Pasar al contenido principal

Decathlon da un paso atrás y no comercializará el polémico 'hiyab' Kalenji en Francia tras las críticas

Hiyab Running decathlon
Decathlon
  • Decathlon anuncia que no comercializará el polémico hiyab (velo islámico) deportivo de Kalenji en Francia, que sí está a la venta en Marruecos.
  • La compañía tomó esta decisión después de ser objeto de críticas y amenazas por parte de políticos y clientes y el boicot a la marca en redes sociales.
  • Como reacción a la polémica, la ministra de Sanidad de Francia, Agnès Buzyn, afirmó en una entrevista que habría preferido que "una marca francesa no promoviera el velo".  

El polémico hiyab (velo islámico) deportivo de Kalenji que Decathlon tenía previsto poner a la venta en Francia no se comercializará finalmente. Las críticas, el boicot e, incluso, las amenazas de las que ha sido objeto la cadena de moda deportiva, tanto en sus tiendas como por redes sociales, han propiciado que la empresa diera un paso atrás y haya optado por no llevar la prenda hasta sus establecimientos.

El hiyab está destinado a la práctica deportiva para mujeres que hacen yogging, y la compañía ya lo comercializa desde hace unas semanas en Marruecos. En declaraciones a Efe, el responsable de comunicación de la compañía de moda deportiva, Xavier Rivoire, señaló que la intención de Decathlon era que este producto esté disponible para las mujeres, sea cual sea su origen. 

Leer más: Gillette sabía que su nuevo anuncio feminista crearía polémica, pero siguió adelante por esta razón

Sin embargo, a la luz de las críticas tanto de la clase política como de los consumidores que aseguraron que no volverían a comprar en la cadena, Decathlon ha optado por no comercializar en Francia este producto que permite a las corredoras esconder su cabello y su nuca. Tras el anuncio realizado a través de las redes sociales, el servicio de atención al cliente de Decathlon recibió más de 500 correos electrónicos y llamadas protestando por la medida.

En una entrevista con RTL, la ministra de Sanidad de Francia, Agnès Buzyn, recordó que aunque el velo está permitido por ley, representa “una visión de la mujer” que no comparte y que prefiere que no “se favorezca la diferenciación entre hombres y mujeres”. En este sentido, la ministra añadió que “habría preferido que una marca francesa no promoviera el velo”

Y además