Pasar al contenido principal

Los expertos aconsejan no dejar el trabajo en medio de una recesión aunque lo odies: aquí tienes algunos trucos para soportarlo hasta que puedas dejarlo de forma realista

Mujer en una clase.
PeopleImages/Getty Images
  • La crisis del nuevo coronavirus podría provocar la peor recesión en 90 años y la destrucción de 25 millones de empleos. 
  • Ante esta situación, algunos expertos en carreras profesionales advierten que no hay que dejar el trabajo, sobre todo si no se cuenta con ahorros suficientes.
  • Si no te gusta tu trabajo pero te preocupan las implicaciones de dejarlo, hay otras formas de lidiar con el estrés que te provoca antes de poder dejarlo de forma realista.
  • Puedes empezar a aprovechar tu red profesional e investigar nuevas oportunidades, así como preguntarle a tu jefe sobre la posibilidad de cambiar a un horario a tiempo parcial.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

La situación económica con la propagación del nuevo coronavirus ha cambiado los horizontes de las oportunidades de encontrar nuevos puestos de trabajo. Sobre todo porque la crisis que se prevé para los próximos meses podría provocar la peor recesión en 90 años y la destrucción de 25 millones de empleos

En España, el confinamiento ha parado gran parte de la economía del país y aproximadamente un 15% de las empresas nacionales podrían cerrar pasados los días de confinamiento. 

Lo que significa que aquellos que no estén muy satisfechos con su trabajo deberían pensárselo 2 veces antes de renunciar a su puesto. En la economía actual, no hay garantía de que encuentren algo mejor — ni siquiera de que encuentren algún empleo.

Esta es la naturaleza de una economía difícil:  "La mayoría de las veces creo firmemente en aguantar y permanecer en el puesto", dice la estratega en empleos Erica Keswin, quien fue entrenadora ejecutiva en la Escuela de Negocios Stern de la Universidad de Nueva York, Estados Unidos, durante la recesión de 2008, cuando docenas de ex alumnos habían sido despedidos.

Leer más: 7 aplicaciones con las que puedes trabajar desde casa de forma cómoda y sencilla

Si no estás contento en tu trabajo pero estás preocupado porque es un momento inoportuno para dejarlo, hay formas de aliviar la situación y hacerla más llevadera —así como de empezar a sentar las bases para tu futuro.

La decisión de dejar tu trabajo durante una recesión depende de situación financiera y familiar

La mayoría de los empleados permanecen en sus puestos de trabajo durante las crisis económicas.

Por ejemplo, según los datos de la Oficina de Estadísticas Laborales de EEUU, la tasa de renuncia de puestos de trabajo tocó fondo en agosto de 2009, con cerca de 1.600 millones de trabajadores. Pero en enero de 2020, cuando la economía era supuestamente más fuerte, ese número era de aproximadamente 3.500 millones.

La tasa de abandono cayó en picado durante la Gran Recesión.
La tasa de abandono cayó en picado durante la Gran Recesión. Andy Kiersz/Business Insider

Pero el miedo de la gente a dejar su puesto de trabajo no es sólo una suposición, es una realidad. "Es mucho más fácil conseguir un trabajo cuando se tiene un trabajo", dice Keswin.

Incluso si se tiene una red de seguridad financiera sustancial, hay que tener en cuenta que los responsables de contratación tienden a percibir a los candidatos que están actualmente empleados de manera más positiva que a los que están desempleados, aunque sea voluntariamente.

Pero esto no significa que no se pueda dejar el trabajo durante una recesión, sobre todo si las responsabilidades diarias están afectando a tu salud mental o si se trabaja en un ambiente tóxico.

Leer más: 4 formas de lidiar con un jefe complicado cuando no puedes dejar el trabajo

"Es una decisión muy personal", explica Christine Cruzvergara, vicepresidenta de educación superior y éxito estudiantil de Handshake, una plataforma para que los estudiantes universitarios encuentren trabajo.

Cruzvergara, que ha trabajado en atención a carreras en la Universidad de Georgetown y en la Universidad George Mason —ambas en Estados Unidos— trabaja con personas que están frustradas con sus trabajos en medio de una economía difícil, y les ayuda a considerar los "equilibrios" asociados con el abandono de sus puestos actuales.

Es decir, en concreto, se refiere a preguntas personales como si está manteniendo a una familia o cuánto dinero tiene ahorrado. Y así puede valorar si — o cuando — dejar su trabajo tiene sentido. 

Leer más: Cuánto dinero se debe tener ahorrado a los 30 años, según los expertos

Puedes empezar a buscar nuevos puestos de trabajo incluso antes de que estés listo para dejarlo

Erica Keswin es una ex-entrenadora ejecutiva de NYU Stern.
Erica Keswin es una ex-entrenadora ejecutiva de NYU Stern. Erica Keswin

Si analizas las ventajas y costes de dejar tu puesto, y parecen superar los beneficios que tienes actualmente, no estás estancado.

