Esta startup española fundada con 3.000 euros ha vuelto a poner de moda los cabeceros: sus ventas se dispararon un 400% en el año de la pandemia y pretenden facturar 10 millones en 2021

Fernando Jiménez y Josep Talavera, fundadores de Decowood

Decowood

  • Decowood es una marca digital de muebles de madera fundada en 2016 y que tiene un artículo top ventas muy curioso: los cabeceros.
  • La compañía cerró 2020 con una facturación de 5 millones de euros, el 400% más que el año anterior.
  • Las redes sociales, y especialmente Instagram, son claves para Decowood a la hora de conseguir ventas: el 20% del tráfico viene de ellas y cuenta con una conversión muy alta.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Los cabeceros vuelven a estar de moda. De estar en las habitaciones de las casas de las abuelas, se han convertido en el objeto más buscado por los millennials. Tanto es así, que ya son el top ventas en Decowood, una marca de muebles digital que produce a mano sus artículos con madera de bosques sostenibles. La compañía llegó a vender uno cada hora en mayo.

"El secreto está en que tenemos muchos modelos", cuenta Fernando Jiménez, cofundador de Decowood. La compañía cuenta con entre 70 y 80 cabeceros, pero las referencias aumentan hasta las 1.500 — estampados diferentes u otros pequeños cambios en los modelos. En comparación, sus competidores tienen muchos menos: Ikea solo cuenta con 10  en su catálogo.

Para Jiménez, hay varios factores diferenciadores de su marca respecto a otras. El primero sería la fabricación a mano de los muebles, que pueden personalizarse y están hechos con madera procedente de bosques sostenibles gallegos. Los productores de esta madera prima tienen que tener un certificado especial y acreditar que el bosque es sostenible y respeta el medio ambiente. Eso, unido a que la madera tiene un tratamiento previo, hace que el precio sea un poco más alto, pero ahorra tiempo en el taller.

Jiménez señala que el estilo mediterráneo de los muebles también les diferencia, con el uso de materiales como rafia, ratán y colores blancos y azules. La compañía también está empezando a experimentar con otros materiales, como la pana, que es y ha sido tendencia en las últimas temporadas.

El tercer factor es su apuesta con la sostenibilidad, ya que además de la citada madera, la compañía tiene el compromiso de eliminar el plástico al completo de todos sus artículos este año. "Todo lo que sale de la fábrica es ya 100% plastic free, no hay nada de plástico Lo que no podemos confirmar al 100% es que la gente que trabajo para nosotros lo es. Nuestro compromiso contra el plástico es total", explica.

Naifactory Lab, la startup española que crea lámparas y juguetes creativos con algo que tú tiras siempre a la basura: los huesos de aceituna

Los envíos son una parte clave en lo que se refiere a sostenibilidad y cuentan con un socio, Envialia, que se encarga de entregar los paquetes tanto en España como en el resto de países en los que operan, es decir, Francia, Portugal, Bélgica, Luxemburgo e Italia.

La compañía consigue contaminar menos mediante la técnica del dropshipping, que consiste en que cada proveedor que trabaja para ellos cuenta con el embalaje necesario para enviar un producto. Eso hace que el mueble no tenga que pasar por el almacén para ser enviado.

Asimismo, el packaging que utilizan está hecho mayoritariamente cartón y otros materiales sostenibles y ecológicos. 

Decowood facturó 5 millones de euros en 2020

Jiménez conoció al otro cofundador, Josep Talavera con menos de 25 años, cuando él era becario y Talavera tenía un negocio de venta de cajas de madera para decoración por internet. "Nos dimos cuenta de que había muy poca gente que vendiese decoración de madera por internet", cuenta Jiménez. "Yo sabía perfectamente cómo vender por internet y Josep tenía la experiencia con los proveedores y de fabricar". 

En 2016, ambos se asociaron y crearon Decowood con 3.000 euros de fondos propios. Jiménez explica que fueron rentables desde el primer día y que, de momento, no han necesitado financiación externa.

La compañía, con sede en La Roca del Vallés (Barcelona), tiene en la actualidad 45 trabajadores en plantilla. Este año, prevén ampliar el número de empleados, sobre todo en Francia, uno de los mercados que más está creciendo. En el futuro, el objetivo es abrir en más países y tener una tienda en cada capital, pero que no fuera de decoración al uso, sino más un showroom para enseñar sus productos.

