Diferencias entre recibir un legado y una herencia: aspectos legales que debes conocer en cada caso

Una pareja preparando su testamento

Getty Images

  • Cuando una persona fallece existen 2 posibilidades: que ceda sus bienes mediante herencia o que se decante por el legado.
  • Esta última figura no es tan conocida, por lo que merece la pena saber las diferencias entre ambas y cómo afecta cada una al beneficiario.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Cuando una persona fallecen existen 2 formas a la hora de ceder sus bienes: que lo haga mediante una herencia, que es lo más habitual, o que se decante por el legado.

Esta última opción es mucho menos conocida que la herencia y suele utilizarse para casos concretos, por ejemplo, cuando el fallecido ha querido dejar un bien a una persona que no es de su familia.

La persona que deja sus bienes por escrito puede usar ambas figuras al mismo tiempo, la una no anula la otra, por lo que algunos bienes preferirá cederlos en herencia y otros en legado.

Un ejemplo claro sería el siguiente: el fallecido reparte sus bienes entre sus hijos de forma equitativa, pero opta por dejar su colección de libros a un amigo o conocido mediante el legado.

Es decir, el legado se suele considerar como una especie de regalo, y puede ser tanto un bien material como una cantidad económica determinada, además de inmuebles, aunque esto es menos común.

Aunque ambas situaciones pueden parecer similares, lo cierto es que existen diferencias de calado entre la herencia y el legado, especialmente desde un punto de vista económico.

A continuación, se detallan las principales diferencias que debes tener en cuenta entre recibir una herencia y un legado.

Diferencias entre legado y herencia

En el portal especializado Abogados y Herencias se recopilan las principales diferencias entre un legado y una herencia. 

Desde el punto de vista económico hay que destacar un aspecto: los herederos responden a las deudas del fallecido, mientras que los legatarios no lo hacen. 

Hay una pequeña excepción: si el legado perjudica a la legítima podría ser eliminado. 

Un aspecto también fundamental es que los legatarios sólo pueden ser designados por voluntad del testador, mientras que los herederos pueden ser también voluntarios o por ley.

Otra diferencia es que los herederos son sucesores a título universal, es decir, reciben la titularidad de todos los bienes del fallecidos, mientras que los legatarios son sucesores a título particular.

Un matiz importante en el que no siempre se cae es que los herederos tienen que aceptar la herencia para recibir los bienes, mientras que el legatario no tiene esta necesidad a ojos de la ley.

En el caso de que los herederos renuncien a su herencia, aquello que hayan rechazado pasará a los herederos legítimos que lo acepten, pero si un legatario rechaza su legado estos bienes pasarán a formar parte de la masa hereditaria en su conjunto.

Por último, hay que señalar un punto común entre ambas figuras: en las 2 modalidades es obligatorio hacer frente al pago del Impuesto de Sucesiones

Otros artículos interesantes:

Los efectos en tu cuerpo de la falta de sueño: embriaguez, alucinaciones e incluso la muerte

De Kobe Bryant a Maradona, Lucía Bosé, Michael Robinson o Sean Connery: las herencias millonarias de 24 famosos que fallecieron en 2020

Un fallo genético en el sistema inmune provoca hasta un 20% de las muertes con COVID-19

Te recomendamos