Esta es la antelación con la que tienes que pedir una excedencia en el trabajo

Mujer disfrutando en la playa

La excedencia laboral voluntaria es un derecho de los trabajadores que supone la suspensión temporal del contrato.

De este modo, el profesional puede abandonar su puesto y dedicar el tiempo a otras funciones, como el emprendimiento, el cuidado a un familiar o simplemente el descanso en forma de año sabático.

La principal ventaja de la excedencia es que, terminado dicho período, tendrás prioridad a la hora de reincorporarte a la empresa, aunque no es seguro que vuelvas al mismo puesto de trabajo.

Existen 3 tipos de excedencia:

  • Excedencia voluntaria: puedes solicitarla sin tener que justificar los motivos.
  • Excedencia forzosa: se produce cuando has sido designado para algún cargo público o vas a realizar funciones sindicales de ámbito provincial o superior.
  • Excedencia por cuidado de familiares: la solicitas para cuidar a familiares dependientes de hasta segundo grado o hijos menores de tres años.

Las excedencias duran entre 4 meses y 5 años. Pasado este período, la empresa no está obligada a darte prioridad en la reincorporación. Eso sí, pueden extenderse durante más de 5 años si el convenio colectivo o el de empresa así lo reflejan.

Las 3 claves fundamentales para que un despido sea (relativamente) más fácil para ambas partes

Cualquier persona que tenga al menos un año de antigüedad en la empresa puede solicitar una excedencia voluntaria, aunque no existe un procedimiento concreto para llevar a cabo la solicitud.

En cualquier caso, sí que es necesario tener en cuenta un aspecto: la antelación con la que se debe pedir una excedencia. 

¿Con cuánta antelación se pide una excedencia?

Ni existe una antelación concreta con la que tienes que solicitar la excedencia. El Estatuto de los Trabajadores no estipula un plazo mínimo.

Lo recomendable es solicitarlo con una antelación mínima de 15 días. De este modo, la empresa puede prepararse repartir tus funciones o cubrir el  puesto durante tu ausencia.

El plazo de 15 días suele ser el habitual en estos casos porque es el mismo tiempo con el que se anuncia la intención de dejar una empresa.

Antes de pedir la excedencia consulta tu convenio colectivo. Es posible que indiquen un plazo concreto para estos casos.

Una vez recibida la solicitud, la empresa tiene que responder y aceptar la situación. Normalmente este trámite se realiza por escrito para que quede constancia y no surjan malentendidos.

A partir de este momento, estarás en excedencia y podrás dedicar tu tiempo a lo que estimes oportuno.

Otros artículos interesantes:

9 trabajos donde tienes más probabilidades de sufrir un accidente: industria, albañilería o actividades sanitarias

Cómo conseguir una copia del contrato de trabajo en la página web del SEPE

Consultar prestaciones SEPE: así puedes saber si tu solicitud de paro está aprobada o denegada

Te recomendamos