Cuándo deben vacunarse las personas que ya han pasado el coronavirus, según los médicos

Un profesional sanitario recibe una de las primeras vacunas de Pfizer y BioNTech

Reuters

  • Los doctores dicen que es bueno que las personas que hayan pasado el coronavirus se vacunen, asumiendo que no tengan síntomas o una infección activa.
  • Un comité asesor del los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades en Estados Unidos (CDC) sugiere que los individuos esperen 90 días después de su infección, ya que la reinfección es poco probable durante ese período.
  • Pero para los pacientes con síntomas de coronavirus a largo plazo, no está claro si la vacuna podría agravar una respuesta inflamatoria existente.
  • Por esa razón, los médicos dicen que es mejor que estos individuos esperen.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Los individuos que ya han pasado COVID-19 están al final de la lista de prioridades en los planes de vacunación de los países. En España, donde se han establecido quince grupos en función de quién recibirá la vacunación, las personas seropositivas para el SARS-CoV-2  (es decir, aquellas que tienen anticuerpos), serán las últimas en recibir la vacuna. 

Las nuevas investigaciones sugieren que la inmunidad al virus podría durar desde varios meses hasta varios años, por lo que los funcionarios de Estados Unidos siguen centrados en vacunar a aquellos que podrían enfermarse por primera vez. 

"Queremos vacunar a los pacientes que no han sido infectados con el COVID y que son susceptibles", ha dicho anteriormente a Business Insider Todd Ellerin, director de enfermedades infecciosas de South Shore Health en Massachusetts. "Los pacientes post-COVID no van a ser el primer, segundo, tercero o cuarto nivel de grupos que van a vacunarse".

Aun así, las personas que han tenido infecciones previas no tienen prohibido vacunarse si están en un grupo prioritario, como los trabajadores sanitarios o los internos de residencias. 

Tanto los ensayos clínicos de última etapa de Pfizer como de Moderna sugieren que las vacunas son seguras para las personas con antecedentes de infecciones por coronavirus, y probablemente sean tan eficaces en este grupo como en las personas sanas. 

España podría alcanzar la inmunidad de rebaño en 2021: qué va a pasar mes a mes con las vacunas y cuándo recuperaremos la normalidad

Sin embargo, hay algunas excepciones. Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC, por sus siglas en inglés) recomiendan que las personas con una infección activa esperen hasta que sus síntomas se hayan resuelto y hayan pasado el periodo de aislamiento antes de vacunarse. Esto incluye a las personas que ya han recibido la primera dosis en el régimen de dos dosis de la vacuna. 

"Las recomendaciones para recibir cualquier dosis de la vacuna son no recibirla si uno está francamente enfermo en ese momento", afirma a Business Insider la Dra. Sandra Sulsky, epidemióloga y directora de Ramboll, una empresa consultora de ciencias de la salud mundial.

En diciembre, un comité asesor de los CDC dijo que las personas con acceso a una vacuna pueden esperar 90 días después de su infección inicial para recibir la primera inyección si así lo desean, ya que la reinfección es poco probable durante este período.

"En cuanto a si la vacuna es necesaria para prevenir la reinfección, en general tengo la idea de que no puede hacer daño y que podría ayudar", señala a Business Insider el Dr. Steven Deeks, profesor de medicina de la Universidad de California en San Francisco. "Así que para la población en general que ha tenido un buen comportamiento después de la enfermedad, [si] han pasado tres meses, vacúnate".

Pero para las personas que continúan experimentando síntomas a largo plazo, los CDC aún no han ofrecido una recomendación. Eso se debe a que los investigadores aún no están seguros de qué causa estas dolencias persistentes.

Un año desde la primera muerte por coronavirus: las vacunas dibujan un horizonte de esperanza para frenar una pandemia que ha matado ya a casi 2 millones de personas

Por ahora, los médicos sugieren a estos pacientes que esperen para vacunarse.

Lo que sabemos hasta ahora con los ensayos clínicos 

A person receives the Moderna COVID-19 vaccine at the East Boston Neighborhood Health Center in Boston, Massachusetts, on December 24, 2020. A person receives the Moderna COVID-19 vaccine at the East Boston Neighborhood Health Center in Boston, Massachusetts, on December 24, 2020.
A person receives the Moderna COVID-19 vaccine at the East Boston Neighborhood Health Center in Boston, Massachusetts, on December 24, 2020.

