Si sientes que los desastres medioambientales que se han producido este verano en todo el mundo están empeorando tu ánimo es posible que sufras ecoansiedad

Inundación en Alemania en verano de 2021
Reuters
  • La ecoansiedad va en aumento a medida que más personas se percatan de cómo les afectará el cambio climático.
  • Las personas más jóvenes se sienten particularmente ansiosas por el mundo que heredan, según muestra una investigación.
  • Business Insider habló con expertos y personas con ansiedad ecológica para obtener más información sobre sus preocupaciones.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

El esposo de Jennie Ferrara trajo a casa el periódico una mañana como cualquier otra porque pensó que la historia de la portada interesaría a su esposa. Sin embargo, casi la hizo desmayarse. 

Era el año 2008 y algunas de las principales compañías petroleras del mundo anunciaban planes para extraer más petróleo de las arenas bituminosas de Canadá, algo que resultaría perjudicial para el medio ambiente.

Ferrara, que es originaria de Texas (Estados Unidos) pero vive en Dinamarca, se había sentido pesimista sobre el medio ambiente durante muchos años, pero el titular de ese día la llevó al límite.

"Cuando miré la portada casi entro en coma", relata a Business Insider. "Tu cuerpo se adormece y todo a tu alrededor se queda en silencio. Pierdes toda la energía y cuestionas tu voluntad de vivir", añade.

Ferrara estaba experimentando un episodio de ecoansiedad, un término que la Asociación Estadounidense de Psiquiatría ha definido oficialmente como "el miedo crónico a la ruina ambiental". 

Ella no es la única persona que la padece: cada vez son más los que se están dando cuenta de que el deterioro del planeta está afectando su salud mental.

Una encuesta reciente publicada por la Universidad de Yale encontró que más del 40% de los estadounidenses se sentían "indefensos" sobre el estado del planeta.

Y según una encuesta de 2020 de la APA, más de la mitad de los estadounidenses dijeron que estaban algo o extremadamente ansiosos por el impacto del cambio climático en su propia salud mental. 

El mundo está despertando

"Un número creciente de personas sienten una respuesta emocional a lo que está sucediendo al vivir en un mundo tan cambiante", cuenta a Business Insider Leslie Davenport, consultora y terapeuta de psicología climática.

Davenport explica que parte de la razón detrás del aumento del "pavor ecológico" es que más personas se están percatando de "cuánto afecta el cambio climático a nivel personal".

Solo este verano, el huracán Ida ha sumergido viviendas enteras en el agua, gran parte de Alemania ha sido afectada por inundaciones históricas y los incendios forestales en el sur de Europa y América del Norte han olbigado a desplazarse a cientos de personas.

"En el pasado era más fácil mantener el cambio climático como algo lejano en el futuro, pero a medida que sus efectos van en aumento nuestras respuestas también son más agresivas", agrega Davenport.

Como consultor de psicología climática, Davenport trabaja con clientes que experimentan todo un espectro de reacciones al cambio climático. 

 Algunos, como Ferrara, experimentan sensaciones físicas muy fuertes, tienen dificultades para respirar o sienten que están teniendo un ataque cardíaco.

Otros tienen síntomas más sutiles: lloran al azar, no pueden dormir por la noche o, a menudo, se sienten irritables y nerviosos.

Sus clientes son de distintas edades, aunque las investigaciones muestran que específicamente las generaciones más jóvenes se sienten angustiadas por el planeta que están heredando.

Una encuesta de Washington Post-Kaiser Family Foundation desvela que el 57% de los adolescentes estadounidenses sienten que el cambio climático les asusta: al 52% les enfada.

En 2019, el activista climático Clover Hogan creó Force of Nature, una organización que ayuda a los estudiantes de 11 a 24 años a manejar su ansiedad y enseñarles cómo se pueden involucrar para cambiar las cosas.

"Ninguno de nosotros es capaz de resolver la crisis climática por sí solo. Sin embargo, somos capaces de cambiar de la noche a la mañana nuestra forma de pensar", matiza Hogan a Business Insider.

"Si podemos cambiar la forma en que pensamos sobre los problemas, si podemos cambiar la forma en que respondemos a esas emociones, saldremos más empoderados", argumenta.

Ferrara ha lidiado con sus miedos inducidos por el clima canalizándolos en sus propias formas de activismo.

En 2011 abrió un blog llamado Climate Worrier, publicó numerosos podcasts sobre la ansiedad ecológica y ahora enseña a los niños daneses asuntos sobre el clima y la conservación de los árboles.

Además, también dejó de volar en avión. Ahora dice que hace años que no tiene una reacción física de ansiedad al leer los titulares de prensa.

"Necesitamos ser cuidadosos, abiertos y amables cuando hablamos de la crisis climática y la ansiedad climática, porque a menudo se nos hace pensar que el problema radica en el individuo; y no es así", sentencia.

Otros artículos interesantes:

14 formas de controlar, mitigar y detener un ataque de ansiedad

17 trucos para cuidar tu salud mental compartidos por personas que han sufrido depresión, ansiedad...

Depresión y ansiedad: la pandemia tras la pandemia que ya está afectando a miles de profesionales sanitarios