Pasar al contenido principal

Deliveroo se asocia con Aso Riders para mejorar las condiciones de sus repartidores

Riders de Deliveroo
Deliveroo

Deliveroo ha firmado este lunes un acuerdo con la Asociación Española de Riders Mensajeros (Aso Riders), con el objetivo de "incrementar la seguridad de sus riders y proteger la flexibilidad en su trabajo", según ha informado en un comunicado.

La empresa se convierte así en la primera compañía española del sector que firma un acuerdo de interés profesional con el que, según ha informado, establecerá una "plataforma de diálogo" con sus trabajadores autónomos para "explorar propuestas que les brinden aún más seguridad".

Fuentes de la compañía han aclarado que todos los repartidores que trabajen para Deliveroo, obtengan más de un 76% de sus ingresos por colaborar con esta empresa (contrato formato Trade) , y formen parte de la asociación se verán beneficiados de las ventajas de este acuerdo.

Deliveroo y otras empresas de reparto a domicilio están en el centro de un debate sobre los nuevos modelos de trabajo. Los repartidores de esta compañía, así como los de la española Glovo, entre otras, son autónomos, pero la empresa ejerce una posición de empleador, según una sentencia de un juzgado de Valencia, que aún no es firme.

Así, la startup ha sido acusada de emplear a falsos autónomos y en ese sentido el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha declarado que "ha seguido muy de cerca el debate sobre Deliveroo" y que va a aprobar "un plan de lucha contra la explotación laboral", directamente refiriéndose a esta empresa, situándola aún más en medio de la controversia.

Bajo el nuevo acuerdo, aquellos miembros de la asociación que trabajen para Deliveroo podrán beneficiarse de "ventajas" como una mayor cobertura en el seguro: mientras que ahora la cobertura en caso de hospitalización (de 50 euros al día) es de 30 días, se ampliará hasta dos meses.

Leer más: Así esquiva Deliveroo a Trabajo: evita el software con el que pillaron su fraude laboral

Además, contarán con una indemnización de 25 días por año trabajado en caso de extinción del contrato sin causa, hasta un máximo seis mensualidades, y una protección durante las vacaciones.

Hasta ahora, explican desde la empresa, si un repartidor estaba inactivo durante días, el sistema electrónico que asigna los pedidos a los riders le enviaba menos encargos, y así progresivamente, entendiendo que no estaba interesado o disponible para trabajar. Con el nuevo acuerdo, si avisan que se marcharán de vacaciones o simplemente estarán inactivos un tiempo (hasta 42 días), el sistema no les penalizará.

Asimismo, los repartidores no tendrán que abonar el depósito para que se les preste la caja térmica en la que llevan sus pedidos, como hacían hasta ahora, según han apuntado desde la compañía, y se les impartirá formación voluntaria a través de terceros "para capacitar a los riders en habilidades sobre seguridad vial y emprendimiento".

El acuerdo también establece una comisión, compuesta por miembros de la asociación y representantes de Deliveroo para resolver cualquier cuestiones relacionadas con la aplicación del acuerdo.

Leer más: 800 millones de trabajadores serán sustituidos por robots en 2030

La directora general de Deliveroo en España, Diana Morato, ha explicado en el comunicado que estos beneficios son "significativos" para aquellas personas que quieran trabajar con ellos porque "protegen la flexibilidad laboral y la libertad de adaptar el trabajo a las distintas realidades y responsabilidades personales, al tiempo que añade más seguridad".

"Deliveroo se compromete a ofrecer a los riders ambos beneficios hasta donde podamos. De hecho, haremos una campaña para instar al Gobierno a evolucionar la ley para que podamos avanzar en esta materia. Nos enorgullece haber llegado a este acuerdo tras las negociaciones con la Asociación Española de Riders Mensajeros. Estamos convencidos de que el acuerdo representa un oportunidad única para profundizar en el diálogo directo entre ambas partes", ha indicado.

Estas empresas reclaman que el Gobierno les cree un estatus laboral propio y que se regule su actividad, ya que se consideran nuevos servicios, producto de la revolución digital, que no están contemplados en la legislación española.

Te puede interesar