Pasar al contenido principal

Esta empresa forma consultores con autismo para convertirlos en una fuente de talento digital que la mayoría de las empresas está pasando por alto

Better Capitalism
Specialisterne forma a personas con autismo para trabajar
Specialisterne ofrece consultores destacados en soporte informático en un entorno adecuado para personas con un determinado grado de autismo. Cortesía de Specialisterne España.
  • Specialisterne es una empresa social, con origen en Dinamarca, que brinda oportunidades laborales especialmente en el sector TIC a personas con ciertos rasgos autistas.
  • Entre el 76% y el 90% de personas adultas con TEA (trastorno del espectro del autismo) en Europa no disponen de empleo ni desarrollan ninguna actividad productiva.
  • Con oficinas en Barcelona y  Madrid, Specialisterne ofrece consultores destacados en soporte informático en un entorno adecuado para personas con autismo.

Fernando Toñánez tiene 26 años y trabaja para el portal de noticias sobre divisas de mercado FXstreet, donde se encarga del mantenimiento del calendario económico.

Su rutina diaria es todo un ejemplo de productividad, como si de un CEO de éxito se tratara. Se levanta a las 4 a.m, hace ejercicio, desayuna y dibuja un poco antes de comenzar a trabajar. Nada más llegar a su puesto, revisa los datos de los eventos cargados previamente y tras esto continúa actualizando las previsiones.

Todo apunta a un empleado modelo. Pero a Toñánez antes de este puesto nadie lo había contratado. Ni siquiera había conseguido acabar los estudios universitarios. El motivo, el síndrome de Asperger con el que fue diagnosticado, que le hace tener ciertas dificultades en lo relativo a la interacción social.

“Me cuesta el poder regular mi voz y poder seguir un flujo de conversación” explica Toñánez a través de un correo electrónico. " [No soy] capaz de venderme, de poder apuntar aspectos positivos de mi persona (que dudo que tenga en primer lugar)", añade.

En una época donde las empresas demandan habilidades cada vez más relacionadas con la comunicación, el trabajo en equipo y la gestión de la presión, ser diagnosticado con TEA (trastorno del espectro del autismo) puede significar no lograr superar ninguna entrevista laboral. De acuerdo a los últimos datos ofrecidos por Autismo Europa (2014), entre el 76% y el 90% de personas adultas con TEA no disponen de empleo ni desarrollan ninguna actividad productiva o laboral en el continente.

Pero ¿y si al centrarse en habilidades como la gestión de la presión, la comunicación o el trabajo en equipo, ciertas empresas estuvieran dando de lado a los candidatos más brillantes?

Eso fue lo que se planteó precisamente Specialisterne, una empresa social, con origen en Dinamarca, dispuesta a proporcionar oportunidades laborales a las personas con TEA y a través de la cual Toñánez ha podido comenzar a desarrollar su carrera profesional.

Las habilidades de personas con TEA

"A diferencia de otros trastornos, el autismo se denomina precisamente espectro del autismo porque existe en este un rango muy amplio: desde personas con dificultades muy severas a nivel intelectual hasta síntomas mucho más leves, conocido como síndrome de Asperger, en el que las personas que lo padecen suelen encontrar ciertas dificultades en la interacción social, la comunicación o el saber estar" comenta Francis Sistach, Director General de Specialisterne España.

Es precisamente con este tipo de personas, con un autismo "más leve dentro del espectro" con las que trabaja Specialisterne, una consultora que brinda oportunidades laborales especialmente en el sector TI a personas con estos rasgos autistas. Tradicionalmente rechazadas por los recursos humanos al no encajar con los roles sociales que se presuponen de en un entorno laboral, Specialisterne plantea dejar de poner el foco en esas carencias para ponerlo en sus marcadas fortalezas.

Muchas de las personas diagnosticadas con TEA tienen destacadas capacidades intelectuales e incluso en casos CI altos. "Pueden ser muy tenaces, detallistas, cuentan con muy buena memoria, y pueden ser capaces de detectar patrones donde otros solo ven caos." comenta Sistach, unas competencias que hacen de ellos un talento destacado en roles como la prueba de software, el análisis de datos u otras ramas relacionadas con el razonamiento lógico.

Leer más: Competencias y habilidades más demandadas por las empresas

Estas mismas habilidades fueron las que dieron pie a Specialisterne (Especislistas en danés) en 2004 de la mano de Thorkil Sonne. Cuando su hijo fue diagnosticado con un rango leve de autismo, Sonne decidió buscar la forma de garantizarle un futuro. Al ver que su hijo a los 7 años era capaz de dibujar de memoria un índice de mapas de carretera de Europa, Sonne entendió que esas capacidades debían permitirle entrar en el mercado laboral. El resultado fue Specialisterne, una empresa capaz de ofrecer consultores destacados en soporte informático en un entorno adecuado para personas con autismo.

