¿Dónde y cuándo es menos seguro ir sin mascarilla? 2 factores que, según los expertos, pueden servirte de guía para no relajarte antes de tiempo

Personas con y sin mascarillas caminan por una calle española, tras la entrada en vigor de la nueva medida que permite no llevarla en exteriores.
Personas con y sin mascarillas caminan por una calle española, tras la entrada en vigor de la nueva medida que permite no llevarla en exteriores.

Jon Nazca/Reuters

  • La evolución de la situación epidemiológica está llevando a la mascarilla a un segundo plano, a través de la flexibilización de su obligatoriedad. Sin embargo, muchas personas siguen confiando en las mascarillas para ir por la calle en España.
  • Además del resto de medidas vigentes, los expertos destacan 2 circunstancias en las que el uso de las mascarillas sigue siendo una buena idea, incluso para las personas vacunadas, si se quiere contar con una forma más precisa de medir tu riesgo personal.
  • Estas situaciones son el aumento de los casos de coronavirus en tu región o si esta presenta una tasa de vacunación inferior a la media nacional. Varias comunidades en España no cumplen alguna o ninguna de estas condiciones.
  • Descubre más historias en Business Insider España.
Primero en Upday Cintillo

Cuando la pandemia despertó, la mascarilla ya estaba ahí. La historia del coronavirus se cuenta con la mascarilla como protagonista, que ya empezaba a proteger a muchas personas en el mundo antes incluso de que la OMS declarase la pandemia.

Junto al lavado de manos, el cubrebocas ha sido una de las primeras medidas utilizadas por la población mundial y española contra el COVID-19, de forma que con el tiempo se ha convertido en una especie de símbolo de la lucha humana contra el coronavirus. 

De hecho, fue señalada como "una de las armas más poderosas" para "ralentizar y detener la propagación del virus, especialmente cuando se utilizan de forma universal en un entorno comunitario" por los CDC el año pasado, durante los primeros meses de la pandemia.

La evolución de la situación epidemiológica, sin embargo, la está llevando poco a poco a un segundo plano a través de la progresiva flexibilización de su uso obligatorio. En ese aspecto, 2 anuncios han sido sobre todo los que están posibilitando la menor utilización de la mascarilla. 

Por un lado, el mes pasado los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) de Estados Unidos actualizaron sus directrices para permitir que las personas totalmente vacunadas puedan prescindir de las mascarillas en la mayoría de los entornos, tanto exteriores como interiores, con unas pocas excepciones. 

Por otro, en España las mascarillas han dejado de ser obligatorias en las calles —siempre que se respete la distancia de seguridad o se vaya con convivientes, entre otros criterios— a partir de este sábado 26, tras la aprobación del Real Decreto que lo regula.

Sin embargo, no todos han hecho uso de esta novedad normativa (de carácter voluntario): en los primeros días después de su implantación, aún se han podido ver muchas personas con mascarillas puestas por las calles de España.

"Si todavía te sientes vulnerable, si eres alguien que tiene un sistema inmunitario comprometido, si estás en una zona en la que todavía hay una mayor transmisión, entonces lo conservador sería seguir usando una mascarilla en situaciones en las que vas a estar cerca de personas de las que no sabes cuál es su estado de vacunación", apunta Anne Rimoin a Business Insider.

Esta profesora de epidemiología de la Universidad de California, Los Ángeles (EEUU), se refiere a la posibilidad ofrecida por los CDC de EEUU de que las personas inmunizadas puedan quitarse la mascarilla en interiores y exteriores, pero aplica también para el fin de las mascarillas en espacios abiertos en España.

Además de todas las medidas que hay que seguir teniendo en cuenta, los expertos destacan 2 circunstancias en las que el uso de las mascarillas sigue siendo una buena idea, incluso para las personas vacunadas, si se quiere contar con una forma más precisa de medir tu riesgo personal:

Si empiezan a aumentar los casos de coronavirus en tu región

Una circunstancia que hay que tener en cuenta, según los expertos, a la hora de estar más seguros sin mascarilla es si tu comunidad, ciudad o área no tiene un aumento de nuevos casos diarios de coronavirus.

