Pasar al contenido principal

Wall Street ha paralizado este lunes la cotización del S&P 500 y de los futuros: guía para entender cuándo se suspenden los mercados

Un trader observa preocupado la paralización de cotización de S&P 500 en Wall Street
Reuters
Coronavirus

Wall Street tiene medidas de contingencia con el fin de evitar estados de pánico financiero como el que ha sucedido este lunes en la Bolsa de Nueva York con el descalabro como consecuencia de las repercusiones del coronavirus y la guerra del petróleo.

Tal y como explica Jose Luis Cárpatos, director de inversiones de Gloversia Eafi, las medidas que se toman son 4. "En el mercado nocturno se para cuando se baja más del 5% por completo, explica.

Luego cuando llega la apertura de la bolsa si llega al 7% la bajada "se para 15 minutos", añade. Además, con un 13% de descenso se para otros 15 minutos; y si llega al 20% de retroceso se "suspende la sesión", destaca.

Leer más: Los analistas creen que el coronavirus seguirá impactando en los mercados hasta verano: Citi prevé una caída adicional del 12% del S&P500

A su modo de ver son medidas buenas, porque "no se le pueden poner puertas al campo". Asimismo en caso de bajadas muy graves, aunque no esté legislado se "podrían cerrar las bolsas algunos días hasta que se calmen las cosas", analiza.

Por otro lado, como herramienta excepcional que se toman ante situaciones adversas está la prohibición de cierres de cortos, que "se usan a veces, tal y como afirma el experto que, desde su punto de vista, no cree que en este momento haya que añadir "más medidas al igual que no se ponen cuando se sube de manera desmedida".

Mal aspecto en las bolsas

Sobre hasta dónde pueden llegar las pérdidas en los mercados, los expertos no son excesivamente optimistas. Para José Luis Herrera, analista independiente es clave que el S&P no pierda "el 61,8% de retroceso del último impulso", que está sobre los 2.730 puntos.

De igual modo, el analista concreta que es fundamental que el VIX, que mide la volatilidad de los mercados, "baje de los 50 puntos", dado que, de lo contrario, puede "seguir la debilidad".

Una debilidad que para Cárpatos está llegando "para quedarse". Tanto, que considera que el aspecto actual de los índices mundiales es muy similar a los que se observaron con la crisis del 2008.

Y además