La elevada demanda del iPhone 12 Pro podría obligar a Apple a fabricar más modelos antiguos para hacer frente a las compras navideñas

Análisis iPhone 12 Pro
A.A.H.
  • Los retrasos de los chips para el iPhone 12 Pro parecen estar obligando a Apple a adoptar medidas desesperadas, como ordenar más teléfonos de modelos anteriores, según explica la prensa asiática.
  • Para llenar el vacío de smartphones con 5G, Apple ha ordenado fabricar 20 millones de iPhones "antiguos" —iPhone 11, iPhone SE e iPhone XR— con los que salvar los muebles durante la temporada navideña.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Apple ha dado la orden a sus proveedores de todo el mundo de que produzcan más modelos de iPhone antiguos para hacer frente a la demanda navideña, según ha adelantado el japonés Nikkei, uno de los mayores periódicos financieros de todo el mundo. 

Con la campaña de final de año a la vuelta de la esquina, los retrasos en la fabricación de chips destinados al nuevo iPhone 12 y iPhone 12 Pro habrían obligado a la firma de Cupertino a buscar una solución y atender así una de sus épocas más lucrativas.

La pandemia ya puso en aprietos a la industria tecnológica en los primeros meses del año, pero la situación no parece ha mejorado en los últimos tiempos.

Con la llegada de los últimos modelos de iPhone, la compañía dirigida por Tim Cook ha ordenado fabricar más de 20 millones de unidades de iPhone 11, iPhone SE e iPhone XR hasta el final del año, según explica Nikkei. El objetivo: salvar los muebles durante la temporada de compras navideñas y principios del año 2021, dos de los momentos de mayor tráfico de caja, en un momento en que su último teléfono insignia no llegará a tiempo para adornar el árbol.

Además, desde Cupertino esperan con ansia la llegada de 2,5 millones de portátiles MacBook con CPU propia antes de 2021, buscando reducir su dependencia de chips de Intel y reinvertir esfuerzos en los iPhones, pero la demanda inesperada y los retrasos de sus proveedores han obligado a tomar medidas desesperadas.

De esta forma, cualquier iPhone 11, iPhone SE y iPhone XR ensamblado a partir de ahora no vendrán con cargador ni auriculares con cable. El iPhone 11 Pro y el iPhone 11 Pro Max, por otro lado, dejarían de fabricarse por haber llegado "al final de su vida útil" (para la empresa), apuntan desde Nikkei.

"El iPhone 11 sigue estando cotizado y tiene un impulso sorprendentemente fuerte, pero no es el caso del Pro y Pro Max", aseguran al mismo diario fuentes conocedoras del proceso. "Ya es hora de que detengan su producción, ya que podrían afectar a las ventas del iPhone 12 Pro y el Pro Max", sentencian.

La escasez de chips para las baterías del iPhone 12 ponen a Apple en aprietos para atender la demanda en el trimestre clave a nivel de ventas

Bloomberg apunta que los proveedores del fabricante están teniendo dificultades debido a la escasez de unos componentes: unos chips específicos para la gestión de la batería de los nuevos móviles. Citando a fuentes conocedoras del problema, la agencia detalla que su capacidad para atender toda la demanda que se genere estas Navidades se ha visto mermada.

Estas órdenes de producción iniciales para las primeras remesas de MacBooks equivalen a casi el 20% del total de los envíos de MacBook para 2019 (unas 12,6 millones de unidades), aunque muchos de ellos pertenecen a modelos antiguos reclamados antes de las vacaciones. La razón, asegura Nikkei, se debería a una estrategia para compensar la escasez de modelos 5G y evitar retrasos antes de la temporada de Navidad.

Así, el gigante de la tecnología está programado para introducir otros modelos de MacBook utilizando sus propias CPU en el segundo trimestre del próximo año, reemplazando aún más los microprocesadores de Intel. Al mismo tiempo, la firma de Cupertino está a la espera de enviar los retrasados iPhone 12 Mini y iPhone 12 Pro Max un mes después de que fueran revelados el pasado 13 de octubre.

Bien es cierto que la demanda del iPhone 12 Pro ha sido mucho más fuerte de lo que Apple anticipó en un primer momento, pero para empeorar las cosas, la compañía se ha visto afectada por las limitaciones de suministro de algunos componentes, como los chips de potencia y otros facultativos, destinados originalmente a los iPads y últimos modelos de iPhone.

"Esto ha afectado a cerca de 2 millones de unidades en la producción total del iPad comparado con su plan de producción anterior para este año", han indicado fuentes conocedoras del proceso a Bloomberg

Por qué Apple ha comprado Vilynx: la startup española de análisis de vídeos mediante inteligencia artificial ya competía con tecnologías de Google y Facebook

Los pedidos del iPhone 11, uno de los teléfonos insignia presentados el pasado septiembre, y el rentable iPhone SE, presentado esta primavera, se acercan a los 10 millones de unidades cada uno, pero son lo suficientemente distintos a la nueva remesa como para no competir con los últimos modelos. Por otro lado, tanto los nuevos MacBooks como los modelos más antiguos de iPhones hechos a partir de octubre seguirán siendo fabricados en China.

Al igual que sus últimos chips de procesador para iPhone, las últimas CPU de Apple para MacBooks son diseñadas por la compañía estadounidense pero producidas por Taiwan Semiconductor Manufacturing Co., el mayor fabricante de chips por contrato del mundo.

Otros artículos interesantes:

Por qué Apple ha comprado Vilynx: la startup española de análisis de vídeos mediante inteligencia artificial ya competía con tecnologías de Google y Facebook

La escasez de chips para las baterías del iPhone 12 ponen a Apple en aprietos para atender la demanda en el trimestre clave a nivel de ventas

Apple estaría explorando el desarrollo de su propio motor de búsqueda ahora que la demanda antimonopolio de EEUU puede poner en riesgo su multimillonario acuerdo con Google