Un trabajador en ERTE en Málaga cuesta el doble que uno en Álava o Huesca

Un hotel de Magaluf (Mallorca) vacío tras el estado de alarma por el coronavirus.
Un hotel de Magaluf (Mallorca) vacío tras el estado de alarma por el coronavirus.
REUTERS/Enrique Calvo
  • El Estado ha gastado 12.000 millones de euros en sufragar las prestaciones de los ERTE hasta el 2 de noviembre, aunque el coste medio es muy diferente entre unos territorios y otros.
  • El coste de un trabajador en ERTE en Málaga hasta agosto ha sido de 3.120 euros, mientras que en Álava se sitúa en 1.480 euros y en Huesca en 1.489 euros, debido a las diferencias salariales y productivas.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Desde el inicio del estado de alarma por el coronavirus, los Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) han ayudado a contener el impacto económico de la pandemia, aliviando de la mayoría de sus costes salariales a las empresas que habían visto mermados sus ingresos o su actividad desde el mes de marzo y evitando que la caída en facturación derivase en una bancarrota. 

En abril, un mes después de la declaración el estado de alarma, 4 millones de trabajadores estaban bajo ese régimen, mientras que en octubre ese número se había reducido hasta 600.000 empleados con su empleo temporalmente suspendido, lo que implica que 3 de cada 4 afectados por ERTE ya habían recuperado su empleo en 7 meses de vigencia.

De este modo, el Estado ha gastado 12.000 millones de euros hasta el 2 de noviembre en sufragar las prestaciones de los ERTE, según los datos del Ministerio de Trabajo recogidos por El Economista, que desvela que, desglosando estas cifras en cada comunidad autónoma y provincia, se evidencia que el coste por cada trabajador acogido a este régimen es muy diferente entre unos territorios y otros.

Este desglose, sin embargo, se realiza a través de las cifras de Trabajo correspondientes a agosto, que el ministerio presentó ante el Congreso de los Diputados a petición del PP. Según estas cifras, entre marzo y agosto hubo 4,67 millones de altas de prestaciones que supusieron un coste agregado de 9.319 millones de euros, por lo que la media estatal del coste del ERTE por trabajador durante esos 5 meses se sitúa en 1.989 euros.

PIB, desempleo y ERTE: qué comunidades están acusando más el impacto económico del coronavirus

Por comunidades, sólo Canarias, con una media de 2.738 euros por trabajador en ERTE, Baleares, con 2.515 euros, Andalucía, con 2.210 euros, y Cataluña, con 2.105, superan la media nacional, al igual que las 2 ciudades autónomas, con 2.192 euros de media en Melilla y 2.024 euros en Ceuta. En el extremo contrario destacan País Vasco, con una media de 1.520 euros, y La Rioja, con 1.599 euros, ambas en torno a 1.000 euros por debajo de los archipiélagos.

En cambio, las diferencias son más palpables segmentando los datos por provincias. Así, solo 10 de ellas superan la media estatal de coste por ERTE, entre las que destacan las cifras de Málaga, con 3.120 euros, Las Palmas de Gran Canaria, con 2.835 euros, Santa Cruz de Tenerife, con 2.622 euros, Baleares, con 2.515 euros, Salamanca, con 2.154 euros, o Barcelona, con 2.143 euros.

Mientras, los costes promedio más bajos se localizan en Álava, con 1.480 euros, Huesca, con 1.489 euros, Bizkaia, con 1.507 euros, Castellón, con 1.518 euros, Gipuzkoa, con 1.561, Valencia, con 1.571 euros, y Ourense, con 1.580 euros. En todas estas provincias, al igual que en La Rioja y Guadalajara, el coste de un trabajador en ERTE entre marzo y agosto es menos de la mitad que el registrado en Málaga.

En cuanto a los motivos de esta brecha, El Economista alude a las diferencias entre niveles salariales y entre la composición del tejido productivo en unos territorios y otros. Así, el mayor gasto va a parar a provincias en las que el turismo tiene un gran peso en su economía y en las que abundan los bajos salarios, como Málaga o las islas, mientras que las zonas más industrializadas o menos turísticas presentan costes más bajos.

En cuanto al volumen de trabajadores en ERTE hasta agosto, Cataluña es la que presenta una mayor incidencia con 894.031, seguida de la Comunidad de Madrid, con 780.160 y Andalucía con 629.424, aunque estas cifras también reflejan que estas 3 autonomías son también más pobladas del país, al igual que por provincias, donde lidera Madrid, con Barcelona a cierta distancia, con 691.981 trabajadores en ERTE.

LEER TAMBIÉN: El número de trabajadores afectados por ERTE supera los 4 millones, lo que supone casi 1 de cada 3 asalariados

LEER TAMBIÉN: El paro sube en octubre pese a la creación de 114.000 empleos: 6 claves que explican qué está pasando en el mercado laboral

LEER TAMBIÉN: Las provincias que más empleo están recuperando durante la desescalada del coronavirus

VER AHORA: Así es como los científicos intentan crear 'telarañas sintéticas' en el laboratorio mientras investigan sus aplicaciones en la medicina moderna