Deberíamos estar "extraordinariamente preocupados" por la idea de que Putin bombardee Ucrania, según un experto nuclear

| Traducido por: 
La imagen de Putin en pantalla durante un mitin en la Plaza Roja de Moscú (Rusia), el 30 de septiembre de 2022.
La imagen de Putin en pantalla durante un mitin en la Plaza Roja de Moscú (Rusia), el 30 de septiembre de 2022.

Getty Images

En un discurso el viernes, un Vladímir Putin cada vez más desquiciado, que enfrenta reveses en el campo de batalla en el extranjero y con creciente disidencia en casa, arremetió contra lo que describió como un Occidente hipócrita y loco por el género.

Su discurso incluyó una diatriba transfóbica sobre las operaciones de cambio de sexo y comparativas con el "satanismo", cuando anunció la anexión formal del este de Ucrania ocupado, territorio que dijo que Rusia defendería con "todos los medios a disposición".

El presidente ruso no es ajeno a los coloridos ataques al liberalismo y, de hecho, a las amenazas nucleares. Días después de ordenar la invasión del 24 de febrero, Putin trató de intimidar a los aliados de Ucrania anunciando que pondría a las fuerzas nucleares de su país en estado de alerta elevado.

También advirtió a aquellos que continuaran apoyando la resistencia armada ucraniana, quienes enfrentarían "consecuencias que nunca han visto".

Aunque esa amenaza fue casi sutil en comparación con las que se hicieron en los meses posteriores. A principios de esta semana, Putin advirtió que el uso potencial de armas nucleares por parte de Rusia "no es un engaño".

Dmitry Medvedev, vicepresidente del consejo de seguridad de Rusia, muy leal a Putin y a su "operación militar especial", se hizo eco de los comentarios días después y afirmó que Rusia podría usar armas nucleares en Ucrania, "sin pedir permiso a nadie".

Una guerra nuclear entre Rusia y EEUU acabaría con la vida de 34 millones de personas en pocas horas, según este estudio de la Universidad de Princeton

Esto en caso de que se sintiera amenazada "la existencia misma del Estado", ahora con la inclusión de la región del Dombás. La OTAN no se atrevería a responder y se arriesgaría a una conflagración nuclear más amplia por "una Ucrania moribunda que nadie necesita".

La retórica podría descartarse como una simple postura de tipo duro de un país que actualmente corre el riesgo de perder una guerra elegida. Pero los analistas están alarmados, por la confianza de Rusia en el chantaje nuclear para salirse con la suya, ahora más explícita que nunca. 

Putin, de hecho, señaló el viernes que el lanzamiento de bombas atómicas por parte de Estados Unidos sobre Hiroshima y Nagasaki durante la Segunda Guerra Mundial "sentó un precedente" para el uso de armas nucleares en un conflicto.

Hans Kristensen es director del Proyecto de Información Nuclear de la Federación de Científicos Estadounidenses, que ha estado monitoreando la retórica nuclear de Rusia. 

Ha conversado con Business Insider sobre las señales que Estados Unidos y otros están buscando que podrían apuntar a que Putin está apretando el gatillo de una bomba nuclear en el campo de batalla, y por qué su último discurso es motivo de alarma. 

Pregunta. El presidente Putin ha pronunciado hoy un discurso con motivo de la anexión del este ocupado de Ucrania. En él reiteró que utilizaría "todos los medios al alcance" para defender el territorio ruso. ¿Eso, para ti, implica armas nucleares? ¿Algo de lo que dijo se apartó de lo que entendemos que es la doctrina nuclear rusa? ¿Algo alarmante? 

Respuesta. Sí, confirma lo que dijo antes, la semana pasada, cuando fue más explícito. Es su estilo, por así decirlo: le gusta sacudir esta espada y ser muy dramático, pero, por supuesto, el término genérico "todos los medios al alcance" también podría significar muchas otras cosas. 

Queda por verse. Creo que la clave aquí es que, obviamente, él está tratando de crear una nueva condición en la política nuclear de Rusia, en la que alguien que amenace la integridad del territorio ruso de alguna manera, potencialmente, sea el objetivo de un ataque nuclear. 

Y eso va más allá de todo lo que está en la política actual. Ciertamente requiere pasos mucho más significativos. Obviamente, está tratando de crear una situación en la que haya una coerción adicional sobre Ucrania y Occidente para que dejen de pelear y busquen algún tipo de acuerdo.

