Crean un supercuchillo de madera que corta 3 veces más que uno de acero inoxidable

Cuchillo de madera

Bo Chen

  • Investigadores desarrollan un método más sostenible para fabricar cuchillos afilados:a partir de una madera 23 veces más dura que la convencional.
  • El resultado logra cuchillos hasta 3 veces más afilados que los de acero inoxidable que pueden lavarse y reutilizarse, sustituyendo a los utensilios desechables. 
  • Descubre más historias en Business Insider España.

La ciencia de materiales sigue alumbrando nuevos e interesantes descubrimientos: el último es una madera 23 veces más dura que la convencional para fabricar supercuchillos.

El brillante descubrimiento sienta la base para una forma potencialmente más sostenible de fabricar cuchillos más afilados. La madera endurecida evita forjar materiales como el acero o la cerámica, que requieren temperaturas extremas en el horno y por tanto, tienen una huella de carbono mucho más alta. 

El cuchillo es casi 3 veces más afilado que uno de acero inoxidable

El método, presentado en un artículo en la revista Matter, no solo consigue multiplicar por 23 la dureza de la madera, sino que logra cuchillos 3 veces más afilados que uno de mesa convencional de acero. 

“El cuchillo corta fácilmente un bistec medio bien cocido, con un rendimiento similar al de un cuchillo de mesa”, explica en el comunicado oficial Teng Li, autor principal del estudio y científico de materiales de la Universidad de Maryland. 

Además, el cuchillo de madera endurecida se puede lavar y reutilizar, lo que refuerza su carácter sostenible y lo posiciona como alternativa prometedora a los cubiertos de acero, cerámica y plástico desechables.

Pero la madera endurecida no solo sirve para utensilios: también puede destinarse a la producción de superclavos tan afilados como los de metal, y resistentes a la oxidación. Otra futura aplicación serían los suelos de madera más resistentes a arañazos y desgaste. 

Su método elimina los componentes más débiles de la madera

Madera

Ian Schneider/Unsplash

“Cuando miras los materiales duros que usas en tu vida diaria, ves que muchos de ellos son materiales hechos por el hombre porque los materiales naturales no necesariamente satisfacen lo que necesitamos”, añade Li.

La madera está compuesta por un 40% o 50% de celulosa, mientras que la parte restante es hemicelulosa y lignina, que actúa como aglutinante. 

Dado que la celulosa una relación más alta de resistencia a densidad que la mayoría de los materiales de ingeniería, como la cerámica, los metales y los polímeros, los investigadores buscaron procesar la madera eliminando los componentes más débiles sin destruir el esqueleto de celulosa. 

Para ello siguen dos pasos: en el primero se deslignifica parcialmente la madera. Tras eliminar la lignina, el material pierde rigidez, tornándose más blando y flexible. La segunda parte implica un prensado en caliente aplicando presión y calor a la madera procesada químicamente, de manera que se elimina el agua y se vuelve más denso.

Tras procesarlo y brindarle la forma deseada, la supermadera endurecida se cubre con aceite mineral para prolongar su vida útil. La celulosa tiende a absorber agua, por lo que este recubrimiento conserva el filo del cuchillo durante el uso y también cuando se lava a mano o en el lavavajillas.

El procedimiento elimina significativamente los defectos en la madera natural, tal y como comprobaron los investigadores valiéndose de técnica de microscopía de alta resolución. 

Este proceso de endurecimiento de la madera tiene el potencial de ser más eficiente desde el punto de vista energético y de tener un impacto medioambiental menor que para la fabricación de otros materiales artificiales.

“En nuestra cocina, tenemos muchas piezas de madera que usamos durante mucho tiempo, como una tabla de cortar, palillos o un rodillo”, dice Li. Sus supercuchillos afilados también podrían utilizarse miles de veces con un buen mantenimiento regular. 

Otros artículos interesantes:

Esta es la razón por la que a veces te da un calambrazo al tocar el metal (y cómo puedes evitarlo)

No más árboles talados en la selva tropical: crean una alternativa sintética a las maderas exóticas a partir de residuos de kombucha

Esta camiseta de algas negras absorbe dióxido de carbono de la atmósfera, pero cuesta la friolera de 110 dólares

Te recomendamos

Y además