Pasar al contenido principal

Pablo Isla y la cúpula de Inditex se juegan bonus millonarios por el descalabro en bolsa

Pablo Isla, Presidente y CEO de Inditex.
Pablo Isla, Presidente y CEO de Inditex. Wikimedia / Carlos Ventura
  • Pablo Isla y los veinte principales ejecutivos de Inditex cobraron el año pasado más de 13 millones del plan de incentivos a largo plazo en acciones.
  • La caída en bolsa de la compañía este año hace que este año la cosa no pinte igual de bien que el anterior para el consejo de administración y la cúpula directiva. 
  • La retribución variable para los integrantes de estos órganos depende, en parte, de la evolución en bolsa. 

El descalabro en bolsa de Inditex no solo afecta a sus accionistas. También a su consejo de administración y a su cúpula directiva, integrada por una veintena de ejecutivos. La retribución variable incluida en los planes de incentivos tanto de su máximo órgano de administración como de su equipo directivo está en parte vinculada a la evolución en bolsa y al cumplimiento de otros resultados y su cobro se materializa también en parte en acciones. En lo que va de año, los títulos del gigante textil han caído algo más de un 23%,  hasta los 22,1 euros de este jueves.

El año pasado, la remuneración total de la alta dirección de Inditex (un total de 21 personas) se situó en 34,4 millones de euros, frente a los 31,3 que había cobrado ese mismo equipo en 2017.  Esas retribuciones relativas a 2017 incluían el importe devengado en dicho año por el segundo ciclo (2014-2017) del Plan de Incentivo a Largo Plazo en Acciones aprobado para el período 2013-2017.

El plan de incentivos en acciones

 La cantidad ingresada por este incentivo fue de 4,1 millones de euros para los consejeros, básicamente Pablo Isla, y de 9,2 millones de euros para los directivos. Un año antes, dentro del primer ciclo de incentivos (2013-2016) los consejeros habían ingresado 3,3 millones y la alta dirección unos 7,3 millones, según consta en las cuentas consolidadas del grupo textil.

Leer más: Sueldos galácticos entre los jefes de diseño de Inditex

Dentro del consejo, y como presidente ejecutivo, Pablo Isla cobró 10,7 millones de euros el año pasado. De esta cantidad, unos 3,2 millones correspondían a retribución variable y otros 4,1 millones a la retribución variable plurianual en acciones.

Los 9,2 millones de euro brutos que ingresó la alta dirección de Inditex, esos veinte ejecutivos, el año pasado se correspondían con 274.950 acciones devengadas en virtud de la liquidación, en julio de 2017, del segundo ciclo (2014-2017) del Plan de Incentivos 2013-2017.

El caso de Pablo Isla

En el caso de Pablo Isla, por ejemplo, la remuneración variable a largo plazo persigue "recompensar el cumplimiento sostenible de los objetivos críticos estratégicos y la creación de valor para el accionista".  "Se trata de objetivos económico-financieros, operativos y de creación de valor para los accionistasconcretos, predeterminados y cuantificables", dice uno de los informes de la Comisión de Retribuciones de Inditex.

Inditex mantiene vigentes planes de incentivos a largo plazo estructurados en ciclos temporales. El periodo de medición de los objetivos se configura en ciclos de tres años de duración, como queda reflejado en las remuneraciones de Isla y de los ejecutivos.

Leer más: Todas las marcas de Inditex estarán disponibles online en todo el mundo en 2020

Objetivos cuantitativos y cualitativos

Los incentivos pueden abonarse en metálico e incluirentrega de accionesopciones sobre acciones o derechos retributivos vinculados al valor de estas. "Las acciones que se entregan derivadas del plan correspondiente están sometidas a un periodo de retención de, al menos, un año de duración", según lo fijado por la Comisión de Retribuciones.  Cada objetivo tiene asociada una escala de logro, fijada al inicio del ejercicio, e incluye un umbral mínimo, por debajo del cual no se abona incentivo alguno, así como un límite máximo.

En el caso de Pablo Isla, la remuneración variable anual se vincula al cumplimiento de objetivos cuantitativos y cualitativos, "alineados con la estrategia a medio y largo plazo" de Inditex. Lo que consideran objetivos cuantitativos tienen un peso, como mínimo, del 50% en el conjunto del incentivo, mientras que los cualitativos, como mínimo, aportan otro 30% en el conjunto del incentivo.

Un plan para 450 directivos

Pero el plan de incentivos de Inditex no solo afecta a Isla y a la alta dirección del grupo.  La compañía puso en marcha en 2013 un proyecto que suponía repartir un máximo de 900.000 acciones entre los directivos si Inditex lograba ser una de las más rentables del sector para sus accionistas. Estaba, por tanto, vinculado a la evolución bursátil del grupo, ahora en caída libre.

Un total de 450 directivos podrían beneficiarse del plan, que fijaba los parámetros de retribución  comparando la rentabilidad para el accionista de Inditex en relación a la de las empresas del índice Dow Jones Retail Titans 30, que incluye a los principales minoristas mundiales.

   

Artículo Original de Economía Digital