España suma, por sí sola, tantos parados de larga duración como Suecia, Dinamarca, Finlandia, Polonia, Portugal, Bélgica y otros 11 países europeos juntos

Un camarero recoge un bar en Sevilla, España.
Un camarero recoge un bar en Sevilla, España.

REUTERS/Jon Nazca

Que en España hay un grave problema de paro no es un secreto para nadie. La propia vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, lo llama "la gran anomalía española": una combinación letal de precariedad, temporalidad y desempleo.

A pesar de la recuperación postcovid y de alcanzar los mejores datos de empleo en 16 años, en España todavía hay 3,1 millones de parados. Y lo que es peor: de esa cifra, casi un millón de personas llevan 2 años o más sin encontrar trabajo.

En palabras de Javier Blasco, director del Adecco Group Institute, España está en una "dramática posición respecto al paro de larga duración".

Al terminar 2021 en España había 912.000 personas que llevan buscando empleo dos años o más. Esto es un tercio del total de parados, y también el 30% de todo el paro de larga duración de la Unión Europea, según el último Monitor Adecco.

Eso significa que de cada tres parados de larga duración en la UE, prácticamente uno es español. Y la creación récord de empleo de los últimos meses no ha amortiguado la situación, porque el número de parados de larga duración ha seguido en aumento: 26.000 más que en 2020, en plena pandemia.

El dato de desempleados en España es incluso mayor que el de otros países con mayor población: Frente a los más de 900.000 en España (con 47,4 millones de habitantes), en Alemania (83,2 millones de habitantes) hay 245.900 parados de larga duración y en Francia (67,3 millones de habitantes) hay 348.900 personas paradas.

La diferencia es tal, que España suma, por sí sola, tantos parados de larga duración 17 países juntos: Suecia, Dinamarca, Finlandia, Polonia, República Checa, Hungría, Holanda, Austria, Rumanía, Portugal, Bélgica, Bulgaria, Grecia, Croacia, Chipre, Letonia y Lituania juntas.

Solo Grecia, Italia y Bulgaria superan a España en número de parados de larga duración, con una proporción del 40,6%, 34,5% y 28,4% del total de desempleados, respectivamente. En la UE, de media, el porcentaje está muy lejos: en el 20,2%.

En qué comunidades cuesta más encontrar trabajo y dónde menos

Un total de 15 autonomías han visto aumentar su proporción de parados de larga duración. Las excepciones han sido Extremadura y Castilla-La Mancha. 

Andalucía es la autonomía con mayor proporción de parados de larga duración (el 31,1%), seguida de Asturias (30,5%). Ambas son las únicas

En cambio, Baleares continúa siendo la comunidad con menor proporción de parados de larga duración, ahora con un 18%. Le siguen La Rioja (20,8%), Aragón (21,4%), Cataluña (22,3%) y la Comunidad de Madrid (23,4%). 

Otros artículos interesantes:

El drama de los 'millennials': 11 gráficos que ilustran la temporalidad y el desempleo de los jóvenes en España

Las huellas de la reforma laboral: 6 gráficos que demuestran que ya se notan sus efectos en el empleo y 3 que lo desmienten

El último embrollo de la reforma laboral que puede atascar los tribunales: Garrigues, Uría y Cuatrecasas alertan de la indemnización por despido en fijos-discontinuos

Te recomendamos