P. Como has dicho, su retórica va más allá de la doctrina rusa, que, según tengo entendido, no es tan diferente de la doctrina estadounidense: si existe una amenaza existencial para el Estado, podría recurrir a las armas nucleares. 

Entonces, cuando ves a Putin volviéndose un poco más incendiario, ¿lo ves como un simple juego de política de tipo duro? ¿O crees que eso refleja un cambio en su doctrina?

R. Refleja un cambio en la forma en la que el presidente de Rusia habla sobre esto; otra cuestión es que se traduzca en un cambio real en la planificación de Rusia para estos escenarios. Francamente, creo que el ejército ruso probablemente esté un poco menos entusiasmado con lanzar armas nucleares porque saben muy bien cuáles serían las consecuencias de hacerlo.

Este es su estilo de golpearse el pecho: le gusta usar grandes discursos para asustar a otras personas. Pero si se refleja en la planificación real que están haciendo es otra cuestión y creo que pasará algún tiempo antes de que lo veamos.

 Pero hay una serie de pasos que tendrían que tomar antes de poder usar un arma nuclear táctica en el conflicto de Ucrania. No es como si tuviera un botón rojo en su escritorio y pudiera presionarlo cuando le apeteciera. 

P. Tengo curiosidad por saber si hay algo del discurso de Putin que pudiera interprestarse desde el alarmismo, y no solo desde la retórica. Alguna palabra clave en sus discursos que refleje algo más que una simple pose. 

R. Una de las líneas de su discurso fue que Estados Unidos ya había sentado un precedente para el uso de armas nucleares en la guerra al referirse al uso de estas contra Japón en la Segunda Guerra Mundial. 

Diría que es una nueva señal en la que podría comenzar a argumentar: "No somos los primeros en hacer esto, los estadounidenses ya han hecho este tipo de cosas". Y eso podría ser otro indicador de que está pensando en esto de una forma nueva. 

P. Max Seddon, jefe de la oficina de Moscú de Financial Times, comentaba este discurso y decía que es el ataque más violento contra Occidente en su conjunto que jamás haya escuchado de Putin. Dijo que, si fuera un político occidental "estaría muy preocupado".

¿Compartes esa preocupación o deberíamos dar un paso atrás y no envolvernos en la histeria por las armas nucleares? 

R. No, creo que deberíamos estar extraordinariamente preocupados. Creo que esa preocupación tiene que traducirse en esfuerzos muy deliberados para convencer a Putin y al liderazgo ruso de que esto llevaría el conflicto a un nivel completamente nuevo. 

Hemos escuchado algunas declaraciones de funcionarios estadounidenses, por supuesto, que han estado tratando de transmitir eso durante mucho tiempo, y la urgencia parece haber sido profundizada por los últimos discursos de Putin y la anexión de estos territorios a Rusia.

P. Como probablemente ha visto, Dmitry Medvedev básicamente estaba diciendo que "el occidente degenerado" no querrá entrar en una guerra de aniquilación. Que Ucrania no importa, es un Estado fallido, y no se van a arriesgar la existencia de Londres, Bruselas o Nueva York por la pobre Ucrania.

 ¿Cómo podría Occidente responder a eso, sin sacar todas sus cartas, para decir: "Bueno, no, no vamos a tolerar eso"? 

R. Bueno, Medvedev podría tener razón en eso: que Occidente no querría usar armas nucleares incluso si Putin las utilizara en Ucrania. El punto es que el uso de un arma nuclear por parte de Rusia y Ucrania no es un ataque a la OTAN. No es un ataque a los Estados Unidos. 

¿Puede la OTAN —pueden los Estados Unidos— decidir repentinamente atacar a Rusia con armas nucleares si no han sido atacados primero? Es un tema realmente difícil y no creo que sea un resultado probable.

Creo que el resultado va por el camino de la intensificación de las sanciones y el aislamiento diplomático y político, tal vez algunos ataques cibernéticos y, en la forma más extrema, probablemente algún tipo de acción militar. 

Pero nuevamente aquí, incluso eso es difícil de pensar porque la OTAN no ha sido atacada. Estados Unidos no ha sido atacado. Entonces, ¿puedes comenzar a atacar Rusia? Es un dilema realmente difícil. Así que creo que Medvedev, hasta cierto punto, tiene razón cuando dice eso. 

