Cómo pedir la renta agraria del SEPE: estos son los requisitos y el importe de la ayuda

Trabajadores del campo en España
Reuters

La renta agraria es una prestación que pueden cobrar los trabajadores del campo que están en paro y que no tienen derecho al subsidio por desempleo.

Esta ayuda, cuyo nombre oficial es Renta Agraria del Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE), sólo está disponible en las comunidades autónomas de Andalucía y Extremadura.

Cómo saber si el SEPE te ha aprobado la solicitud de paro: este es el plazo que tiene para responder

Se trata de una prestación dirigida exclusivamente a los profesionales agrarios, y es necesario cumplir una serie de requisitos para obtenerla.

A continuación, se detalla todo lo que debes saber sobre la ayuda del SEPE a los trabajadores del campo: cómo pedirla, qué requisitos debes cumplir y cuál es el importe de la prestación.

Requisitos para pedir el paro agrario

Para tener derecho a este subsidio resulta obligatorio reunir una serie de requisitos.

Esto es lo que pide el SEPE para cobrar la renta agraria, según expone el propio organismo de empleo en su página web:

  • Pertenecer al colectivo de trabajador eventual agrario por cuenta ajena.
  • Estar empadronado y con residencia en alguna localidad de Andalucía o Extremadura un mínimo de 10 años.
  • No haberse beneficiado del subsidio por desempleo agrario en alguno de los 3 años anteriores a la solicitud.
  • Estar inscrito en el Sistema Especial para Trabajadores por Cuenta Ajena Agrarios de la Seguridad Social (SEASS) ininterrumpidamente en los 12 meses anteriores a la solicitud.
  • Haber cotizado en el SEASS en los 12 meses naturales inmediatamente anteriores a la situación de desempleo un mínimo de 35 jornadas reales.
  • No tener rentas de cualquier tipo que en cálculo anual superen la cuantía del salario mínimo interprofesional.
  • Inscribirse como demandante de empleo, mantener dicha inscripción durante todo el período de percepción y suscribir el compromiso de actividad.

Incumplir cualquiera de estas exigencias supone no tener derecho a percibir la ayuda.

Si reúnes todas ellas es momento de saber cómo se solicita el paro agrario.

Cómo se solicita la renta agraria

Lo primero que has de hacer es inscribirte como demandante de empleo. Este trámite se puede llevar a cabo días antes o justo en el momento que quieras hacer la solicitud.

Cómo sellar el paro por el móvil: así debes renovar la demanda de empleo para seguir cobrando el subsidio del SEPE

La gestión se puede hacer a partir de la situación de desempleo. Estas son las vías disponibles:

  • La Sede Electrónica del SEPE.
  • En la oficina de prestaciones (pidiendo cita previa en la Sede Electrónica del SEPE o por teléfono).
  • En cualquier oficina de registro público.
  • Por correo administrativo.

El SEPE tiene 15 días hábiles para responder a tu petición. 

Si has recibido con anterioridad la renta agraria, tendrás que esperar al menos 12 meses para volver a pedirla.

Importe de la prestación

Uno de los aspectos más importantes del paro de los trabajadores del campo es conocer el importe del mismo.

No existe una cuantía fija, sino que el SEPE impone una cantidad que depende del número de jornadas reales que se hayan trabajado:

  • De 35 a 64 jornadas: 463,2 euros al mes.
  • De 65 a 94 jornadas: 492,17 euros al mes.
  • De 95 a 124 jornadas: 526,91 euros al mes.
  • De 125 a 154 jornadas: 555,86 euros al mes.
  • De 155 a 179 jornadas: 584,81 euros al mes.
  • Desde 180 jornadas: 619,55 euros al mes.

En cualquier caso, la renta agraria se sitúa siempre entre los 463,2 y los 619,55 euros al mes.

Para recibir el importe mínimo hay que haber trabajado al menos 35 jornadas, mientras que el máximo de 619 euros mensuales se percibe a partir de las 185 jornadas.

Otros artículos interesantes:

¿La empresa tiene que mantener tu puesto de trabajo y condiciones laborales después de una baja médica?

¿Tienes que hacer la declaración de la renta si estás en paro?

De restauración a psicología: estas son las 31 carreras con más paro de España

Te recomendamos