Las décimas importan en el calentamiento global: así cambiará el mundo según cuánto suban los termómetros

Dos niños parados en una calle parcialmente inundada después de que el río Ouse se desborde en York (Gran Bretaña).
Dos niños parados en una calle parcialmente inundada después de que el río Ouse se desborde en York (Gran Bretaña).

Reuters

  • Unas pocas décimas de grado marcarán radicales diferencias en el calentamiento global de nuestro planeta. 
  • Estas serán algunas de las consecuencias proyectadas por la comunidad científica para los distintos niveles de subida de las temperaturas.
  • Cuanto más aumentan las temperaturas, más se arriesga el mundo a pasar por una serie de puntos de inflexión irreversibles, desde la sexta extinción masiva a ciudades totalmente sumergidas por el nivel del mar. 
  • Descubre más historias en Business Insider España

El ser humano no está cumpliendo con las claves del Acuerdo de París, el pacto por el que la Unión Europea y 194 países firmantes se comprometieron a tratar de mantener la temperatura media mundial por debajo de una subida de 2 grados centígrados en los niveles preindustriales. Lo ideal era que la subida no llegase a los 1,5º, pero el mundo ya roza peligrosamente esa métrica.

Buena muestra de ello ha sido el extraordinariamente caluroso 2020, considerado por la NASA como el año más cálido de la historia. O este verano de 2021, salpicado de fenómenos extremos ligados aa la emergencia climática, como los incendios y olas de calor en Canadá, Estados Unidos o Siberia, junto con las graves inundaciones en Irán, Alemania, Bélgica o China. 

En The Economist esbozan cuáles serían los diferentes niveles de calentamiento global. La Organización Meteorológica Mundial predice que existe "al menos una posibilidad entre cinco de que supere temporalmente los 1,5 ° C para 2024". La mayor parte de ese calentamiento se ha producido desde 1975, a un ritmo de aproximadamente 0,15 a 0,2 ° C por década. 

El mundo a 1,5 grados centígrados más

Calentamiento global.
Getty Images

Aunque la subida de temperaturas se quedase varada en este punto, la posibilidad anual de una ola de calor en cualquier parte del mundo subiría del 5% al

28%. 

El nivel del mar se elevaría entre 40 y 80 centímetros, aumentado por el derretimiento de los glaciares, la ruptura del hielo del Ártico y el volumen expandido de los océanos más cálidos. Naciones insulares como las islas Maldivas quedarían ahogadas. También aumentaría la frecuencia de incendios destructivos como los que han acontecido en los últimos años en California o Australia. 

El calentamiento global no incidirá de manera uniforme en todo el mundo, sino que las temperaturas subirán más rápido en los polos y las latitudes altas, haciéndolo de forma más lenta en el Trópico, que a su vez será más susceptible a cambios severos en las precipitaciones.

Ya a día de hoy más de una quinta parte de la población mundial vive en áreas donde las temperaturas en las estaciones más cálidas ya han aumentado en más de 1,5 ° C (como promedio entre 2006 y 2015). 

También cerca de una décima parte del mundo tuvo de promedio temperaturas 2 ° C o más por encima de los niveles preindustriales entre 2014 y 2018, incluido el Ártico, partes de Oriente Medio, Europa y el norte de Asia.

La vida silvestre padecerá lo suyo: se seguirán sucediendo cientos de extinciones y solo quedarían entre el 10% y el 30% de los corales. 

El mundo a 2 grados centígrados más

Ola de calor

Getty Images

Según el Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático (IPCC), el organismo encargado por las Naciones Unidas de recopilar la evidencia científica sobre el calentamiento global, existe una enorme diferencia entre el impacto de 1,5 ° C de calentamiento y el de 2 ° C. 

Por ejemplo, el nivel del mar subiría 10 centímetros más para final de siglo, poniendo en peligro áreas costeras, deltas como Bangladesh y tierras alrededor del Nilo. 

El calor extremo sería en este supuesto mucho más frecuente, propiciando que urbes como Karachi en Pakistán o Kolkata en India tengan olas de calor que maten a miles de personas, algo que aconteció en 2015.

Además, más de 400 millones de personas a mayores podrían estar expuestas a un calor extremo. Los problemas serán el declive agrario, la inseguridad alimentaria, la falta de alimentos y la ola masiva de refugiados climáticos.

También se resentirá la economía: un par de grados más en el mercurio propiciará que el PIB mundial por persona baje un 13% para 2100 en comparación con ningún calentamiento adicional, según un artículo publicado por investigadores de la Universidad de Oxford en 2017. Si la subida térmica fuese de 1,5 grados centígrados, el PIB per cápita se reduciría un 8%. 

La gran perjudicada sería la naturaleza: el 18% de las especies de insectos perderán más de la mitad de sus hábitats, al igual que el 16% de las plantas y el 8% de los vertebrados. Desaparecerían casi todos los corales y toda la biosfera se vería afectada.

Una subida de las temperaturas todavía mayor

Una protesta en Camerún contra el cambio climático.
Reuters

Si se llegase a los tres grados el aumento no sería lineal, sino probablemente exponencial, cambiando el comportamiento del planeta para siempre.

Las consecuencias más catastróficas de los científicos ante este supuesto serían el colapso del sistema de circulación oceánica global, que ayuda a distribuir el calor en todo el mundo a través de corrientes como la del Golfo y determina los patrones climáticos regionales. 

Los paisajes cambiarían de forma radical: el hielo del Ártico o de la Antártida se perdería para siempre
y el permafrost liberaría enormes cantidades de metano, además de virus, Las selvas tropicales se convertirían en sábanas, los desiertos se expandirían comiéndose tierras cultivables, se multiplicarían los incendios y habría un colapso en los patrones de los monzones. Otros incluyen selvas tropicales que se convierten en sabanas, colapsos o cambios en los patrones.

La habitabilidad del planeta sería mucho menor, y perderíamos de forma irreversible la riqueza de la naturaleza. 

Otros artículos interesantes:

Calor asesino, ciudades ahogadas, cultivos en declive y nuevas epidemias: el informe más detallado hasta la fecha revela cómo cambiará Europa por culpa del cambio climático

Un tercio de los glaciares del Himalaya se derretirá en 80 años aun cumpliendo los Acuerdos de París: 2.000 millones de personas se verán afectadas

Noches tropicales: el calor nocturno extremo puede ser mortal, según la ciencia