En España, la incidencia acumulada ha pasado en los últimos días de acercarse a 90 casos por cada 100.000 habitantes en las últimas 2 semanas a la última de 134.

"Si tenemos un repunte, vamos a tener que considerar lo que está sucediendo porque tenemos mucha gente vacunada y no deberíamos ver más infecciones" por coronavirus, explica Lisa Lee, epidemióloga de Virginia Tech, en declaraciones a Business Insider

La situación estadounidense es diferente de la española, pero comparte una advertencia que puede aplicarse aquí: si los casos de coronavirus empiezan a aumentar en tu comunidad, es una buena razón para considerar la posibilidad de ponerse una mascarilla, especialmente cuando se está interiores con otras personas.

En los últimos 14 días, las regiones españolas que presentan una incidencia acumulada por encima de la media nacional son Andalucía (166), Cantabria (218) y Cataluña (238).

Además, en los gráficos de evolución compartidos por Sanidad sobre los casos diarios de coronavirus confirmados se observa un aumento reciente en comunidades como Aragón, Asturias, Canarias, Cantabria, ambas Castillas, Cataluña, Extremadura, La Rioja, Madrid, Murcia, Navarra y País Vasco.

De ellas, Aragón, Canarias, Cantabria, Cataluña y Extremadura son algunas de las regiones en las que este incremento parece más pronunciado en las últimas fechas.

Si tu región tiene un ritmo de vacunación por debajo de la media nacional

"Cuando decimos que en Estados Unidos hay casi un 50% de personas totalmente vacunadas ahora, es estupendo, pero eso no significa nada para un lugar concreto. Tenemos que pensar cuidadosamente en nuestra propia situación y en nuestra propia comunidad", advierte Lisa Lee.

Es decir, que si tu comunidad o ciudad presenta un ritmo de vacunación menor al del país, sus residentes podrían considerar seguir usando las mascarillas para estar más protegidos contra el coronavirus a nivel personal.

Extrapolado a España, los datos de Sanidad publicados este jueves 1 hablan de un 54% de la población con al menos una dosis y un 37,9% con la pauta completa respecto al total de la población.

Sin embargo, con relación a la población a vacunar —en la que Sanidad no incluye por ahora a los menores de 12 años— España presenta un 42,7% de personas con la pauta completa.

Por debajo de este umbral se encuentra en torno a la mitad de España (8 comunidades y una ciudad autónoma). En mayor o menor medida, no llegan al ritmo de vacunación de la media nacional Andalucía (41,7%), Baleares (38,5%), Canarias (39,1%), Melilla (41,9%), Cataluña (39,8%), Comunidad Valenciana (40,5%), Madrid (41,1%) y Murcia (40,6%).

Por tanto, en teoría no supondría el mismo riesgo para una persona quitarse la mascarilla en Baleares, con un 38,5% de vacunados mayores de 12 años, que en Galicia (50,3%) o Asturias (51,2%).

Finalmente, además de estas circunstancias, hay que considerar que el riesgo, por mínimo que sea, seguirá existiendo sobre el papel mientras no esté toda la población del país (o incluso mundial) vacunada, especialmente por la amenaza de las variantes del coronavirus, como la Delta.

El objetivo más cercano que se plantean las naciones es llegar a la inmunidad de rebaño, considerada en general en porcentajes entre el 70% y el 90% de la población. En España, el Gobierno prevé que el 70% de los españoles estén vacunados para finales de agosto.

Otros artículos interesantes:

12 cosas que debes seguir haciendo tras el fin de la obligatoriedad de llevar mascarillas en la calle

Nuevas normas de uso de la mascarilla: en qué casos hay que llevarla puesta y en cuáles se puede quitar

La guía de mascarillas definitiva para personas vacunadas y no vacunadas de la agencia sanitaria de EEUU

Te recomendamos