El equipo de expertos de la OMS enviado a China certifica el origen animal del coronavirus, que podría haber circulado en otros lugares antes del brote de Wuhan

Personal de seguridad vigila durante la visita de los miembros del equipo de la OMS encargado de investigar los orígenes del  coronavirus en Wuhan

REUTERS/Thomas Peter

  • Un grupo de expertos internacionales organizados por la OMS viajó a Wuhan el pasado 14 de enero para tratar de encontrar respuestas sobre cómo el virus SARS-CoV-2 pudo expandirse de manera global. 
  • El coronavirus podría haber estado circulando en otros lugares antes del descubrimiento de Wuhan, explican los miembros de la expedición. 
  • Descubre más historias en Business Insider España.

El pasado 14 de enero, un grupo de expertos internacionales organizados por la OMS aterrizó en Wuhan, lugar donde comenzó la pandemia del coronavirus, para tratar de dar una respuesta al origen del coronavirus

Ahora, tras varias semanas de investigación, este grupo de expertos ya tiene algunas respuestas sobre cómo el virus SARS-CoV-2 pudo expandirse de manera global, un dato que podría causar un punto de inflexión en la pandemia. 

"China y la OMS han trabajado en conjunto para tratar de dar respuestas al origen del coronavirus", apunta Mi Feng, ministro chino de la Salud antes de dar paso a los expertos del grupo de la Organización Mundial de la Salud. 

"Tanto el país como la Organización Mundial de la Salud han realizado una investigación sistemática y completa sobre los orígenes del COVID-19", explica Feng. 

Liang Wannian, experto de la Comisión de Salud de China, ha sido el primero en ofrecer algunas respuestas sobre lo que ha logrado el equipo organizado por la OMS. 

Estos 12 errores que probablemente cometas a diario son peores que no llevar mascarilla

El profesor Liang ha dejado claro que la investigación debe centrarse en cómo el virus circula en los animales antes de poder infectar a los humanos. Además, ha explicado que un virus capaz de provocar una pandemia de estas características debe adaptarse al contacto humano

Durante la rueda de prensa, el experto del equipo de la OMS ha explicado que el Sars-CoV-2 "puede haber tenido su origen por transmisión zoonótica, pero aún no se ha identificado un huésped animal".

Explica también que los murciélagos y los pangolines son candidatos potenciales para la transmisión, pero que "las muestras de coronavirus encontradas en esas especies no son idénticas a Sars-CoV-2". 

Además, también sugiere que la alta susceptibilidad de los visones y los gatos al virus podría apuntar a que "puede haber otros animales que sirvan como reservorios", pero de momento "la investigación es insuficiente". 

"Lo que está claro es que podría haber habido una circulación no informada de coronavirus en otras regiones antes de Wuhan", informa Liang. "La circulación temprana de Sars-CoV-2 de estudios no publicados precedió a la detección inicial de casos por varias semanas", sentencia. 

Liang también deja claro que "no había una circulación sustancial de COVID-19 en Wuhan antes del brote de finales de 2019". La investigación también ha demostrado que no hay indicios de la propagación de Sars-CoV-2 en la población antes de diciembre de 2019 y "no hay pruebas suficientes para determinar si se había propagado antes de esa fecha". 

En cuanto al punto de origen de la pandemia, el experto tiene claro que el mercado de Wuhan fue uno de los lugares donde estalló la pandemia, pero la investigación apunta a que "la transmisión se estaba produciendo en otras partes de Wuhan al mismo tiempo".

Por ese motivo, todavía no pueden determinar cómo se introdujo el Sars-CoV-2 en el mercado de Wuhan. "De momento el muestreo de las cuevas de murciélagos y de otros sitios de animales hasta la fecha no ha logrado identificar la presencia del virus que causa el COVID-19", finaliza Liang. 

El cambio climático puede haber jugado un papel importante en la aparición del coronavirus

Ben Embarek, doctor experto en seguridad alimentaria y en zoonosis de la OMS que ha liderado el equipo de investigación ha dejado claro que el enfoque principal del estudio era ofrecer respuestas sobre si el COVID-19 tenía "una historia previa" y estaba circulando antes de diciembre de 2019.

