Estados Unidos ha vetado a las empresas chinas más importantes de reconocimiento facial por violar los derechos humanos en Xinjiang

Reconocimiento facial
Getty
  • Estados Unidos acaba de añadir en su lista negra a tres de las empresas chinas más importantes de reconocimiento facial.
  • El motivo del veto ha sido el mal trato por parte de Pekín hacia las minorías musulmanas de la región de Xinjiang.
  • SenseTime, Megvii y Yitu son algunas de estas entidades de un total de 28.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

En plena guerra comercial entre China y Estados Unidos, la administración Trump ha incluido en su lista negra —o también conocida por 'Entity List'— a tres de las empresas chinas privadas más importantes en cuanto a reconocimiento facial se refiere.

En total han sido 28 compañías las tachadas por parte de EEUU. Algunas de ellas son grandes imperios que han conseguido recaudar millones de euros, como las nuevas SenseTime, Megvii y Yitu que trabajan para el desarrollo tecnológico y comercial del reconocimiento facial.

Hikvision (Hangzhou Hikvision Digital Technology Co Ltd, oficialmente), líder en equipos de vigilancia y cuyo valor alcanza casi los 40.000 millones de euros, destaca también entre las compañías censuradas. Y no son las únicas, otras de las entidades implicadas son iFlytek Co, Yixin Science y Xiamen Meiya.

Leer más: Por qué el reconocimiento facial y los datos biométricos solo deberían usarse en situaciones excepcionales, según los expertos

El motivo del veto ha sido el mal trato hacia las minorías musulmanas en la región de Xinjiang, al noroeste de China. El Departamento de Comercio ha manifestado en un documento que "las entidades se han visto implicadas en la violación de los derechos humanos y abusos en la implementación de la campaña de represión de China, detenciones arbitrarias masivas y vigilancia de alta tecnología contra los uigures, kazajos y otros miembros de grupos minoritarios musulmanes", como ha publicado Reuters.

Las compañías han mostrado su oposición ante la decisión que ha adoptado Trump de prohibir la comercialización de los productos de estas empresas en el país americano. El portavoz de Hikvision se ha excusado de los hechos diciendo que el pasado mes de enero contrataron a un experto en derechos humanos para evitar que sus productos fueran utilizados con ese propósito, según ha publicado Reuters.

LEER TAMBIÉN: Un instituto catalán está usando reconocimiento facial para controlar la asistencia a clase, algo por lo que ha sido multado con 19.000 euros un colegio sueco

LEER TAMBIÉN: Google suspende su investigación tras publicarse que usa a mendigos negros para mejorar su reconocimiento facial

VER AHORA: Javier Gándara, director general de easyJet para el Sur de Europa: “Nuestro gran reto es conseguir que volar vuelva a ser asequible para todos los bolsillos tras la crisis”