Pasar al contenido principal

El porcentaje de personas inmunes al COVID-19 necesario para evitar la propagación del virus podría ser más bajo de lo que se estimaba, según los científicos

Coronavirus.
Reuters

  • La inmunidad colectiva al COVID-19 podría conseguirse con un menor número de personas infectadas de lo estimado previamente.

  • Gracias a un modelo simple que clasifica a las personas en grupos que reflejan la edad y el nivel de actividad social se descubrió que el nivel de inmunidad del rebaño es del 43%.

  • Descubre más historias en Business Insider España.

La inmunidad colectiva al COVID-19 podría conseguirse con un menor número de personas infectadas de lo estimado previamente, según una investigación publicada en Science.

Durante el estudio, matemáticos de la Universidad de Nottingham, Reino Unido, y de la Universidad de Estocolmo, Suecia, idearon un modelo simple que clasifica a las personas en grupos que reflejan la edad y el nivel de actividad social.

Al incorporar las diferencias de edad y de actividad social en el modelo, el nivel de inmunidad del rebaño se redujo del 60% al 43%.

No obstante, según la investigación, la cifra del 43% debe interpretarse como una ilustración más que como un valor exacto.

Cuando un número de personas en una comunidad se vuelven inmunes a una enfermedad infecciosa —evitando su propagación— ocurre entonces la inmunidad de rebaño. 

Leer más: Puede que no haya inmunidad contra el COVID-19, según un nuevo estudio

Así, puede darse cuando las personas contraen la enfermedad y desarrollan una inmunidad natural o también cuando reciben una vacuna.

Entonces, según el mismo medio, cuando un gran porcentaje de la población se hace inmune a la enfermedad, la propagación se ralentiza o se detiene y la cadena de transmisión se rompe.

Pero gracias a la nueva investigación, puede adoptarse un nuevo enfoque matemático para estimar la cifra de inmunidad del rebaño para una población a una enfermedad infecciosa como puede ser el COVID-19.

En el momento en el que un determinado número de personas se haga inmune al COVID-19 podrán levantarse todas las medidas preventivas, incluyendo el distanciamiento social.

Llegado ese momento, se habrá conseguido la inmunidad del rebaño y la posibilidad de propagación habrá disminuido considerablemente hasta incluso llegar a detenerse por completo. 

En el caso del COVID-19 se había dado a conocer que el porcentaje necesario de personas inmunes para frenar el contagio era de un 60%, una cifra derivada de la fracción de la población que debe ser vacunada —antes de una epidemia— para prevenir un brote grande.

Leer más: En qué punto están los 17 tratamientos principales contra el coronavirus que se están probando en humanos

Sin embargo, la cifra del 60% se reduce si la propagación de la enfermedad está dándose en una población compuesta por muchos comportamientos diferentes.

"Al tomar este nuevo enfoque matemático para estimar el nivel de inmunidad del rebaño, encontramos que podría reducirse potencialmente al 43% y que esta reducción se debe principalmente al nivel de actividad más que a la estructura de la edad. Los individuos más activos socialmente son entonces más propensos a infectarse que los menos activos socialmente, y también son más propensos a infectar a las personas si se contagian. En consecuencia, el nivel de inmunidad del rebaño es menor cuando la inmunidad es causada por la propagación de la enfermedad que cuando la inmunidad proviene de la vacunación", ha explicado el profesor Frank Ball de la Universidad de Nottingham. 

"Nuestros hallazgos tienen consecuencias potenciales para la actual pandemia de COVID-19 y la liberación del confinamiento, y sugiere que la variación individual (por ejemplo, en el nivel de actividad) es una característica importante para incluir en los modelos que guían las políticas", ha concluido Ball.

Y además