Pasar al contenido principal

Las vacaciones ilimitadas pueden ser un sueño hecho realidad para muchos, pero tienen varias desventajas que deberías valorar

Trabajadores reunidos en la oficina
Getty
  • Las vacaciones ilimitadas configuran una nueva tendencia en el mundo laboral.

  • Y, aunque esta política ha aumentado la productividad en varias empresas, claramente no funciona para todos. 

  • Muchos empleados se ven en desventaja al firmar un contrato con este tipo de "beneficios".

  • Descubre más historias en Business Insider España.

Un sueño hecho realidad: vacaciones pagadas sin límite de tiempo. Aunque este tipo de 'beneficios' son poco comunes en las empresas, lo cierto es que pueden parecer mejor de lo que realmente son.

Y es que para muchos son más parecidas a una táctica de marketing que un extra para los empleados. 

Alicia acababa de graduarse y comenzaba su primer trabajo con un contrato en el que le concedían vacaciones ilimitadas. Sin embargo, cada vez que se tomaba el día libre para visitar a su familia, la empresa no los trataba como los días de descanso a los que estamos acostumbrados. 

"Siempre se esperaba que estuviera de guardia y ayudara o que llamara por teléfono cuando fuera necesario", confesó a Fast Company.

Aunque esto no se le comentó a la hora de firmar el contrato, Alicia se sentía atada por ser sus primeros días en el mundo laboral. Además, sus condiciones económicas no eran envidiables y pensó que podría ser algo manejable. 

Las vacaciones ilimitadas siguen siendo poco frecuentes, según datos de la plataforma de trabajo Indeed. Aún así, todo apunta a que es una política que está aumentando entre algunas startups y compañías de tecnología

El informe muestra cómo, desde 2015, el número de puestos de trabajo que ofrecían vacaciones ilimitadas casi se triplicó y son los empleos técnicos los más propensos a ofrecer vacaciones ilimitadas.

Incluso, algunos líderes han afirmado haber visto resultados positivos en sus empresas ofreciendo vacaciones ilimitadas a sus empleados. Por ejemplo, Nathan Christensen, CEO de MammothHR, quien puso en prueba esta política durante un año. 

Christensen contó a Fast Company que sus trabajadores clasificaron las vacaciones ilimitadas dentro de las políticas que más beneficios les otorgaban: "justo detrás del seguro de salud y un plan de ahorros para la jubilación", confesó. 

Leer más: Los CEO están cambiando repentinamente de opinión sobre qué deberían representar sus compañías, y los destinos de estas dos grandes empresas muestran el motivo de ello

De la misma manera, Aron Ain, director ejecutivo de Kronos, mencionó que, a pesar de algunos problemas de crecimiento, la implementación de una política basada en las vacaciones ilimitadas había sido un cambio positivo para su organización. Aseguró que sus empleados ahora tenían más tiempo libre. 

Sin embargo, aunque a primera vista parece un aspecto bastante atractivo a la hora de decantarse por una u otra compañía, pueden generar un problema para los jóvenes más nuevos en la fuerza laboral. Y es que "vacaciones ilimitadas" en realidad es un término equívoco, ya que los empleados a menudo se cogen menos días de vacaciones. Esto se debe a que no tienen un esquema de trabajo que les indique la cantidad de días que pueden o deben tomarse libres. 

Por ejemplo, Estados Unidos tiene un cultura de exceso de trabajo según comenta Denise Rousseau, profesora de comportamiento organizacional y políticas públicas en la Universidad Carnegie Mellon. "Los estadounidenses no siempre se toman todo el tiempo de vacaciones que tienen cuando se les asigna formalmente", menciona a Fast Company.

Rousseau también resaltó que todo funciona mejor en una empresa cuando los empleados entienden lo que su jefe quiere de ellos. 

Cuando tienes vacaciones ilimitadas nadie te está presionando para que te tomes tus días libres. Sin embargo, especialmente en las startups, existe una gran carga de trabajo y escasez de personal, por lo que se hace difícil sentir que puedes tomarte el tiempo libre que realmente te corresponde. 

Y, aunque muchas veces las vacaciones ilimitadas no funcionan por problemas de comunicación entre los empleados y sus superiores, no todas las compañías tienen buenas intenciones a la hora de implementarlas. 

Por eso, es fundamental articular claramente los parámetros de la política. Asimismo, los encargados deben animar a sus empleados a tomar los días de descanso que les corresponden. 

Al final del día, el modelo de vacaciones ilimitadas parece adecuado para una generación de adictos al trabajo que buscan una apariencia de equilibrio y, para que funcione, es necesario que las empresas vean más allá de sus resultados finales.

Y además