Joseph Prezioso / AFP via Getty Images

Pfizer no examinó a los participantes en busca de pruebas de una infección previa de coronavirus durante su ensayo clínico de última etapa. Así que resultó que el 3% de los participantes ya habían tenido una infección. Los datos indicaron que la vacuna era igual de efectiva en este grupo, pero una revisión de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés), el órgano regulado en Estados Unidos) dijo que no había suficiente evidencia para saber si la vacuna prevenía la reinfección.

En el ensayo de Moderna, el 2,2% de los participantes se habían infectado antes.

"Estos fueron números pequeños, por lo que sus estadísticas no son particularmente robustas y no se puede confiar mucho en ellas", advierte Sulsky.

Aun así, si una persona ya no es sintomática, los médicos dicen que hay poco riesgo de una reacción adversa solo basándose en un historial de infección de coronavirus. 

En cambio, son los enfermos a largo plazo,  es decir, los pacientes con coronavirus cuyos síntomas duran tres semanas o más, los que siguen desconcertando a los médicos. 

"Sería difícil involucrar a un paciente a largo plazo en un estudio [de vacunas] si tiene problemas de salud continuos", explicó anteriormente a Business Insider Natalie Lambert, profesora asociada de medicina en la Universidad de Indiana. "Éticamente, habría grandes problemas para que se vacunaran".

Deeks dice que es probable que de estos pacientes a se vacunen de todos modos, ya sea en ensayos clínicos o como parte de las vacunaciones generales en Estados Unidos. Así que eventualmente, los científicos podrían adquirir suficientes datos para saber si las vacunas son seguras para este grupo.

El CEO de Moderna asegura que su vacuna podría proteger contra el virus durante un par de años

Los enfermos a largo plazo deberían esperar 

Un paciente de coronavirus recuperado es monitorizado por el personal médico del Departamento de Cardiología de Rehabilitación en Génova, Italia, el 23 de julio de 2020.Un paciente de coronavirus recuperado es monitorizado por el personal médico del Departamento de Cardiología de Rehabilitación en Génova, Italia, el 23 de julio de 2020.
Un paciente de coronavirus recuperado es monitorizado por el personal médico del Departamento de Cardiología de Rehabilitación en Génova, Italia, el 23 de julio de 2020.

Marco Di Lauro/Getty Images

La FDA ha dicho que no hay "datos suficientes" para evaluar si las vacunas contra el coronavirus son seguras para las personas con sistemas inmunitarios debilitados. Es posible que los pacientes que mantienen síntomas puedan entrar en esta categoría.

Eso hace que sea difícil para los médicos dar consejos individuales sobre si los pacientes a largo plazo deben vacunarse.

"Ciertamente tendría sentido consultar con su médico de cabecera, pero como nadie sabe qué hacer, no se va a obtener realmente el consejo de un experto informado", reflexiona Deek.

Por el momento, dice, hay dos teorías acerca de por qué algunas personas desarrollan síntomas a largo plazo.

La explicación más plausible, apunta Deeks, es que los síntomas del coronavirus a largo plazo se relacionan con una respuesta inflamatoria iniciada por el virus. En ese caso, añade, la vacuna podría empeorar aún más la respuesta inflamatoria. 

"Es más fácil argumentar que causaría más daño que bien", asegura Deeks. "En ausencia de datos y sin urgencia para obtener una vacuna, esperaría".

La otra idea, señala, es "un argumento teórico de que hay una infección persistente que está causando los síntomas y que si se mejora la respuesta inmunitaria a la infección con una vacuna, se deshará de la infección y mejorará".

Pero la teoría, advierte, "parece altamente improbable".

LEER TAMBIÉN: Isabel Sola, investigadora del CSIC: "Nuestras vacunas son tan competitivas y potentes como las que se están desarrollando a nivel internacional"

LEER TAMBIÉN: Algenex, la biotecnológica española que lleva años desarrollando una nueva forma de hacer vacunas a partir de insectos, podría ser la solución en futuras pandemias

LEER TAMBIÉN: Laura Soucek, la investigadora que se lanzó a emprender para acabar con el cáncer: "Hay muchos tratamientos que aspiran a cronificar el cáncer, pero yo quiero erradicarlo"

VER AHORA: Javier Gándara, director general de easyJet para el Sur de Europa: “Nuestro gran reto es conseguir que volar vuelva a ser asequible para todos los bolsillos tras la crisis”