Deporvillage, la tienda online que se fraguó en los ratos libres de sus fundadores y que hoy factura 120 millones de euros

Fundadores de Deporvillage

Deporvillage

  • Deporvillage, que nació en los ratos libres de sus 2 fundadores, ha cerrado 2020 con una facturación de 120 millones de euros, cifra que espera elevar a los 175 al cierre de año. 
  • El e-commerce deportivo líder en España, ha cerrado la temporada de rebajas de invierno con una facturación de 24,5 millones de euros, lo que supone la mejor campaña de su historia.
  • El aumento de la práctica deportiva y el auge del canal online a raíz de la pandemia, están detrás de la buena marcha de la compañía catalana. 
  • Descubre más historias en Business Insider España.

"Las relaciones laborales son ciclos", comienza explicando Xavier Pladellorens para contar que se encontraba en el fin de su trayectoria como responsable Marketing Online la agencia de viajes eDreams.es cuando el gusanillo de crear algo por su cuenta y riesgo comenzó a bombardear su cabeza. Sin saberlo, Deporvillage estaba a punto de ser una realidad. 

La idea del negocio, que surgió en una conversación informal, fue cogiendo tintes de seriedad, cuando, en 2010, ambos fundadores: Pladellorens, actual CEO, y Àngel Corcuera, jefe de adquisiciones, se lanzaron a la búsqueda de un almacén. Hoy, 11 años después, Deporvilage, es una tienda online especializada en deporte que factura 120 millones de euros y que espera elevar esa cifra a los 175 en 2021.

Una startup nada premeditada

Pladellorens explica que fueron juntando todas las piezas que conforman un pequeño negocio online. Esto es contactar con proveedores y crear una página web. No obstante, el CEO detalla que, mientras todo esto acontecía, los fundadores seguían con su trabajo y dedicaban su tiempo libre a forjar su incipiente sueño empresarial. 

"No fuimos una startup premeditada", explica Pladellorens, quien opina que ahora estos proyectos están mucho más estudiadas de lo que estaban antes. "Todo fue como un grupo de música, en que se juntan unos cuantos y acaban siendo los Beatles", cuenta y lo cierto, es que con pretensión de ello o no, el concepto caló y de una manera excepcional. 

En 2011, la compañía ganó el concurso de startups Seedrocket, dando entrada a los que se conoce como business angels –personas físicas o jurídica que proporciona su propio capital para invertir en el desarrollo de un negocio, normalmente a cambio de una participación accionarial–. Algunos tan reconocidos como François Derbaix (Toprural) o David Tomás (Cyberclick).

Asimismo, el último estimulo financiero llegó en 2015 cuando incorporaron al accionariado compañías de Venture Capital como la española Samaipata y la italiana P101, así como el Grupo Mediaset. En total fueron 7 millones de euros los invertidos. 

Con un equipo humano formado y con Xavier Pladellorens completamente dedicado a la empresa, Deporvillage consiguió alcanzar en 2014 una facturación de 6,5 millones. 4 años después, logró aumentar esa cifra en un 80%, hasta los 45 millones de euros. 

El camino de lleno giros de Deporvillage

Xavier Pladellorens, CEO de Deporvillage

Deporvillage

"La empresa que nació con un concepto multideporte", cuenta Pladellorens. El empresario explica que en 2010 ya había modelos de negocios online pero muy enfocados en el ciclismo como es Bicimarket o Retto, por ello decidieron abarcar todo, aprovechando la falta de un líder claro en todo el sector. 

Posteriormente, la compañía decidieron que debían ser lo mejores en un solo ámbito y decidieron focalizarse únicamente en ciclismo y running y abandonar otras disciplinas. Tras este movimiento, en 2015, llegaría el giro definitivo: "Recuperamos todo lo referente al deporte outdoor y entendimos que nuestra misión era ser los mejores en el deporte individual". Plan, que se tomaron muy en serio. 

