Cuyna levanta 3 millones de euros en una ronda para expandir su negocio fuera de España y abrir nuevas cocinas fantasma

Ramón Servalls, Pablo Portillo y Jaime Martínez de Velasco, cofundadores de Cuyna.
Ramón Servalls, Pablo Portillo y Jaime Martínez de Velasco, cofundadores de Cuyna.
Cuyna

La startup de cocinas fantasma Cuyna ha levantado 3 millones de euros en una ronda de financiación semilla, a la que se suma una inversión inmobiliaria de otros 20 millones para expandir su negocio en España, además de Italia y Portugal.

La compañía prevé cerrar el 2022 con hasta 17 nuevas cocinas, que se sumarían a las actuales 6 que tiene en Madrid, Barcelona, Valencia y Murcia. 

En esta ronda han participado los fondos Big Sur Ventures, Clave Capital, a través de Tech Transfer Agrifood, y Shilling VC. 

Además, la firma española, fundada en 2020 y respaldada por Lanzadera en sus inicios, se ha asociado con LIFT Asset Management, un vehículo de inversión que inyectará los 20 millones en el negocio inmobiliario de la startup para potenciar su crecimiento.

Esa hamburguesa que has pedido a través de Glovo ha salido de una 'cocina fantasma' y probablemente ni te lo imaginas

Jaime Martínez de Velasco, CEO y cofundador de Cuyna, comparte con Business Insider España que, a pesar de la actual situación que atraviesa el sector del capital riesgo, no han tenido serias dificultades para encontrar financiación. 

Las conversaciones con los diferentes inversores comenzaron a principios de año, pero durante los últimos meses se ha acelerado el proceso y se han cerrado los últimos acuerdos.

"Los inversores que participan ya tenían el objetivo puesto en el food tech, por lo que ha sido amor a primera vista", comenta Martínez de Velasco, ex-Deliveroo y encargado de lanzar las dark kitchen del grupo británico en España en 2017. 

"Es verdad que en el panorama inversor hay miedo, hay incertidumbre, pero la realidad es que en el delivery eso no está pasando", apunta. "El sentimiento es de que el delivery quizá pueda bajar después de la pandemia, pero lo cierto es que eso no está ocurriendo".

“Cuyna es un modelo de food tech muy novedoso. Esto, unido a un equipo que conoce el espacio a fondo y una capacidad de ejecución sobresaliente, nos llamó la atención desde el momento de conocerlos. Con nuestra inversión queremos acompañarlos en la creación de una gran empresa”, ha destacado en un comunicado José Miguel Herrero, socio del fondo Big Sur Ventures.

Rentabilidad en el corto-medio plazo

Interior de una cocina fantasma de Cuyna.

Aunque desde Cuyna no desglosan cifras exactas de su negocio, sí que comparten que en este primer semestre de 2022, ya han facturado lo mismo que en todo el 2021

La plantilla ha crecido hasta los 115 empleados y ya cuentan con 22 marcas de comida a domicilio, entre la que destacan El Círculo, propiedad del ganador de Masterchef, Carlos Maldonado, o Fasfú Burgers, del youtuber Luisito Comunica.

El modelo de negocio de Cuyna consiste, por un lado, en una parte inmobiliaria, son los propietarios de las cocinas fantasma que luego alquilan a marcas o restaurantes que quieran potenciar el área de delivery; por el otro, un servicio de franquicias de marcas de comida digitales.

Aunque en el ecosistema emprendedor se comience a poner la palabra rentabilidad encima de la mesa, eso es algo que a Cuyna no le quita el sueño.

Las 'cocinas fantasma' son la nueva normalidad y han llegado para quedarse: 3 expertos del sector analizan sus perspectivas para el futuro y la nueva regulación

"Ahora se respira un clima de alcanzar rentabilidad antes, pero nosotros seguimos con el mismo plan. Obviamente, no somos rentables, pero en nuestra operativa si", comenta Martínez de Velasco.

"Tenemos un pan ambicioso de alcanzar la rentabilidad en el corto-medio plazo", añade.

El CEO de Cuyna asegura que una de las patas del proyecto es la digitalización, algo por lo que han apostado fuerte —el 15% de los empleados de la empresa son desarrolladores— y están trabajando en lograr desarrollar su propio software, sin tener que depender de terceros.

"Un software propio nos permite ser mucho más ágiles, más rápidos y más eficientes", asegura.

Campaña de crowdfounding para pequeños inversores

La startup también va a lanzar una campaña de equity crowdfunding en la plataforma Crowdcube, en la que pequeños inversores podrán entrar en la compañía adquiriendo un porcentaje de ella a un precio de entrada de 12 euros con la misma valoración que los grandes fondos.

"Para nosotros esto tiene mucho sentido a nivel cultural", remarca Martínez de Velasco. Otras compañías del sector food tech, como la catalana Heura Foods también han optado por esta manera de financiación.


Otros artículos interesantes:

Tras las cocinas fantasma, Glovo apuesta por los platos virtuales que solo se venden en su app

Barcelona expulsa a las cocinas fantasma y las 'dark stores' del centro de la ciudad: "No queremos este tipo de negocios en nuestras calles"

Uber Eats quiere ganar terreno a Just Eat y Deliveroo con las cocinas fantasma como motor de crecimiento

Te recomendamos