Cuánto pueden aguantar las sobras de comida en tu nevera y cómo saber que un alimento se ha echado a perder

Mujer guardando comida en táper
Getty Images
  • Consumir las sobras de comida es una manera excelente de evitar el despilfarro alimentario ahorrando además en la cesta de la compra.
  • Pero para poder hacerlo de forma segura es importante saber cuánto tiempo es posible guardar las sobras antes de que se pongan malas.
  • Este periodo depende de factores como el tipo de alimento, la manera en que ha sido cocinado y cómo es conservado.
  • Las sobras deben guardarse en la nevera antes de que transcurran 2 horas tras su preparación, deben almacenarse en recipientes herméticos y ser calentadas muy bien cuando vaya a ser consumidas de nuevo, para eliminar posibles bacterias.
  • Evita cualquier plato de la nevera que muestre alteraciones en su textura o desprenda olores. Por normal general no consumas aquellos que llevan más de cinco días en la nevera.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Aprovechar las sobras de comida tiene muchas ventajas. Es una forma de evitar el desperdicio alimentario, de ganar tiempo al no tener que cocinar de nuevo y de ahorrar un poco en la cesta de la compra.

Pero para hacerlo debes asegurarte de que estos restos de alimentos se conservan correctamente. Comer sobras que llevan demasiado tiempo en la nevera, puede llevarte a ingerir alimentos en mal estado, con los riesgos para la salud que esto conlleva.

Incluso en el congelador los alimentos tienen un tiempo de duración antes de comenzar a perder cierta calidad. Imagina entonces lo que pasa con las lentejas que metiste hace más de una semana en la nevera. Es importante saber que aunque el frío de tu electrodoméstico ralentiza la aparición de bacterias no impide por completo que aparezcan. De ahí la asquerosa pelusa blanca en aquellos platos que dejaste olvidados en tu nevera durante siglos.

Aunque saber si un alimento esta malo o no va más allá de fijarte en si huele mal o tiene moho.

Como remarca un artículo al respecto de la Mayo Clinic, las bacterias en productos contaminados "no suelen cambian el sabor, el olor ni el aspecto de los alimentos", por lo que a veces no es tan evidente saber si estos han comenzado a estropearse. Vamos, que cuando aparece la pelusa es que ya llevan mucho tiempo en mal estado.

Cuánto duran los alimentos en la nevera

Para evitar riesgos lo más adecuado es conocer el tiempo de refrigeración recomendado de los alimentos. Diversos organismos alimentarios y asociaciones ofrecen a los usuarios tablas en las que se recoge esta información. El Consejo Europeo de Información Alimentaria o la OCU son algunos de ellos.

Siguiendo estás directrices, las frutas y verduras se colocan como los alimentos que más tiempo pueden conservarse en la nevera más allá de los 5 días. En el lado opuesto, pescados, mariscos, carne picada o de ave se estropean con facilidad y no deben superar los dos días antes de ser consumidos. 

Otros tipos de carne, como los filetes de ternera o las chuletas de cerdo, pueden aguantar hasta 4 días en el frigorífico. En cuanto a los huevos, según la OCU yemas y claras no deberían superar tampoco los 4 días.

En el caso de las  comidas preparadas se suele decir de manera generalizada que estas no deben superar los 5 días en la nevera.

Leer más: 7 alimentos que no caducan y duran (casi) para siempre

Aunque este tiempo depende en realidad de diversos factores tales como: el tipo de alimentos que contienen, la manera en que han sido cocinadas y cómo son conservadas, según las pautas recomendadas por Guy Crosby, científico de alimentos y profesor adjunto en Harvard T.H. Chan School of Public Health, al medio HuffPost.

Según explicaciones del experto, los alimentos difieren en "los niveles de pH, contenido de humedad y potencialidad para unirse al agua". En función de estas características la comida podrá durar más o menos en la nevera. 

Así los pH más bajos (es decir mayor acidez) suponen un entorno más "inhóspito" para las bacterias, (por ejemplo una salsa de tomate) y por tanto durarán más, fácilmente una semana. Mientras, los pH más altos, como el pescado, facilitan su aparición de ahí que no pasen de los 2 días antes de empezar a deteriorarse. A su vez, los alimentos más ricos en azúcar "retienen el agua y evitan el crecimiento de bacterias y moho".

Cómo conservar las sobras en la nevera para que duren más

Mujer recogiendo frutas de la nevera.
Getty Images

Como permite saber la la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición, entre los 5ºC y los 65ºC, la mayoría de microorganismos potencialmente patógenos crecen rápidamente y se multiplican en muy poco tiempo.

Para evitar que las bacterias alteren los alimentos es crucial entonces impedir que las sobras estén mucho tiempo a temperatura ambiente. Las sobras deben ser refrigeradas en un periodo de entre 1 a 2 horas después de su preparación. Aquellas comidas que hayan permanecido durante mucho tiempo sin frío es mejor no conservar.

A la hora de almacenar las comidas en la nevera, utiliza siempre recipientes herméticos y en los que resulte fácil identificar qué hay en su interior. Es aconsejable además etiquetar los envases con la fecha de refrigeración para poder saber cuánto tiempo llevan en la nevera.

Leer más: 27 alimentos que jamás deberías guardar en la nevera

En cuanto a la temperatura del refrigerador, esta no deberá superar los 5ºC.

Cuando quieras comer una sobras de la nevera, asegúrate de calentarlas muy bien (por encima de los 74ºC) ya que así ayudarás a eliminar la existencia de posibles bacterias. En el caso de cremas, sopas, salsas... llévalas a punto de ebullición para lograr esto.

Y si vas a tardar en consumir los restos de comida lo mejor es congelarlos y así asegurarte de que no se van a estropear.

Cómo saber que un alimento se ha echado a perder

Si la comida desprende olor o tienen una apariencia "descolorida" o alterada es evidente que se encuentra en mal estado y deberías deshacerte de ella.

Carnes o embutidos que muestren una película viscosa no deberían ser consumidos. Igualmente si aparecen zonas con pelusa blanca o coloreadas en tonos verdes, rosados o negros, lo que indica una presencia de moho

Un error muy común es intentar eliminar las partes estropeadas y consumir el resto, ¿quién no lo ha hecho alguna vez con el pan de molde o la lata de paté? Pero esta práctica también entraña riesgos, ya que el moho puede haber intoxicado partes del alimento más allá de lo visible.

Dicho esto, la comida puede haber sido contaminada por alguna bacteria y no mostrar cambios aparentes de sabor, olor o apariencia. Por ello lo recomendables es no consumir nunca cualquier sobra que lleve en la nevera más de una semana, o cuando no recuerdes desde cuando está ahí.

Otros artículos interesantes:

Cuánto dinero deberías ahorrar cada mes si cobras 25.000 euros al año

Por qué puedes ser inmune al coronavirus aunque los anticuerpos desaparezcan

Esta es la clave para que bebiendo agua con limón consigas adelgazar

Te recomendamos

Y además