Pasar al contenido principal

Cuida tus gestos con las manos cuando hables en público

Mujer hablando en público
Pixabay

Acostúmbrate a adoptar estos gestos de lenguaje corporal y notarás que empezarán a confiar más en ti. Controlar tu expresión corporal es clave para tener éxito

Ya sea en una entrevista, una cita o en tu día a día, controlar tu lenguaje corporal es clave si quieres dar una buena impresión. Algunos gestos nos ayudan a transmitir confianza a la otra persona, fomentando mejores vínculos.

Este tipo de gestos de lenguaje corporal son imprescindibles para tener éxito en tu vida profesional y personal. Si conectas con un reclutador hay mayores probabilidades de que te contrate. Puede que detrás de tus gestos nerviosos tengas mucho que ofrecer, pero lo que tu cuerpo diga sobre ti en un primer instante puede condicionar a la otra parte.

No es fácil dominar algunos hábitos de lenguaje corporal. Si estás acostumbrado a comunicarte corporalmente de cierta manera tendrás que esforzarte para cambiarlo. De lo que no hay duda es que el esfuerzo merecerá la pena.

  • Imita a la otra persona: evidentemente no nos referimos a que imites cada movimiento que haga, pero adoptar una postura similar al de la persona que tienes enfrente te ayudará a crear una mejor conexión. Esto es así ya que demostrarás admiración y complicidad con la misma.
  • Un paso decidido y energético: Tu forma de caminar dice mucho de tu actitud. Intenta dar pasos con confianza, nada de arrastrar los pies con la mirada al suelo.
  • Mantén contacto visual: Evitar contacto visual puede generar una falta de confianza. Para algunas personas es difícil mantener contacto visual, ya que les resulta incómodo y antinatural, pero valdrá la pena esforzarse hasta que te acostumbres. Céntrate en mantener tus ojos conectados con los de la otra persona y verás como mejora la comunicación.
  • Manos a la vista: Intenta no cruzar los brazos ni meterlos en tus bolsillos. Es importante tener las manos a la vista ya que de lo contrario parecerá que escondes algo. Además, tus gestos con las manos pueden ayudarte a transmitir un mensaje de manera mucho más convincente.
  • Posición erguida: Nada de hacerte un gurruño en la silla, siéntate recto en todo momento. Si estás recostado parecerá que tienes falta de interés en la conversación y que no te lo estás tomando enserio. Además, refleja una seria falta de confianza en uno mismo; en cambio, una posición erguida transmite confianza, inteligencia y credibilidad.
  • Cuidado al dar la mano: Si no das la mano con decisión parecerás una persona débil. Un apretón de manos debe ser suficientemente intenso como para notar ligeramente los huesos de la otra persona, y sacudir dos o tres veces modera y verticalmente manteniendo la misma presión. Al dar la mano procura mantener contacto visual y sonreír. Eso si, debes prestar atención a las reglas de etiqueta en distintas partes del mundo a la hora de dar un apretón de manos.

Te puede interesar