Pasar al contenido principal

Cuando el Espanyol y Barça se cedían jugadores contra el Madrid

Plantilla del Real Madrid en el primer Clásico
Plantilla del Real Madrid en el primer Clásico Wikimedia Commons.

A comienzos del Siglo XX, cuando se jugaron los primeros clásicos Madrid vs Barcelona a menudo estos fueron partidos formados por una selección de equipos catalanes y madrileños. Eso sí, hay algo que no ha cambiado desde entonces, mirando las estadísticas del primer encuentro jugado el 13 de mayo de 1902: todos los goles fueron logrados por extranjeros. 

El primer Clásico Madrid Barça de la Historia se celebró a cuenta de la Copa de la Coronación, en la que fueron realmente un combinado de jugadores de la ciudad condal, de la capital de España y de Bilbao los que se enfrentaron. Así, el Espanyol prestó algunos jugadores al Barça.

Al menos eso es lo que dice la página de la Wikipedia que recoge este evento y otras fuentes como la web especializada Goal.com. En aquel primer Clásico, el Barça alineó a al menos dos jugadores (Valdés y Morris) que no eran de su plantilla oficial. En todo caso, el torneo lo acabó ganando el Vizcaya (una selección de jugadores del Athletic y otros clubes de Bilbao).

De las plantillas oficiales de todos los equipos, resulta difícil extraer de dónde venían los cedidos en el primer Madrid Barça: era fútbol amateur y, como pasa con las fichas en las ligas de barrio, alguno de los que saltaron al campo pudo hacerlo en nombre de otro jugador o con una identidad falsa.

El caso es que el Barça ganó al Madrid gracias a los dos goles de Steinberg y al tanto de penalti que consiguió Hans/Joan Gámper, jugador y fundador de la entidad. El del honor para el R. Madrid lo marcó Arthur Johnson, uno de los tres británicos en el campo ese día y que, a la postre, sería el primer manager del Real Madrid y entrenador más longevo de los merengues (10 años) hasta la era de Miguel Muñoz. 

"El imparcial“, "La correspondencia de España“ y "El Liberal“ fueron tres de los medios que acudieron a cubrir el primer Clásico entre el Real Madrid y el FC Barcelona, aunque todavía no fueran esos sus nombres oficiales. Al día siguiente publicaron crónicas de aquel, por entonces, todavía desconocido juego importado de Inglaterra. Puedes leerlas en la página de ABC
 

clásicos Alfonso Albéniz
Alfonso Albéniz jugó el primer clásico con el Barcelona y después militó en el Real Madrid Archivo FC Barcelona. Autor desconocido

Otra historia curiosa de aquel primer partido entre el Madrid y el Barcelona está en la participación de Alfonso Albéniz, gerundense hijo del músico Isaac Albéniz. Diez días después de aquel 13 de mayo, Alfonso se convertiría en el primer jugador que fue del Barça al Real Madrid. En realidad, el Clásico se convertiría en lo que es hoy a partir de 1928 cuando se fundó la Liga Española. 

La rivalidad entre el Barça y el Espanyol no existió hasta los años 20

Por otro lado, es importante remarcar que la rivalidad entre el Barcelona y el Espanyol no fraguó en los primeros años de las entidades. El Real Club Deportivo Espanyol vivió unos primeros años gloriosos y logró muchos más triunfos que el propio Barça. La diferenciación política entre ambos clubes sí es antigua y por lo menos en el caso del fundador del Espanyol, Ángel Rodríguez, arranca en el mismo inicio del club.

clásicos: primer campo del Espanyol,
Can Grassot: el primer campo del Espanyol, con la Sagrada Familia al fondo Wikimedia Commons.

Rodríguez era hijo de Rafael Rodríguez Menéndez, primer presidente de la Sociedad Ginmástica Española, catedrático de la Universidad de Barcelona y uno de quienes más férreamente se opuso al uso del Catalán en las aulas. Sin embargo, con un FC Barcelona fundado por Hans Gamper, inmigrante suizo, junto a una mayoría de extranjeros las relaciones al principio fueron inmejorables.

clásicos: Angel Rodríguez, espanyol
Angel Rodríguez, fue el fundador del Espanyol y jugó en los primeros derbis contra el Barcelona

Sin embargo, la cosa cambiaría radicalmente durante los años 20, cuando los derbis de Barcelona fueron cogiendo temperatura. Hasta que llegó el de "la Xavalla" en un Campeonato de Cataluña de 1924, ambas aficiones arrojaron monedas al campo, se suspendió el partido y hubo agresiones mutuas con heridos. Fue el comienzo de otra rivalidad que va para centenaria. 
 

Te puede interesar

Lo más popular