La pandemia da alas al comercio online en España: es el país donde crece a mayor velocidad y el número de transacciones marcaron récord durante los meses del confinamiento

Así, la empresa, que hoy emplea a 250 personas repartidas entre la sede de Manresa, las oficinas de Barcelona y el almacén, dispone de 80.000 productos procedentes de unas 560 marcas reconocidas. Asimismo, dispone de 2 propias, centradas en ciclismo, y ya se encuentra trabajando en 3 más de diferentes disciplinas deportivas. El eje principal de la empresa, su página web, está disponibles en 6 idiomas, ha superado los 9 millones de visitas mensuales y sirve un promedio de 4.000 pedidos diarios. 

Las cifras que hoy le avalan como un líder en el sector deportivo

En uno de los años más complicados para todos los sectores, Deporvillage –y gracias a todo el camino digital que ya llevaba recorrido– ha logrado salir con éxito del vendaval que ha levantado la irrupción del COVID-19. Así, el e-commerce ha cerrado 2020 con una facturación de 120 millones de euros, esto supone hablar de un 60% por encima de lo previsto y un crecimiento interanual del 106%. 

“Hemos superado todas las previsiones que habíamos hecho, ya que esperábamos cerrar 2020 en torno a los 75 millones. Durante el segundo trimestre del año detectamos el auge de la venta online, intuyendo que alcanzaríamos el objetivo y podríamos incluso superarlo”, explica Pladellorens. 

El directivo explica que durante el 2020 la empresa ha vivido una "competa aceleración" no solo en España, sino en el resto de países donde vende la compañía. De hecho, más del 80% de las ventas procede del sur de Europa, aunque también tiene una considerable presencia en Estados Unidos y Australia. 

La ropa deportiva gana cuota de mercado en el año más complicado para el sector: Nike y Adidas suponen ya el 5,9% de la moda mundial

La mejor prueba de este acelerón económico la encontramos en los 24,5 millones de euros que Deporvillage ha conseguido facturar al cierre de la campaña de invierno, lo que supone un incremento interanual del 140% y la mejor cifra de su breve pero intensa historia. 

Cifras que contrasta con la caída que se producía en el sector de la moda durante el mes de enero, con un desplome de las ventas del 53,2%. Caída que superaba, incluso, al cierre de 2020, que se situó en casi un 40%, según datos de la patronal de la moda Acotex, que atribuía estas cifras las restricciones por el COVID-19 y al temporal Filomena.

Los complejos escenarios que Deporvillage tuvo que despejar 

Fundadores de Deporvillage

Deporvillage

Pladellorens explica que el cambio que ya venía anunciándose se ha acelerado por completo. "Estábamos teniendo crecimientos de entre el 50 y 60 % y este 2020 nos ha permitido crecer crecer al 100%", cuenta. La causa de este giro en los hábitos de consumo tiene, como no podía ser de otra forma, de protagonista a la pandemia y de damnificados a casi cualquier sector al que se mire.

Por un lado, la práctica de actividades deportivas que se podían realizar en casa, como el yoga o la bicicleta estática, aumentaron un 22% en España durante el confinamiento, según publicaba La Vanguardia . Desde entonces, no pararía de ganar adeptos.

Durante el año de la pandemia, en España se producía la mayor caída del sector minorista desde el año 2012, con un desplome de las ventas del 7,1%, respecto a 2019, con especial atención a las acontecidas en equipo personal (-27,6%), de acuerdo a las cifras del INE. Mientras esto acontecía, la facturación del e-commerce alcanzaba los 12.020 millones de euros y el número de transacciones marca rércord con más de 244 millones de operaciones, según los datos de la CNMC.

Gestionar una creciente demanda de productos deportivos y disponer un canal online maduro eran los 2 escenarios a despejar, algo que Deporvillage hizo con cierta destreza. Y precisamente, ha sido esta habilidad la que le ha servido a la compañía para consolidar aún mas su proyecto, uno que fue apuntándose en días libres de sus 2 fundadores, y que hoy es una realidad empresarial que aspira a facturar 175 millones al cierre de 2021.

 

Otros artículos interesantes:

Macron avanza a paso firme en España: la firma de moda deportiva quiere alcanzar las 30 tiendas en 2026

Adiós a otro gigante de la moda deportiva en el mercado español: O'Neill, la firma especializada en surf, ha comenzado a desmantelar su filial

La pandemia da alas al comercio online en España: es el país donde crece a mayor velocidad y el número de transacciones marcaron récord durante los meses del confinamiento