El 'mordisco' de la inflación: cada mes perdemos 67 euros y terminaremos 2022 con 800 euros menos en el bolsillo

mujer comprando pescado
Reuters/MANUEL SILVESTRI

Los españoles terminarán 2022 con 800 euros menos en el bolsillo debido a la subida descontrolada de precios. 

La escalada de la inflación está abriendo un agujero en el bolsillo por donde se escapa el poder adquisitivo: productos básicos como la luz, el combustible o los alimentos están encareciéndose a tasas no vistas en mucho tiempo, pero el poder de compra no ha cambiado.

Mientras que la inflación se disparó un 7,6% en febrero a su tasa más alta desde 1986, los salarios por convenio apenas han subido un 2,2% en el mismo mes.

,,,

"Cada punto adicional de inflación como consecuencia del ascenso de la factura energética supone una pérdida de poder adquisitivo para los hogares de cerca de 7.600 millones de euros", calcula Funcas.

Antes de que estallara la guerra en Ucrania, se esperaba que la inflación terminara 2022 en un 4,6% de promedio anual. Habría que remontarse a principios de los 90 para encontrar un dato similar. Pero con el conflicto, las perspectivas son todavía peores.

"Este es un shock externo que nos empobrece. Tanto los trabajadores como las empresas van a estar peor", corrobora Ángel de la Fuente, director ejecutivo de Fedea. 

Ahora, en el mejor de los casos la economía cerrará el año con una subida media de precios del 5,9%, mientras que si las tensiones continúan, la inflación podría alcanzar el 6,8%, según las estimaciones de Funcas.

Esto supone una diferencia de más de dos puntos respecto al cálculo pre-conflicto, lo que significa que los españoles perderán este año más de 15.200 millones de euros de poder adquisitivo. 

Esta cantidad da una media de 800 euros perdidos por hogar al dividirla entre los 17,8 millones de hogares que hay en España según el INE. Aunque en términos reales, el impacto varía en función de la renta y la cesta de consumo.

O lo que es lo mismo: cada mes de 2022, los españoles perderán 67 euros de poder adquisitivo

La escalada del precio del petróleo y del gas son las principales causas, y se notan tanto en la factura de la luz como en la gasolina, en máximos históricos

Estos son los 8 productos en los que se nota la guerra en Ucrania

El escenario central: pérdida de 800 euros

Ocurrirá si el precio del petróleo continúa a 120 dólares el barril durante el resto del año, y aunque baje algo el precio de la luz.

La inflación alcanzará su máximo en marzo, con una subida del 8,6%, para descender posteriormente hasta un 4,1% en diciembre, explican desde Funcas. Eso dejaría la media anual en un 6,8%, frente al 4,6% previsto antes del conflicto. 

"En estos momentos, el déficit energético del país refleja un desequilibrio de 20.000 millones de euros. Si como vemos en estos momentos se consolida un aumento del 50% en el precio de los combustibles, todo lo demás constante, se añadirían 10.000 millones a la factura con el resto del mundo (o casi un 1% del PIB español)", corrobora Miguel Cardoso, economista jefe para España de BBVA Research.

Si la cosa mejora: pérdida de 400 euros

En un escenario alternativo, en el que se reducen las tensiones en los mercados, los hogares seguirán perdiendo poder adquisitivo, pero el roto será menor.

Si en lugar de seguir aumentando, el precio del petróleo baja a los 80 dólares para finales de año, y también cae la electricidad a niveles comparables a los registrados a principios de año, la tasa media anual de la inflación sería del 5,9%, lo que supone 1,3 puntos porcentuales más que la estimación pre-conflicto, es decir, algo más de 7.600 millones de euros de pérdida (unos 400 euros para cada hogar).

Las rentas bajas sufren 4 veces más

Pero el golpe no duele igual. La actual escalada de la inflación se ceba especialmente con las rentas más bajas, y esto se debe a que los productos que más suben de precio tienen un peso mayor en la cesta de la compra de estos hogares.

Los productos energéticos son los que han disparado la cesa de la compra: la luz subió un 80,5% en febrero, los combustibles un 52,3% y la calefacción un 51,7%. Todos ellos, bienes de primera necesidad de los que los hogares no pueden prescindir.

"El consumo de energía pesa más en familias con rentas bajas, son más vulnerables a este tipo de shocks, y de hecho aquellas con la tarifa regulada son las más sensibles de todas a las fluctuaciones de precios", añade De la Fuente.

Según cálculos de Bank of America, la energía tiene un peso cuatro veces mayor para la renta de las clases bajas que para la parte alta.

"Se están encareciendo mucho los alimentos, la energía... Productos que tienen un peso mayor en la cesta de la compra de personas con rentas más bajas", confirma María Jesús Fernández, economista senior de Funcas.

Este incremento de la factura no saldrá gratis, comenta Cardoso, y afectará también a las empresas: "Las empresas saben ahora que mientras continúe el conflicto, los precios se mantendrán elevados, por lo que dejarán de absorber el shock a través de una reducción de márgenes y cada vez más pensarán en detener proyectos de inversión o disminuir costes salariales".

Cómo debe ser el pacto de rentas que negocia el Gobierno, según los expertos

Los precios se cuadruplican en Turismo y restauración

Turismo, restauración y ocio serán algunos de los sectores donde más se repercutan estas subidas: "los consumidores perciben una inflación 4 veces por encima de la medida por el INE", apunta un informe de la consultora Simon Kucher & Partners.

Mientras que la inflación en los sectores del ocio, turismo y restauración se midió entre 2 y 11% al final de diciembre 2021 respecto al año anterior, la percepción de los hogares españoles es de que los precios han subido muy por encima, entre un 7 y un 16%.

Radiografía de la productividad de las grandes cadenas hoteleras españolas

"El aumento en el coste de transporte será especialmente negativo para los sectores abiertos a la economía mundial, particularmente la industria y el turismo", coincide Cardoso.

Otros artículos interesantes:

¿Congelar los salarios nos hace más fuertes? Por qué el riesgo de caer en una espiral inflacionista es más bajo en España

Control de precios para combatir una inflación descontrolada: ¿es una buena idea para España?

Elon Musk aconseja poseer "cosas físicas" como casas y acciones cuando la inflación es alta, pero dice que no venderá sus bitcoins, ethers ni dogecoins

Te recomendamos