Tras conseguir que el modelo fuera sostenible, en 2008 Specialisterne comenzaba a internacionalizarse. Siguiendo un modelo similar al de franquicia, actualmente la empresa danesa se encuentra en más de 14 países de todo el mundo. En 2013 llegaban a España, donde la compañía cuenta con sedes en Barcelona y Madrid.

La formación en servicios TI

Specialisterne ofrece no solo una bolsa de empleo para personas con TEA. Antes de optar por un puesto laboral, los candidatos son formados principalmente en dos áreas. Por un lado, el aspecto socio-laboral donde los alumnos trabajan en las dificultades de comunicación e interacción social desde una perspectiva muy enfocada al comportamiento en el entorno laboral. Por otro, se forman a nivel técnico, en tareas como pruebas de software, análisis de datos o roles de carácter más administrativo.

"No pedimos estudios previos, para entrar en nuestra formación. Tenemos chicos con estudios superiores y otros que tienen únicamente la ESO, pero que son muy autodidactas y para los que la informática es su pasión", aclaran desde Specialisterne.  La formación es totalmente gratuita, — subvencionada en parte por fondos europeos, y en parte por la compañía— y tiene una duración media de 5 meses. Entre los escasos requisitos, además de contar con un diagnóstico de TEA, ser mayor de 18 años y tener cierta destreza con los ordenadores.

Specialisterne forma a personas con autismo para trabajar
Oficinas de Specialisterne en nuestro país. Cortesía de Specialisterne España.

Una vez concluido el curso, a muchos se les ofrece pasar a su bolsa de empleo, con un contrato que, "salvo excepción muy concreta" es siempre indeterminado.  "Lo que intentamos es ofrecer una carrera no un empleo", explica Sistach. Comienzan con proyectos más sencillos "que sabemos que pueden hacer tranquilamente y posteriormente van adquiriendo proyectos más complejos a medida que ganen en técnica y conocimientos".

Gradualmente también se incrementará el sueldo. Un salario que comienza con el mínimo que marca el convenio y va creciendo en función del tipo de tareas, la experiencia y la solidez. "Y esto será el principio de una carrera profesional que en algunos casos puede hacer a ciertas personas iniciar su propia trayectoria profesional alejados de Specialisterne", indica su director general en España.

La importancia de la inclusión en las empresas

En España cuentan actualmente con unos 35 clientes. Everiste o Aguas de Barcelona son algunas de las que comenta Sistach, quien reconoce que en España en comparación con otros países en los que tienen sedes es "dónde cuesta más".

"Hay más reticencia, más miedo. Nos falta más tiempo, difusión, concienciación..." se lamenta el director general de Specialisterne. Ahora movidos por la escasez de cierto talento digital, quizá las cosas puedan cambiar. "Hay empresas interesadas, con curiosidad, ven una nueva fuente de talento y más en algunos nuevos ámbitos de campos informáticos, un nuevo camino para encontrar a buenos profesionales".

Buenos profesionales como Fernando Toñánez. FXstreet, la empresa en la que trabaja, tenía una necesidad y buscó la mejor forma de cubrirla,"sin prejuicios y con la mente abierta", cuenta por correo electrónico Pere Monguió, Head of Content de FXstreet. Afirma demandar "la excelencia en cada puesto" y para este la encontraron en Fernando. En palabras de Monguió, él aporta a la compañía "enfoque, fiabilidad y detallismo muy por encima del nivel medio del equipo".

Leer más: Cómo atraer el talento femenino hacia el negocio tecnológico

Pero a pesar de esto, en nuestro país en opinión de Sistach la inclusión en las empresas aún "está un poco estigmatizada". Aunque es optimista, "en 2018 por fin en España se empieza a hablar de diversidad en la empresa y comienza a aparecer en la lista de cosas por hacer en Recursos Humanos", comenta optimista.

Y motivos para apostar empresarialmente por la inclusión no faltan. Ciertos estudios de McKinsey muestran que las empresas que apuestan por la diversidad son más rentables e innovadoras. Y en un 87% de los casos, las mejores decisiones llegan de equipos inclusivos, según datos de Cloverpop.

Unos datos que deberían hacer reflexionar aún más si se contrastan con las estadísticas que cifran los diagnósticos de autismo en 1 de cada 59 niños de 8 años en países como EE. UU.. Los planes orientados para mejorar la inserción de estas personas dejan de ser así una mera cuestión de responsabilidad social, si pensamos en las tasas de paro que estás cifras podrían conllevar en unos años si no se aboga por ello.

Para continuar mejorando la vida de estas personas, Specislisterne tiene la intención de seguir creciendo en nuestro país. En 2019 quieren empezar a hacer proyectos pilotos en otras ciudades españolas y progresivamente poder ampliar el tipo de tareas, para incluir en sus programas grados más severos de TEA.

Y además