Vitamina C y tabaco: si fumas deberías dejarlo, pero hasta que lo logres hay buenos motivos por los que deberías aumentar tu ingesta de este potente antioxidante

mujer fumando

La vitamina C, también conocida como ácido ascórbico, es una vitamina indispensable para el organismo. Se necesita para el crecimiento y reparación de tejidos en todas las partes del cuerpo. 

Es esencial para generar proteínas y ayudar a producir piel, tendones y ligamentos. También colabora en el mantenimiento de cartílagos, huesos y dientes y ayuda a absorber el hierro. Y aunque realmente no previene catarros y enfriamiento, sí que ayuda a combatirlos.

Además, una de sus principales funciones es combatir el efecto de los radicales libres, ya que se trata de un potente antioxidante.

Por todo ello es importante asegurar que se consume en niveles adecuados, ya que tu cuerpo la incorpora a través de la dieta.

La ingesta diaria recomendada de vitamina C depende de factores como la edad y el sexo. Para los adultos, se recomiendan 90 miligramos diarios en hombres y 75 microgramos en mujeres.

No obstante, como enfatiza el Instituto Nacional de la Salud EEUU, según un artículo reciente de El Español, en el caso de los fumadores se recomienda incrementar en 35 miligramos los valores recomendados de vitamina C.

Por qué deberías aumentar tu ingesta de vitamina C si fumas

Los efectos nocivos del tabaco en la salud son numerosos y serios. Y nada más efectivo para contrarrestarlos que dejar de fumar, o mejor aún, no empezar este hábito.

No obstante, algunos estudios han apuntado a los beneficios de incrementar la ingesta de vitamina C en el caso de los fumadores.

Una de las razones para hacerlo es que existe una relación inversa entre el tabaquismo y los niveles de ácido ascórbico. Los fumadores tienen una incidencia tres veces mayor de niveles bajos de esta vitamina en suero, lo que puede ponerlos en mayor riesgo de afecciones vinculadas a carencias de este nutriente.

Aunque "el método más simple y directo para aumentar los niveles bajos de vitamina C en suero sería dejar de fumar, es apropiado aumentar notablemente el consumo de ácido ascórbico en la dieta cuando esto no tiene éxito", concluye una investigación al respecto. —Aunque otros estudios han apuntado a que estos niveles bajos ocurren independientemente de la ingesta—.

Existen, además, otras razones de peso. 

Los fumadores experimentan un mayor estrés oxidativo, ya que el humo del tabaco genera radicales libres y mutaciones celulares. 

Sin embargo, las personas que fuman suelen mostrar un menor nivel de antioxidantes. A la habitual carencia de vitamina C, también se suma un menor nivel de vitamina E.

"Piense en un cubo que está lleno de agua pero tiene agujeros" explica Maret Traber, profesora de nutrición e investigadora principal del Instituto Linus Pauling (EEUU). 

"Si quieres mantener el nivel del agua, tienes que seguir añadiendo agua. Pero con los fumadores, los agujeros en el cubo son más grandes y el nivel del agua baja más rápido. En el caso de la nutrición, tienes que añadir más y más nutrientes para estar a la par".

Sobre esto, una de sus investigaciones concluyó que aumentar el nivel de vitamina C puede ayudar a su vez a mitigar la carencia de vitamina E que se da en las personas que fuman.

La vitamina E es una de las primeras líneas de defensa en el tejido pulmonar humano contra los radicales generados  por el humo del cigarrillo, afirma Traber. Si el cuerpo tiene niveles adecuados de vitamina E, este antioxidante protector puede interactuar con los radicales peroxilo y prevenir la destrucción de las membranas pulmonares.

Los resultados —basados en un estudio clínico doble ciego controlado con placebo con fumadores y no fumadores— mostraron que los suplementos de vitamina C podrían proteger la función y los niveles plasmáticos de vitamina E. Con ello, quienes fumaban tenían aproximadamente un nivel similar de antioxidantes que los que no lo hacían.

No obstante, es necesaria más investigación al respecto. Además, ninguna de estas investigaciones plantea que la vitamina C sea un remedio para evitar las consecuencias del tabaco en la salud, entre las que se incluyen mayor riesgo de cánceres potencialmente mortales.

Por lo que lo mejore que puedes hacer es asegurar tus niveles de vitamina C mientras tratas de dejar de fumar.

Otros artículos interesantes:

Estas son las frutas con más vitamina C con las que incorporar este potente antioxidante a tu organismo

9 consejos para dejar de fumar: sigue estas recomendaciones si quieres abandonar el tabaco

La vitamina C es necesaria para el ser humano, pero los expertos advierten: es perjudicial tomar poca, pero no se debe sobrepasar la dosis diaria recomendada

Te recomendamos

Y además