A este respecto, Embarek ha explicado que el equipo no ha encontrado grandes brotes que pudiesen estar relacionados con el COVID-19 antes de diciembre de 2019 en Wuhan o en otro lugar. "Esta investigación ha descubierto nueva información, pero no ha cambiado drásticamente la imagen del brote de COVID-19", apunta el experto. 

Eso sí, la investigación sigue apuntando a que el origen se encuentra en un reservorio natural de murciélagos, "pero es poco probable que estuvieran en Wuhan", afirma. De momento no es posible identificar el reservorio animal intermediario para el coronavirus y la búsqueda de cómo se introdujo en Wuhan "todavía es una investigación en curso", sentencia. 

En cuanto a las teorías, Embarek cree que lo más probable es que el COVID-19 se transmitiese "por un cruce en humanos de una especie intermedia". El experto tampoco descarta "que fuese a través del comercio de productos congelados".

Por último, deja claro que fuese culpa del laboratorio por una posible fuga "es extremadamente poco probable"

Para ayudar a la investigación, Embarek también recomienda el análisis de nuevos materiales, incluidas muestras de bancos de sangre, que podrían ayudar a identificar casos anteriores en China. 

Una investigación muy larga que probablemente tomará años antes de dilucidar completamente el origen del COVID-19.

Como líder del grupo, se encuentra Ben Embarek ya declaró en su momento que "podría ser una investigación muy larga hasta que podamos explicar lo que pasó aquí" y más todavía después de todas las complicaciones que tuvo el equipo para llegar a China

También forma parte del equipo Fabian Leendertz, especialista en zoonosis del Instituto Robert Koch (Alemania), que dejó claro que el objetivo de la misión era "guiar y aportar transparencia".

Otro miembro de la expedición, Peter Daszak, experto zoólogo, ya apuntó hace una semana en Reuters que el objetivo prioritario era tratar de "identificar los próximos pasos para llenar los vacíos" y que se tratasen de "controlar las expectativas sobre la misión". 

También habló hace unos días Dominic Dwyer, el experto en enfermedades infecciosas de la expedición, que ya anunció que a pesar de encontrar respuestas, probablemente tomará años comprender completamente los orígenes del COVID-19. Además, advirtió de que era prácticamente imposible que el equipo encontrara al paciente cero. 

El equipo aterrizó en Wuhan el pasado 14 de enero y, tras dos semanas de cuarentena, visitó algunos lugares clave del origen de la pandemia como el mercado de mariscos de Wuhan, así como el Instituto de Virología de Wuhan, que ha estado involucrado en el coronavirus.

Una agenda muy apretada con todas las medidas de seguridad posibles.

A lo largo de estas dos semanas de expedición, el equipo ha tenido una agenda bastante apretada. 

En primer lugar, tuvieron una reunión con los colegas médicos residentes en China con todas las medidas de seguridad posibles. 

Más tarde, estuvieron en el Hospital Provincial de Medicina Integrada China y Occidental de Hubei, donde el médico Zhan Jixian, informó por primera vez de casos que por aquel entonces se conocían como "neumonía de origen desconocido"

Aquí, el equipo solicitó "datos subyacentes detallados" y planeó hablar con los primeros pacientes de COVID-19, así como con los primeros respondedores. 

La investigación no ha sido del agrado del Gobierno chino, que ha intentado sugerir que el virus se originó en otro lugar, a pesar de que el primer caso confirmado fue en Wuhan el 31 de diciembre. 

Sin embargo, existen algunas evidencias que sugieren que el coronavirus pudo haber estado circulando por China y algunos países europeos meses antes. "El rastreo del origen del virus probablemente involucrará a varios países y localidades", explicó el mes pasado Zhao Lijian, portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores.

LEER TAMBIÉN: "Tratar de comerme una manzana es como si me estuviera comiendo un rotulador o una pegatina": así encaran las personas que han perdido el gusto por el COVID el reto de comer cada día

LEER TAMBIÉN: Un hospital asturiano consigue crear un sistema PCR que permite detectar las cepas de coronavirus en una hora

LEER TAMBIÉN: 10 dudas resueltas sobre los vacunados contra el COVID-19: ¿se contagian? ¿pueden propagar el virus? ¿y reinfectarse?

VER AHORA: Las claves del fenómeno Spotify en la otra gran guerra del streaming y por qué su futuro va mucho más allá de la música