Decowood cerró 2020 con una facturación de 5 millones de euros, que pretende duplicar este año. A pesar de la pandemia, la startup ha aumentado su facturación en un 400% respecto al año anterior, pandemia mundial incluida. El comercio electrónico ha sido uno de los sectores que más se han beneficiado por la pandemia y en Decowood estaban preparados para el aumento de tráfico y ventas. 

Con la subida de la facturación, la compañía tenía claro que tenían que aumentar la plantilla y mejorar la atención al cliente. "Siempre hemos querido tener una experiencia de compra muy buena. ¿Por qué? Porque comprar decoración por internet no es fácil", comenta. "Decidimos aumentar la atención al cliente y nuestra capacidad de servicio para hacer que la experiencia fuera la mejor. Eso es lo único que hemos cambiado durante la pandemia".

Además, la compañía empezó a ofrecer a sus clientes durante el confinamiento la posibilidad de personalizar el escritorio para adaptarlo a las necesidades de su trabajo y hogar.

ENTYSOCIAL:https://www.instagram.com/p/CCp7KghCSIu/,,

"Teníamos la sensación de que podíamos vender mucho más porque teníamos tráfico y decidimos diferenciarnos: 'vamos a hacerlos diferentes a los demás y a medida'", explica el fundador. 

El perfil de cliente de la compañía es bastante amplio: desde personas entre 20 y 22 años que han acabado de estudiar y se independizan hasta mayores de 55 que saben manejar las redes sociales. Si bien hay clientes de todas las edades, Jiménez destaca que son las mujeres entre 25 y 45 años y con sensibilidad por la decoración las que más compran. 

El fundador también señala que hay cambios en las tendencias de compra: las millennials suelen apostar más por colores más fuertes, atrevidos, mientras que otras consumidoras más mayores suelen preferir más por los neutros. El ticket medio varía entre los 100 y los 115 euros.

Las redes sociales, claves en su estrategia

Jiménez explica durante la entrevista que Instagram es uno de los canales de venta más interesante para la compañía. El fundador cree que inspirar y ser cercanos es la clave para conseguir ventas en la red social y tener un mayor engagement. "Lo que queremos es tener gente que realmente nos mira, le guste lo que hacemos, al que contestemos rápido y que acabe comprando", explica.

Así es Peoople, la red social española de recomendaciones que facilita el trabajo de los influencers y que ya cuenta con más de 7 millones de usuarios

Un 20% del tráfico de la web proviene de las redes sociales, a lo que Jiménez añade la gran conversión de estas visitas. "Es gente que ya ha visto la foto, que ven lo que quieren y van a comprar aquello que les gusta", explica. 

Para organizar el contenido, la compañía trabaja a 3 semanas vista, para que haya coordinación entre el departamento comercial y el de marketing. "No solo es subir una publicación o una historia porque sí, sino que está muy pensado".

Decowood tiene en la red social 142.000 seguidores, algo que la marca ha conseguido gracias al cuidado de su contenido: consejos de decoración, mucha actividad y publicaciones inspiradoras, cuenta Jiménez, y añade que los influencers también son importantes para llegar a esa cifra.

ENTYSOCIAL:https://www.instagram.com/p/CKjgCrSlhDc/,,

La compañía tiene un programa de embajadores a los que envían productos de forma gratuita, a cambio de que estos los enseñen posteriormente en redes manteniendo esa estrategia de cercanía. Decowood busca que sus muebles salgan en publicaciones más a largo plazo, no solo en una campaña.

La marca cuida mucho la selección de estos embajadores, que Jiménez considera clave. "Nosotros seleccionamos al 10% de la gente que nos pide colaborar, porque buscamos los perfiles más adecuados para nuestra empresa". No es necesario tener muchos seguidores para formar parte de este programa de embajadores, sino que el contenido de los perfiles sea acorde a la marca y que el usuario tenga engagement.

Decowood también tiene cuenta en Facebook, donde llega a personas de un rango de edad distinto a las que están en Instagram.

LEER TAMBIÉN: Nadie quería financiar su idea y desde 2012 ha fundado 6 marcas y una app multipedido y acumula más de 20 millones de euros de facturación

LEER TAMBIÉN: Proyecto Kulto: la startup gestada en un pequeño pueblo de Cantabria que quiere convertirse en el 'marketplace' de la agricultura de proximidad en toda España

LEER TAMBIÉN: La empresa zaragozana que defiende los cables submarinos que conectan internet de las mordeduras de tiburones para que jamás te quedes sin conexión

VER AHORA: El Black Friday del año del coronavirus: una antesala de las compras navideñas con un consumo contenido