Por supuesto, el peligro es que supongamos que Rusia realmente piensa que puede hacer estallar una bomba nuclear allí, o varias, y Occidente realmente se ponga nervios; no puede actuar, no a nivel nuclear. 

P. Desde luego, yo mismo no estoy ansioso por ver una guerra entre 2 potencias nucleares. Pero cuando hablas de sanciones y aislamiento diplomático, es difícil no poner los ojos en blanco y pensar: "Sí, podrían salirse con la suya usando un arma nuclear".

R. Un escenario comodín que puedes imaginar, por supuesto, es que si lo hiciera, la OTAN o Estados Unidos llevarían a cabo ataques contra las fuerzas rusas dentro de Ucrania. Sería una especie de ataque contra Rusia, pero a medio camino, por así decirlo. 

Todavía podría decirles a los rusos: "No estamos haciendo esto para amenazar a Rusia, como tal, sino para decir que si continúan haciéndolo, la próxima fase será mucho más seria". 

P. Solo para ir al meollo de la cuestión, cuando has usado el término arma nuclear "táctica" antes, ¿cuál es la diferencia entre un arma nuclear táctica y una bomba nuclear no táctica?

R. Bueno, táctico o no estratégico: estos son términos de la Guerra Fría, en la que táctico se refería a armas de campo de batalla, que se desarrollaron para guerras que involucraban armas nucleares en una pequeña región. 

Ese fue el tipo de escenarios que estuvieron en el centro de la planificación durante la Guerra Fría, también porque los tratados de control de armas han considerado fuerzas ofensivas estratégicas de largo alcance, y nunca una especie de menor alcance. 

Hoy, las armas nucleares tácticas son esencialmente cualquier cosa que no esté cubierta por los tratados de control de armas estratégicas. En general, tienden a ser solo sistemas de corto alcance, la mayoría de los cuales también tienen capacidad dual.

Cumplen funciones tanto convencionales como nucleares. Tienden a tener un rango más corto, un espectro más amplio de opciones de rendimiento explosivo, que van desde un kilotón incluso hasta 100, 150 y 200 kilotones en algunos sistemas tácticos. 

imagen

P. Cuando la gente habla de armas nucleares y tratados que las rigen, tendemos a pensar en algo que desencadenaría una guerra por la existencia, la destrucción de la Tierra tal como la conocemos, mientras estos son una ventaja táctica en el campo de batalla al golpear un búnker bajo tierra. 

O tal vez la razón por la que Rusia estaría pensando en ello es simplemente el mensaje que enviaría, ¿verdad?

R. Sí, quiero decir que todas esas misiones también se pueden lograr con armas estratégicas. Se trata más de qué tipo de ataque estás haciendo. ¿Cuál es la intensidad del ataque? Y los rusos, por su posición geográfica, están rodeados de adversarios potenciales en su región cercana.

Tienen a los británicos, tienen a los franceses y, por supuesto, a las fuerzas de la OTAN, y luego tienen a los chinos. Entonces necesitan, en su planificación militar, una especie de fuerzas nucleares regionales, para enfrentarse a esos adversarios en esas regiones.

Realmente podríamos pensar en ellos como estratégicos, porque cualquier uso de un arma nuclear sería de naturaleza estratégica. Lo "táctico" solo entra en el sentido del alcance y la intensidad del ataque. 

Estados Unidos no depende tanto de las armas nucleares tácticas como Rusia y eso se debe en parte a que Estados Unidos no tiene derechos de regiones al lado donde tenga que librar guerras nucleares. 

Solía

tener más armas nucleares tácticas cuando tenía muchas de ellas desplegadas en Europa y en Corea del Sur, pero la mayoría fueron retiradas después de la Guerra Fría. Le quedan unos cientos de bombas tácticas nucleares para aviones de combate, y algunas de ellas están en Europa. 

Si Estados Unidos tuviera que responder con un pequeño ataque, confiarían más en bombarderos estratégicos, por ejemplo, más prominentes en ese escenario, con bombas de gravedad o misiles de crucero de largo alcance.

P. ¿Cuál sería el pensamiento detrás del uso de un arma nuclear táctica en Ucrania? ¿Es una situación en la que cuanto peor le está yendo a Rusia en el campo de batalla aumenta la probabilidad de que usen un arma nuclea.

¿Cuál sería el pensamiento estratégico, en la mentalidad rusa, de usar potencialmente un arma nuclear táctica en Ucrania? 

