"Es importante que la cultura de la empresa no guste, porque si es una cultura vainilla atraerá a gente del montón": así organiza Factorial un equipo humano de más de 700 personas

Los cofundadores de Factorial, Bernat Ferrero, CRO, y Jordi Romero, CEO.
Los cofundadores de Factorial, Bernat Ferrero, CRO, y Jordi Romero, CEO.

Factorial

A Jordi Romero, cofundador y director general de Factorial, la organización, la cultura y la agilidad del alineamiento eran los 3 primeros problemas que se le venían a la mente cuando pensaba en los retos a los que tenía que hacer frente la startup después de conseguir la mayor ronda de serie B de España en 2021.

"Crecer horizontalmente y escalar esta organización. Es una locura, porque ayer éramos 253 (personas) y hoy ya no sé cuántos somos", explicitaba en una conversación con Bernat Farrero, también cofundador de Factorial y fundador y CEO del fondo de inversión para startups Itnig.

El software de recursos humanos consiguió el récord tras levantar casi 70 millones de euros. Tan sólo hacía un año de su anterior ronda de 15 millones de euros en medio de la pandemia. 

Ahora, de esas 200 personas que trabajan hasta entonces, Factorial cuenta con un equipo de más de 700 empleados en 9 mercados diferentes

Los autodidactas tienen una ventaja competitiva en la guerra por el talento: "Si te pones a preguntar si tienen título universitario, te lo roba la competencia"

"Queremos hacer las cosas igual que las hacíamos —bien o mal—, pero igual que las hacíamos cuando éramos 10, siendo 1.000. La fricción que añade tener a tantas personas es casi lo único que me preocupa, ni siquiera el mercado", contaba Romero en el podcast de Itnig. 

Al preguntarle a Bernat Farrero cómo lo están consiguiendo, responde con sentimiento: "Con mucho dolor. Es muy difícil crecer a este ritmo. Lo sufrimos, pero lo bueno es que tenemos un software que nos ayuda y, al final, la clave de todo es la cultura". 

Para Factorial, la cultura empresarial no tiene que gustarle a todo el mundo. Al tenerlo tan claro, lo tienen —más o menos— fácil. Sin embargo, transmitirla con claridad y aceptar que traerá detractores no deja de ser un reto.  

"Es importante que no guste, porque si la cultura al final es una cultura vainilla (por llamarlo de alguna manera), que a todo el mundo le pueda llegar a encajar, es muy aburrido. No vas a generar fans, que es lo que queremos, ni vas a generar detractores. Vas a atraer a gente del montón", defiende. 

Esto no es tarea baladí para cualquier empresa, porque no todas están dispuestas a ser tan transparentes como intentan en Factorial. Farrero defiende que para conseguirlo tienen que comunicar compulsivamente y unificar la fuente de verdad.

"Unificar la fuente de verdad es lo más importante, para que no existan fuentes de verdad desaliñadas. Y, luego, aglutinar al máximo los puntos de información y darles acceso a todo el mundo. Al final, toda esta información que vive en un solo sitio, nos permite tomar medidas constantemente, probar, experimentar e intentar mejorar estas métricas", dice.

Las empresas en España ya miden las habilidades más humanas de sus empleados con asistentes virtuales: así lo hacen Hirint, S4hrtech y hr bot factory

Factorial lo hace con valoraciones de desempeño trimestrales, con las que se aseguran de que los managers están siendo comunicativos y trasladando el feedback a los equipos. El proceso es similar al que Personio, otro software de recursos humanos, utiliza para evaluar a sus empleados.

Aun así, el ejecutivo dice que todavía no ha encontrado la fórmula para hacer que esto funcione. Sin embargo, lo cierto es que "mucha gente viene por sus canales de comunicación". En un momento en el que las empresas se cuestionan qué están haciendo mal para no retener o atraer el talento, la cultura empresarial empieza a pesar.

Otros artículos interesantes:

Las empresas están cometiendo un error en la retención del talento: no están preguntando a sus empleados qué es lo que quieren

Revisar la cultura empresarial puede servir para construir una empresa duradera y de éxito: así LinkedIn ha actualizado sus valores para adaptarse a los nuevos tiempos

¿Cómo saber si tu lugar de trabajo es tóxico? Unos investigadores han analizado 1,4 millones de opiniones de empleados y creen tener la respuesta

Te recomendamos