Pasar al contenido principal

No ir a trabajar debido a la cuarentena por coronavirus se considera baja por enfermedad: la Seguridad Social recupera el protocolo que se activó con la Gripe A para proteger a posibles infectados

mujer farmacia coronavirus
Compra de productos desinfectantes en una farmacia de Milán.

Reuters

  • La Secretaría de Estado de la Seguridad Social y Pensiones ha decretado que los trabajadores en aislamiento preventivo por posible contagio de coronavirus se encontrarán en situación de baja por enfermedad común.
  • Los objetivos son evitar contagios y "garantizar la protección de los trabajadores durante tales periodos de aislamiento".
  • Se ha usado la misma resolución que se activó con la gripe A (H1N1)​ en 2009.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Ante la expansión del coronavirus y los últimos casos detectados en nuestro país, la Secretaría de Estado de la Seguridad Social y Pensiones ha reaccionado con rapidez.

Los trabajadores que sufran aislamiento preventivo debido al posible contagio de coronavirus se encontrarán en un régimen idéntico a la baja por enfermedad común, dispondrán de las mismas prestaciones.

Esta circunstancia solamente se había dado en una ocasión anterior, ante la gripe A (H1N1) que se sufrió en España en los años 2009 y 2010. Solamente en estos dos casos, gripe A y coronavirus, se habrá considerado el periodo de observación como baja laboral.

Leer más: Este dato revelará el momento en el que el coronavirus comenzará a remitir en todo el mundo, pero por ahora es imposible de saber

Al igual que en una baja por enfermedad, las empresas se harán cargo de los gastos a partir del cuarto día sin trabajar y los trámites administrativos serán similares. 

La circular ha sido emitida tras una consulta particular a la Dirección General de la SS. La Seguridad Social aclara que, durante este tiempo, “los trabajadores no están afectados, en sentido estricto, por un accidente o por una enfermedad”, pero “deben estar vigilados y recibir la correspondiente asistencia sanitaria". Y en esta situación, “están impedidos para el trabajo por obvias razones”, por lo que debe tratarse como cualquier otra incapacidad por enfermedad.  

Esta circunstancia se debe a dos motivos: el primero es "garantizar la protección de los trabajadores durante tales periodos de aislamiento", tal como cita Cinco Días a la Dirección General de la Seguridad Social; el otro es evitar una mayor propagación por la presencia de trabajadores enfermos en su puesto laboral ante la imposibilidad de faltar.

Debido a las circunstancias especiales que se sufren por la potencial pandemia del coronavirus, los posibles enfermos “deben estar vigilados y recibir la correspondiente asistencia sanitaria", aspecto que empuja a su obligatorio aislamiento.

Este cambio tiene efecto inmediato y, como en cualquier otra baja laboral, los procesos se realizarán vía Seguridad Social.

Y además