Pasar al contenido principal

¿Cuánto se pagaba por la luz, el agua y el gas hace diez años?

Dinero en el hogar
Pixabay

Como cada 1 de enero se produce una subida del coste de los servicios básicos. Una tradición más, pero ¿cuánto se pagaba por la luz, el agua y el gas hace diez años? Si echamos la vista atrás y nos remontamos hasta hace una década nos encontramos con que las facturas de estos suministros poco o nada tiene que ver con lo que pagamos hoy en día.

En 2018 sube el precio de Internet, del gas, de los carburantes, del IBI (Impuesto de Bienes Inmuebles) y los peajes de las autopistas. En cambio, baja el precio de las hipotecas; al tiempo que se congela el del transporte y la electricidad; y llegan nuevas ayudas para padres, jóvenes y otras deducciones fiscales. Unos cambios económicos en los que sigue estando muy presente la crisis económica que comenzó hace justo una década.

Corría el año 2008 cuando comenzaba la depresión económica española, que se prolongaría hasta 2014 (según las fechas oficiales proporcionadas por el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero y posteriormente por el de Mariano Rajoy). Sin embargo, en los siguientes años seguimos padeciendo las consecuencias de aquellos malos datos económicos cuyos principales problemas fueron el fin de la burbuja inmobiliaria, la crisis bancaria y un aumento notable del desempleo. Una situación negativa no ha impedido que se produjera un aumento de las facturas de la luz, el agua, el gas, Internet, entre otras.

El año 2017 ha cerrado con un crecimiento del 3,1% y las estimaciones apuntan a que el resultado de 2018 será del 2,3% debido a la crisis de Cataluña. La tímida recuperación económica se deja notar en todas las variables macroeconómicas:  crecimiento, consumo, exportaciones, inversión y precios. Es en este último aspecto donde nos vamos a detener y hacer repaso a la evolución de los precios de la luz, el agua y el gas desde 2008.

Tal como recogen en KaosEnLaRed, el coste de estos tres servicios era del 9% para un sueldo medio, mientras que hoy en día es del 14%. Un aumento que no va de la mano de una subida de los salarios españoles. Al contrario: durante 2018 únicamente se va a incrementar un 4% el Salario Mínimo Interprofesional (SMI) hasta ser de 735,90 euros - un 20% en tres años - y un 0,25% las pensiones - por tercer año consecutivo.

  • El precio del agua ha experimentado una subida de hasta el 76% en los últimos diez años. En 2018 pagaremos 12 euros más por utilizar este servicio. Depende de la ciudad española en la que vivas puedes pagar hasta un 256% más, siendo Murcia, Cádiz, Barcelona y Hueva donde se situán las tarifas más elevadas, de acuerdo con un estudio de FACUA publicado en julio de 2017.
  • El precio del gas es hasta un 48% superior respecto al de hace una década, con una subida adicional que además se espera que sea de entre el 4,9% y el 6,2% de cara a los próximos 12 meses (según la tarifa contratada). En 2005, el gas costaba 37,05 euros al mes y en 2015 esa misma factura ya era de 52,36 euros al mes, según recoge el banco Coinc.
  • El precio de la luz es hasta un 87% más caro que hace diez años. La parte variable de la factura es donde se refleja esta subida, pasando el recibo de ser de 46 euros a 88. Según denunciaba FACUA - Consumidores en Acción en diciembre de 2016, la factura de la luz era un 70% más cara que hace diez años en aquel momento, pasando de los 47,27 euros en 2006 hasta los 80,25 euros diez años más tarde con un consumo mensual de 366 kWh y una potencia de 4,4 kW. Si nos remontamos hasta hace 30 años, el aumento ha sido de un 203% (hasta 2015).

Los economistas alertan que además de la subida de los precios del agua, la luz y el gas en los últimos diez años, en 2018 pueden llegar a estallar dos burbujas que no paran de crecer. Por un lado, encontramos un aumento del precio de los alquileres, de la mano de la proliferación de plataformas como Airbnb; y por otro lado, la subida imparable de las criptomonedas o monedas virtuales, encabezadas por el Bitcoin.

Te puede interesar