Este es el componente de tu coche que más se avería por culpa del frío: así debes revisarlo

Conductora con el coche averiado
  • Algunos de los componentes de tu coche sufren mucho por culpa del frío. Las bajas temperaturas provocan que algunos elementos se rompan, con el peligro que esto supone para la seguridad vial y el gasto extra en reparaciones.
  • Así debes revisar la batería de tu coche para no llevarte disgustos este invierno.

Algunos de los elementos de tu vehículo sufren mucho por culpa de las bajas temperaturas. La llegada del invierno puede hacer que algunos elementos se rompan sin previo aviso.

Esto es peligroso para la seguridad vial, ya que la avería puede sorprenderte en mitad de un trayecto, y además conlleva también un gasto en el taller que deberías evitar.

Las incidencias más comunes en 2022 en carretera estuvieron relacionadas con fallos en los neumáticos y en la batería. Este último componente es al que debes prestar más atención cuando hace frío.

Según advierte la DGT, las temperaturas frían afectan a la funcionalidad de la batería y al amperaje necesario para poner el coche en marcha.

Multas de tráfico te saldrán más caras a partir de ahora: este es el cambio de la DGT que afecta a todos los conductores

Tráfico también avisa de que en invierno "se utilizan más los sistemas del vehículo que necesitan electricidad para su funcionamiento: limpiaparabrisas, luces, antinieblas, luneta térmica, calefacción o calefactores de asiento", y esto hace que la batería se resienta más que en verano.

Este es el motivo por el que la batería de tu coche se verá especialmente afectada en invierno. La solución es clara: revisar su correcto funcionamiento y estado a lo largo de estos meses fríos.

Cómo revisar la batería de tu coche para no sufrir averías en invierno

Ahora que ya sabes que el componente más débil en invierno es la batería, llega el momento de aprender a mantenerla y revisarla durante los días más fríos.

El principal consejo de la DGT es que la revises al menos cada 10.000 kilómetros. Así podrás adelantarte a posibles desperfectos. Esta regularidad en al revisión "permitirá su funcionamiento óptimo y alargará su vida útil".

Además, debes tener en cuenta que la vida útil de la batería oscila entre los 3 y 5 años, aunque un mantenimiento adecuado del coche puede alargarla.

"Su mantenimiento, calidad, climatología a que ha sido expuesta y el tipo de recorrido habitual del vehículo marcarán su duración. Es muy diferente conducir a diario en trayectos cortos en ciudad a moverse normalmente por carretera", añade la DGT.

Hay algunas señales que advierten sobre el mal estado de la batería: las luces atenuadas o los elevalunas que suben de forma más lenta de los normal son advertencias a tener en cuenta, tal y como señalan desde Diariomotor.

Un buen consejo es el de comprobar la tensión de la batería con un polímetro. Teniendo el motor apagado debe marcar una lectura superior a 12,5 V. En caso de que baje de los 12,1 V, será momento de visitar el taller.

Las baterías de bajo coste tienen un precio de alrededor de 45 euros, mientras que las normales oscilan entre los 75 y los 100 euros. Una batería de mayor rendimiento y calidad supera los 200 euros.

Otros artículos interesantes:

Esta es la multa que puede ponerte la DGT durante el Black Friday: así puedes evitarla

Esta es la multa por conducir dentro de la M30 y en cualquier ZBE sin la etiqueta de la DGT

La DGT retira una de las multas más habituales: esta es la sanción de la que vas a librarte

Te recomendamos