¿Debería tu hijo empezar a ir solo por la calle? Esto es lo que debes tener en cuenta antes de darle permiso para hacerlo, según 2 especialistas

Niños solos cruzando calle
Getty Images
  • Para los padres el momento de dejar a sus hijos salir solos a la calle puede resultar abrumador. En general el peligro a los coches se coloca como la mayor preocupación de los progenitores.
  • No existe una edad concreta a partir de la cual pueda empezar a hacerlo, sino que dependerá de sus capacidades y madurez, aseguran los expertos consultados.
  • Cerciorarse de que se comporta como un peatón seguro, conoce su dirección y está convencido de estar preparado para salir solo son pasos claves para otorgar con éxito esa independencia.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Antes o después llegará el momento de tener que dejar a tu hijo salir solo a la calle. Puede que te cueste asumir que está creciendo hasta ese punto, pero es así.

Y sí, seguramente te ha parecido que el tiempo ha pasado volando.

Hace nada era un tierno bebé que no quería apartarse de tus brazos, ahora se está convirtiendo en una persona que empieza a demandar su espacio o cierta autonomía. 

Pero una cosa es dejar que escoja su propia ropa o que se quede durante un rato solo en casa y otra muy distinta es asumir y permitir que salga sin supervisión a la calle.

El miedo a lo inesperado es normal. Lo que seguramente más te preocupa en la inseguridad de los coches y de los extraños. Sobre todo en lo relativo a lo primero, las ciudades no son lugar para niños.

Así precisamente lo remarcó una investigación del Instituto de Estudios de Políticas (PSI) de la Universidad de Westminster (Reino Unido) que analizó la libertad de los niños para moverse y jugar en sus barrios sin la compañía de adultos.

Comparando 16 países, el análisis remarcó que en general con los años en todos ellos se habían dado fuertes restricciones en el movimiento de los menores, siendo el peligro de los coches el mayor temor de los progenitores. 

Aunque se dieron claras diferencias.

En Finlandia, el país mejor valorado, la mayoría de los niños a los 8 años volvía a casa desde el colegio y podía cruzar carreteras principales. En el resto de países, la edad para regresar solos de la escuela ascendía a los 13 años de media.

En nuestro país, el estudio de 2009 Los niños, las ciudades y la seguridad vial: Una visión a partir de la investigación detectó que la edad media en la que los niños españoles empiezan a ir solos es a los 9,4 años. 

Sin embargo, cuando se les preguntaba a los padres acerca de la edad a la que dejarán a sus hijos ir solos al colegio, esta se colocaba en los 12 años.

¿Son los padres finlandeses unos imprudentes o quizá el resto se pasan de sobreprotectores? O dicho de otra forma, ¿existe una edad a partir de la cuál los niños están preparados para salir solos a la calle? 

¿Cuándo los niños están preparados para salir solos?

La realidad es que no hay una edad concreta a partir de la cual permitir a tu hijo salir solo. Dependerá de su madurez cognitiva y emocional, explica al respecto la psicóloga infantil Bárbara Zapico.

En la misma posición se coloca el doctor Carlos Mainou Cid, especialista en Pediatría en su propia consulta privada y miembro de Top Doctors.

En su opinión la franja entre los 9 y los 12 años es la indicada para empezar a plantearlo, aunque considera los 12 como "la ideal".

Antes de eso podría ser demasiado precoz.

Los pequeños de entre 4 a 6 años siempre necesitan la supervisión de un adulto. Están listos para practicar conceptos básicos sobre cómo cruzar una calle, pero pueden hacer cosas inesperadas y se distraen fácilmente. Mientras que de los 7 a los 9 comienzan a fijar ciertas habilidades a la hora de gestionar los riesgo del tráfico.

Ambos especialistas aconsejan, sin embargo, no guiarse por edades concretas, sino analizar el caso en particular. 

"Es importante darle a cada niño su espacio y su ritmo, siendo conscientes de que la autonomía favorecerá su desarrollo posterior, mejorará sus relaciones sociales y le facilitará en la toma de decisiones", subraya Zapico.

Salir sin la compañía de un adulto también parece reducir su dispersión mental mejorando su concentración, tal como detectó un estudio de 2012 sobre 20.000 escolares daneses con edades entre 5 y 19 años.

Niños con mochilas.

Sin embargo, antes de tomar una decisión debes valorar si tu hijo realmente está preparado para salir solo a la calle.

Piensa todo lo que implica un gesto tan sencillo como bajar a comprar el pan a la tienda de al lado. Tu hijo debe saber salir de casa, coger el ascensor, dirigirse al establecimiento, manejar el dinero y volver a casa con la compra. 

"Hay varias funciones implicadas que deberán adecuarse a la edad del niño", estima Zapico. Por lo que recomienda esperar al menos hasta los 10 años para empezar a dejarles salir solos.

Cómo preparar a tu hijo para salir solo a la calle

Antes de dejar que tu hijo salga solo a la calle deberías empezar por otorgarle otro tipo de autonomía, apuntan los especialistas. Por ejemplo, con actividades dentro del propio hogar. 

Prepararse el desayuno, vestirse, lavarse por sí mismo o quedarse ratos solo en casa, son algunos ejemplos de acciones que deberían dominarse antes de plantear las salidas sin adultos.

Una vez sea capaz de enfrentar esos "retos", los expertos animan a empezar por salidas sencillas como bajar a la urbanización con los amigos, permitirle que haga tareas sencillos en el barrio o ir a casa de un amigo que viva cerca.

Niños jugando.

"A medida que vaya demostrando que está preparado para realizar esas actividades, hay que ir aumentándole las opciones progresivamente", indica Mainou.

No obstante, "los recorridos y actividades iniciales siempre tienen que estar supervisados por un adulto", añade. O dicho de otra manera, tu hijo debe saberse el camino tanto de ida como de vuelta.

Esencial también es asegurarte de que conoce la dirección de su domicilio y el número de teléfono de familiares o de casa. Sobra decir, que antes de todo esto, el menor debería haber dado muestras de habilidades de peatón seguro en la calle, para plantear poder darle esa independencia.

Y ante todo, el factor crucial: asegurarte de que él también está convencido de querer salir a la calle sin tu compañía.

"Es importante preguntarle si tiene miedo, y validar ese miedo como algo normal, que sus dudas sean resueltas y que poco a poco se vaya viendo con la autonomía suficiente para afrontar las tareas", sugiere Zapico.

Otros artículos interesantes:

Trastornos afectivos, depresión y ansiedad: los efectos duraderos de los traumas infantiles en la salud mental, según un ambicioso estudio que ha durado 9 años

Qué tareas del hogar pueden hacer tus hijos según su edad, de acuerdo a la guía Montessori

La flora intestinal y el sistema inmunitario de los niños cambian tras un mes jugando en la naturaleza: el descubrimiento de un fascinante experimento finlandés

Te recomendamos