Google, Meta y Twitter se enfrentan a multas multimillonarias si no abordan los 'deepfakes' y las cuentas falsas en sus plataformas

Mark Zuckerberg, CEO de Meta (antes Facebook), en una imagen de archivo.
Mark Zuckerberg, CEO de Meta (antes Facebook), en una imagen de archivo.

REUTERS/Leah Millis

La Unión Europea quiere perseguir la proliferación de deepfakes –personajes que parecen reales, aunque han sido creados artificialmente en el mundo virtual– y las noticias falsas, con la actualización del código de conducta de la Ley de Servicios Digitales (DSA) del organismo.

Según un documento de la UE al que ha tenido acceso Reuters, Google, Facebook, Twitter y otras grandes compañías tecnológicas tendrán que tomar medidas para no difundir estos 2 tipos de desinformación, con el riesgo de cuantiosas multas en caso de no hacerlo.

"La DSA proporciona una columna vertebral legal al código de prácticas contra la desinformación, incluidas fuertes sanciones disuasorias", ha asegurado a Reuters en un comunicado Thierry Breton, comisario europeo de Mercado Interior de la UE, quien lidera los avances en este ámbito.

El código de prácticas se introdujo en 2018, aunque siempre ha sido voluntario, apelando a la responsabilidad compartida entre reguladores y signatarios. De ser firmado, quienes lo suscriban tendrán que perseguir los deepfakes y las desinformación.

El escepticismo de Gemma Galdon ante las futuras regulaciones tecnológicas, que pueden caer en los mismos errores del RGPD: "4 años después seguimos en el inmovilismo"

"Los signatarios relevantes adoptarán, reforzarán e implementarán políticas claras con respecto a comportamientos y prácticas de manipulación inadmisibles en sus servicios, con base en la evidencia más reciente sobre las conductas y tácticas, técnicas y procedimientos empleados por actores malintencionados", subraya el documento. 

En este sentido, la DSA europea es la primera que pone el foco en la regulación de los servicios digitales, con claros dictados a las grandes tecnológicas. Durante su aprobación histórica en abril de este mismo año, Ursula von der Leyen, presidente de la UE, así lo celebró.

"Nuestras nuevas reglas protegerán a los usuarios en línea, garantizarán la libertad de expresión y oportunidades para los negocios. Lo que es ilegal fuera de línea será efectivamente ilegal en línea en la UE. Una señal fuerte para las personas, las empresas y los países de todo el mundo".

En cuanto a las multas que podrían recibir las compañías tecnológicas que incumplan el código de conducta, la sanción económica podría llegar hasta el 6% de la facturación global, con un plazo de 6 meses para implementar las medidas.

Además, quienes suscriban el código tendrán que velar por que la publicidad no contenga desinformación, con mayor transparencia en la publicidad política.

A todo ello se una también un último punto muy de actualidad, el de la guerra en Ucrania. La DSA y su código de conducta están pensadas para atajar la desinformación proveniente de países externos a la UE.

"Una vez que el Código esté operativo, estaremos mejor preparados para abordar la desinformación, también proveniente de Rusia", ha puntualizado Vera Jourova, vicepresidenta de la Comisión Europea, en un comunicado. 

Otros artículos interesantes:

'Big Tech' contra la banca: por qué Apple, Amazon o Google son una amenaza inminente

La pandemia cambia el modelo de trabajo de las 'Big Tech' en Silicon Valley: descubre las 8 empresas que no volverán al 'valle'

Las Big Tech entran en la carrera para desarrollar sus propios chips en medio de la escasez global de estos componentes

Te recomendamos