Un grupo de accionistas de Twitter demanda a Elon Musk por querer hundir las acciones de la compañía

Cuenta oficial de Elon Musk en Twitter.
Cuenta oficial de Elon Musk en Twitter.

Reuters

La compra de Twitter por parte de Musk se está dilatando, y a este serial de noticias se le ha unido un nuevo capítulo: un grupo de accionistas de la red social ha demandado a Musk por intentar hacer que caiga el valor de las acciones de la compañía.

El miércoles por la noche se presentó una nueva demanda en nombre de los accionistas de Twitter contra Elon Musk en el tribunal federal de distrito de San Francisco, en la que se alega que el consejero delegado de Tesla ha manipulado activamente las acciones de la compañía para su beneficio personal.

La demanda giraba en torno a la conducta de Musk desde que firmó el acuerdo de compra con el consejo de administración de Twitter el 25 de abril, en particular su reciente declaración de que el acuerdo "no puede seguir adelante" sin más información sobre las cuentas automatizadas en la plataforma.

Después de firmar el acuerdo, se alega en la demanda, "Musk procedió a hacer declaraciones, enviar tuits, y participar en una conducta diseñada para crear dudas sobre el acuerdo y conducir las acciones de Twitter a la baja sustancialmente con el fin de crear un apalancamiento que Musk esperaba utilizar para retirarse de la compra o renegociar el precio de compra", según ha recogido The Verge.

"Como se detalla en el presente documento, la conducta de Musk fue y sigue siendo ilegal, en violación del Código de Corporaciones de California, y contraria a los términos contractuales que aceptó en el acuerdo", continúa la demanda.

La demanda es una propuesta de acción colectiva presentada por un pequeño grupo de accionistas, pero que busca daños y perjuicios que se distribuirían entre cualquier persona que tenga acciones de la compañía.

En particular, la demanda solicita una medida cautelar por parte del tribunal, que podría obligar a Musk a comprar Twitter al precio acordado.

Por qué Elon Musk no puede abandonar su acuerdo para comprar Twitter

Según los términos del acuerdo anunciado en abril, Musk y Twitter acordaron resolver cualquier disputa en el estado de Delaware, la sede de los litigios de fusiones y adquisiciones que es famosa por dar facilidades a las empresas. 

"La respuesta corta es que será demandado", dijo hace unos días a Busines Insider Karen Woody, profesora asociada de la Facultad de Derecho de la Universidad de Washington y Lee. "Aquí existe un contrato, y es vinculante". 

Si Musk se echara atrás, Twitter tiene dos vías principales de litigio, señalaba Woody. La empresa podría demandar a Musk por los casi 1.000 millones de euros de rescisión establecidos en los términos del acuerdo, o podría demandarlo para obligar a que el acuerdo se lleve a cabo de cualquier manera. En ese caso, Twitter pediría a un tribunal que aplicara lo que se conoce como cláusula de "cumplimiento específico" en los contratos de compraventa, que obliga a las partes a hacer lo que dijeron que harían para cerrar el trato.   

Otros artículos interesantes:

Por qué Elon Musk no puede abandonar su acuerdo para comprar Twitter

La compra de Twitter por parte de Elon Musk está más en el aire que nunca: así podría desmoronarse la operación

Las acciones de Twitter se desploman: Elon Musk ha pasado de poder ganar 1.000 millones a perder más de 40 con su última apuesta

Te recomendamos