¿Cuál es el Salario mínimo en Europa en 2022? Este gráfico muestra cuánto se cobra en cada país

Un camarero de la chocolatería San Ginés de Madrid

REUTERS/Susana Vera

  • Los españoles cobran casi 500 euros menos que con el SMI francés, aunque 300 euros más que los portugueses. Es el octavo SMI más alto de la UE.
  • España es el tercer país europeo donde más ha subido el SMI desde la crisis financiera de 2012.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Sólo una frontera separa España y Francia, pero los trabajadores españoles cobran casi 500 euros menos que con el Salario Mínimo francés, aunque 300 euros más que si trabajaran en Portugal. 

El SMI español es, de hecho, el octavo más alto de la Unión Europea. No es ni mucho, ni poco, significa que España está más o menos en la media. En poder adquisitivo, de hecho, España ocupa el mismo octavo lugar.

Hay 2.000 euros de diferencia entre el salario mínimo más alto de Europa y el más bajo en enero de 2022, según los últimos datos de Eurostat.

,

Luxemburgo es el país europeo con el salario mínimo más elevado: 2.257 euros al mes, frente a los 1.125 euros de España (divididos en 12 pagas, pero en 14 pagas son 965 euros). Albania, en cambio, es el país con el SMI más bajo: 248 euros.

¿Es buena idea subir los salarios para aguantar una inflación desbocada?

España, el tercer país donde más ha subido el SMI

Volviendo la vista atrás, España es uno de los países europeos donde más ha aumentado el salario mínimo. Entre 2012 y 2022, el SMI ha subido en 378 euros al mes, según Eurostat. 

Este aumento convierte a España en la tercera economía europea donde más ha subido el SMI en términos absolutos, detrás de Lituania y Luxemburgo. En 2012, en plena crisis financiera, los españoles cobraban un SMI de 748 euros al mes, un 33% menos que ahora.

,

Ahora mismo, el SMI está en 965 euros al mes en 14 pagas. Pero el Ejecutivo quiere que en 2023 alcance el 60% del salario medio en España, por lo que podría llegar a los 1.060 euros al mes para entonces. Para ello harían falta dos subidas: una prevista para este año, y otra para 2023.

De hecho, la vicepresidenta y ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, ya ha puesto fecha a la negociación de la próxima subida del SMI. La ministra convocó esta semana a los agentes sociales para negociar este aumento el próximo 7 de febrero, es decir, cuatro días después de que el Congreso vote la nueva reforma laboral. 

El Gobierno todavía no tiene atados los apoyos para aprobar la reforma, por eso quiere acelerar la subida del salario mínimo como estrategia para ganarse el respaldo de partidos como ERC o Bildu, que llevan tiempo reclamándolo.

Otros artículos interesantes:

¿Es buena idea subir los salarios para aguantar una inflación desbocada?

Acuerdo histórico en el ‘delivery’ español: Just Eat pagará a sus ‘riders’ un salario base de 15.200 euros al año, con 30 días de vacaciones y una jornada máxima de 9 horas

La nueva estrategia del Gobierno para aprobar la reforma laboral: Díaz busca una nueva subida del salario mínimo para ganarse el apoyo de ERC

Te recomendamos