Pasar al contenido principal

Los daños por el coronavirus pueden dejar irreconocibles los pulmones de las víctimas mortales, según alertan los expertos

Pulmones durante la enfermedad del coronavirus.
REUTERS/Santiago Arcos
  • La infección con COVID-19 puede dañar los pulmones de los contagiados más allá de las consecuencias del coronavirus hasta quedar totalmente irreconocibles, según recoge The Guardian de declaraciones de Mauro Giacca, profesor del King's College London, Reino Unido.
  • Investigaciones anteriores estimaban que podían quedar con un 20 o 30% menos de capacidad pulmonar, pero varios expertos apuntan ahora a que afecta a toda la estructura pulmonar hasta su fallo mortal.
  • Lo que se ve en las personas que mueren por esta afección es muy diferente a una neumonía, gripe o el propio virus SARS.   
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Los pulmones de los pacientes más afectados por COVID-19 pueden quedar totalmente irreconocibles, según una nueva investigación patológica sobre el SARS-CoV-2, identificado en Wuhan, China, en diciembre y cuyo origen puede remontarse a agosto de 2019.

Investigadores del King's College London han destacado que las consecuencias de la infección van más allá de las identificadas con anterioridad en neumonías, gripes o el propio virus SARS, recoge The Guardian.

"Lo que se encuentra en los pulmones de las personas que han permanecido con la enfermedad durante más de un mes antes de morir es algo completamente diferente de la neumonía normal, la gripe o el virus Sars", sostiene Mauro Giacca, profesor del King's College London, Reino Unido. 

Leer más: Pekín reconoce que su brote de coronavirus es "extremadamente grave", restringe los viajes y realiza más de 90.000 pruebas diarias para frenar el rebrote

El mismo afirma que, tras investigar las autopsias de pacientes que fallecieron tras 30 o 40 días en cuidados intensivos, detectó grandes cantidades de virus en sus pulmones.

"Ves trombosis masiva. Hay una interrupción completa de la estructura pulmonar", cuenta, y afirma que está convencido de que esto ha tenido serias implicaciones en el tratamiento.

Estos hallazgos se habían encontrado también en anteriores investigaciones que evidenciaban que los pacientes que se recuperaban del SARS-CoV-2 podrían perder entre un 20 y un 30% de capacidad pulmonar, teniendo dificultades para respirar al caminar rápido.

"Se quedan sin aliento si caminan un poco más rápido", indicaba un destacado experto en enfermedades infecciosas al South China Morning Postquien para el momento auguraba que podrían hacer ejercicios cardiovasculares para mejorar actividad pulmonar.

Leer más: La mutación del coronavirus que es 10 veces más infecciosa que la original podría llevar desde enero en Europa

Asimismo, varios casos mortales de COVID-19 demostraron que los pacientes graves que logran recuperarse podrían seguir arrastrando graves efectos sobre su salud durante años —o fallecer tras superar la enfermedad por las consecuencias de la misma, como ha detectado ahora en Italia Giacca. 

De hecho, la primera evidencia patológica de restos de coronavirus en pacientes supuestamente recuperados, fue también el caso de una mujer que, tras haber sido de alta y dar 3 veces negativo en las pruebas de COVID-19, sufrió un accidente cardiovascular repentino.

El estudio, publicado por Nature, concluía que los pacientes recuperados podían albergar en sus pulmones restos de coronavirus, y arrojaba luz sobre los extraños casos de reactivación que, para entonces, se desconocía que eran o son falsos negativos, o pacientes con restos del virus que no son contagiosos. 

Y además