Según los expertos en carreras profesionales, este es el momento ideal para ser proactivo en el planteamiento de tu futuro, investigando nuevas oportunidades y poniéndote en contacto con personas de tu red profesional que potencialmente pueden ayudarte. 

Keswin cree que una opción, si tus finanzas te lo permiten, es cambiar a un horario a tiempo parcial para que pueda pasar unos días a la semana buscando trabajo.

Leer más: 4 errores frecuentes al buscar trabajo y su solución

Dependiendo de la relación que tengas con tu jefe, podrías ser sincero y decirle por qué estás reduciendo tus horas de trabajo. De hecho, esto puede hacer hasta que consigas que te ascienda o intente tenerte contento en el puesto en el que estás. "Nunca se sabe", dice Keswin.

Pero también has de recordar que, independientemente del estado de la economía, si estás pensando en hacer un cambio en tu carrera, ayuda el haber construido ya una marca, una plataforma o una red de clientes. Y, sobre todo, si estás pensando empezar tu propio negocio.

Alison Green, autora del popular blog Ask a Manager, cuenta en una de sus columnas que, sin querer, pasó años hasta que dejó su trabajo mientras establecía las condiciones perfectas para que este cambio funcionase.

Y, lo más importante, es que ya había empezado Ask a Manager, "lo que aumentó mi visibilidad y familiarizó a la gente con mi trabajo". Sin mencionar que había ahorrado suficiente dinero para renunciar y empezar a trabajar por cuenta propia.

Leer más: 12 libros que deberías leer antes de empezar un negocio

Valora el trabajo que ya has hecho para prepararte para otro trabajo — y lo que todavía tienes que hacer

Aunque no hayas planteado formalmente qué pasos vas a dar de ahora en adelante, puede que ya hayas hecho algo de trabajo de campo.

En un episodio del podcast Art of Charm, la consultora de marketing y estrategia Dorie Clark explica que consiste en aprovechar tu experiencia y red de networking.

"Si has seguido un camino en particular y si has tenido bastante éxito en él", dice Clark, "la buena noticia es que te da mucho capital social que puedes aprovechar para poder acceder a esos universos". Es decir, los nuevos campos profesionales que estás explorando.

Leer más: Los 3 peores errores que cometes cuando intentas llamar la atención de alguien online, sobre todo en aplicaciones para ligar

Clark recomienda contar a amigos y antiguos colegas la transición que estás haciendo y preguntarles: "¿A quién conoces que debería conocer?" O también podrías hacer "entrevistas" a aquellas personas que hacen las cosas que quieres hacer.

Bill Burnett y Dave Evans, profesores de ingeniería de Stanford que han publicado 2 libros sobre el pensamiento de este tipo de entrevistas, dicen: "Quieres oír lo que la persona que hace lo que tú podrías querer hacer algún día ama y odia de su trabajo. Quieres saber cómo son sus días, y luego quieres ver si puedes imaginarte haciendo ese trabajo — y amarlo — durante meses y años".

Así, cuando cambies en algo tu carrera, tendrás una idea sólida de en qué te estás metiendo.

No te relajes en tu puesto actual, aunque estés pensando en tu próximo trabajo

Christine Cruzvergara es la vicepresidenta de educación superior y éxito estudiantil en Handshake.
Christine Cruzvergara es la vicepresidenta de educación superior y éxito estudiantil en Handshake. Cortesía de Handshake.

Cruzvergara cuenta que, al terminar su formación posgrado, estaba lista para afrontar nuevos desafíos, pero la economía aún se tambaleaba por la Gran Recesión.

En ese momento, era una estudiante de primera generación e hija de 2 inmigrantes, y confiesa: "Hay una lección que mi madre me ha dado muy grande, y es que no deje un trabajo hasta que tenga otro".

Así que Cruzvergara acababa su trabajo a tiempo parcial y se pasaba el tiempo "reevaluando y reflexionando sobre lo que me gustaba y lo que no me gustaba de mi primer puesto, y lo que buscaba en el siguiente". Empezó a relacionarse con gente que le podía indicar nuevas oportunidades — todo mientras cumplía con sus deberes y responsabilidades en su puesto actual.

Al final, consiguió su nuevo puesto en George Mason.

La misma estrategia puede no funcionar para todos, por lo que es crucial ser realista sobre las necesidades y preferencias que tiene cada uno. Y, como dice Cruzvergara, cada persona que busca trabajo tiene que tomar su propia decisión "basada en el cómputo de todos los factores de su vida".

Este artículo fue publicado originalmente en BI Prime.

Y además