.

Por lo tanto, dormir de lado (izquierdo) es más seguro para las madres y los bebés. Las madres se sentirán más cómodas a medida que su abdomen crece. Se respira mejor, ya que por su condición, los pulmones quedan menos comprimidos. También el hígado está menos presionado por el útero y por lo tanto el flujo sanguíneo fluirá mucho mejor.

Puede reducir la probabilidad de sufrir dolor de espalda y cuello

Posición fetal
Pixabay

Dormir de lado es recomendable si quieres evitar tener dolores en  cuello y espalda. En este sentido, no importa tanto si es sobre el lado derecho o izquierdo.

Muchos expertos recomiendan la posición fetal ya que de esta manera, con la cabeza ligeramente hacia adelante, la espalda ligeramente curvada y una o ambas rodillas hacia el pecho, se elimina la presión de la columna vertebral y permite que los órganos se extiendan al descansar.

Esta posición también permite una respiración fácil, por lo que el cuerpo obtiene suficiente oxígeno durante toda la noche. Si se combina con una almohada firme debajo de la cabeza o el cuello le quitaremos peso a los hombros. Una almohada plana entre las rodillas puede ayudar también a mantener la espalda en buena alineación.

 

Te puede interesar

Lo más popular