R. Bueno, podría haber varios, o una combinación de ellos. Uno, por ejemplo, podría ser tratar de cambiar el rumbo de la guerra, tratar de eliminar algunas fuerzas ucranianas o instalaciones militares clave que necesitan para sostener su ofensiva. 

Eso sería un uso real en el campo de batalla, si se pudiera decir eso, pero requiere probablemente de más de un arma porque tendrías que golpear varias áreas e instalaciones para tener un impacto real en la batalla, por así decirlo. 

Aunque también es un poco complicado porque si comienzas a detonar armas nucleares en el área, potencialmente obtienes una lluvia radiactiva que no puedes controlar; también podría llover sobre tus propias tropas, por lo que podría no ser una ventaja hacer eso en el campo.

Antes de la Guerra del Golfo en 1991, el Pentágono hizo un estudio sobre si el uso de armas nucleares tácticas contra las fuerzas de Saddam Hussein allí en el desierto era una opción. 

Pero descubrieron que tendrían que usar una gran cantidad de armas nucleares tácticas para tener un impacto real, un efecto real, en esas fuerzas. El uso nuclear "táctico" no es necesariamente tan limitado y benigno como algunas personas piensan a veces. 

Esa es una opción. El otro, por supuesto, está relacionado, en términos de efecto psicológico, pero sería más una especie de ataque terrorista más limpio usado contra un par de ciudades, solo para quebrar la voluntad ucraniana de resistir. 

Aunque eso también se consideraría un ataque mucho más significativo debido a las bajas humanas involucradas.

Y podría ser contraproducente de otra manera, políticamente, al motivar a Occidente a entrar de forma mucho más directa, por lo que realmente deben tener cuidado con su forma de pensar sobre esto. 

Creo que el gran problema es con las personas dentro del sistema ruso, pero también con el público en general, si piensan en las armas nucleares tácticas como algo pequeño, algo menos grave o algo casi bueno. Ese es el gran peligro: tratar eso como algo factible. 

imagen

P. Se ha hablado mucho de la preocupación entre funcionarios de Estados Unidos de que Rusia podría usar potencialmente armas nucleares, y han hablado al menos de intensificar su vigilancia sobre las fuerzas rusas. ¿Qué significa eso exactamente? 

R. Bueno, hay varios pasos que los rusos tienen que seguir y que estarán buscando. Uno tiene que ver con el proceso de la decisión en sí mismo. Putin estaría involucrado en una conversación con su liderazgo militar sobre esto y tendrán que ponerse de acuerdo. 

Esa es la teoría más común sobre cómo se tomará la decisión de mando. No es solo que Putin tenga un botón rojo en su escritorio. Se cree que hay 3 personas involucradas en esto: Putin, el ministro de defensa y el jefe de las fuerzas armadas, y cada uno de ellos tiene un voto. 

Presumiblemente, si solo uno de ellos está en desacuerdo, entonces no puede suceder. 

Aunque existen muchas dudas. No sabemos muy bien los detalles de esto, pero incluso si toman una decisión, tiene que ser comunicada a través del sistema de mando y control a las unidades que tienen que llevarla a cabo. Ese tráfico es potencialmente detectable. 

Y luego llegas a las unidades que se activan. Por ejemplo, antes de poder disparar un sistema de armas nucleares tácticas, debes sacar la ojiva del almacenamiento central. Esa sería la actividad en los búnkeres: las unidades especiales de custodia y de seguridad, se activarían. 

También tendrían que transportarlas en camión o volar en helicóptero a la línea del frente hacia las unidades que tendrían que lanzarlo. Ahí tendrías otro equipo que lo instalaría.

Así, hay una serie de pasos que tendrían que ponerse en marcha para revelar que algo está sucediendo. ¿Estados Unidos está aumentando su vigilancia? Ha estado bastante ocupado vigilando esto durante mucho tiempo, en realidad. 

Observaciones satelitales, tanto el espectro visible de los satélites, como las imágenes normales que podemos encontrar en Google Earth, pero también infrarrojos y detección de señales y luego, por supuesto, también Intel. 

Los aviones espías que vuelan a lo largo de las fronteras todo el tiempo. Han estado ocupados durante mucho, mucho tiempo. Es un nivel normal de actividad, diría yo. Hay espías sobre el terreno, personas dentro del sistema y unidades de información. 

Conoce cómo trabajamos en BusinessInsider.

Etiquetas: TrendingRusia, Política internacional, Guerra en Ucrania