Pasar al contenido principal

Así es como un desayuno contundente puede ayudarte a quemar más calorías a lo largo del día, según un reciente estudio

Desayunar mucho puede ayudarte a quemar calorías
Imagen de la serie 'Las chicas Gilmore'. Las chicas Gilmore
  • Un estudio reciente ha descubierto que aquellas personas que toman una gran comida a primera hora del día queman el doble de calorías que las que toman cenas más calóricas.
  • El informe analizó un grupo de 16 hombres que, alternativamente combinó, desayunos ligeros con cenas muy calóricas y viceversa. El objetivo era descubrir cómo se comportaba su metabolismo en cada caso.
  • Las conclusiones mostraron que, al desayunar más, se quemaban más calorías y se reducía la sensación de hambre durante el día, además de lograr mejores niveles de glucosa.
  • Descubre más historias en Business Inisider España.

Desayunar o no desayunar, he ahí la cuestión. Una cuestión que por cierto no es tan fácil de aclarar para la ciencia. Si es la comida más importante del día o no es algo que lleva dando que hablar mucho tiempo

Precisamente, hace poco más de un año, un estudio realizado por investigadores australianos llegó a la conclusión de que, al menos en lo que se refiere a perder peso, poco importa si se desayuna o no de manera regular. Según sus conclusiones, las diferencias corporales entre las personas que afirmaban desayunar todos los días y las que se saltaban el desayuno eran muy escasas.

Ahora, un nuevo estudio indica sin embargo que, si vas a desayunar, mejor optes por hacerlo de forma contundente si tu objetivo es adelgazar.

De acuerdo a la investigación, publicada el pasado mes de febrero en The Journal of Clinical Endocrinology & Metabolism, aquellas personas que toman una comida contundente a primera hora del día tienden a quemar el doble de calorías que las que ingieren grandes cenas.

Leer más: Esto es lo que deberías desayunar, según Carlos Ríos

El estudio analizó durante 3 días un grupo formado por 16 hombres que debía alternar entre ingerir un desayuno bajo en calorías y una cena altamente calórica y viceversa. Durante el proceso, se midió la tasa corporal de quema de calorías -conocida como termogénesis inducida por la dieta (DIT, por sus siglas en inglés-, la sensación de hambre y los niveles de glucosa en sangre.

Los resultados mostraron que la quema de calorías era hasta 2,5 veces más elevada cuando se tomaba un desayuno abundante que cuando se trataba de una cena copiosa.

Asimismo, los investigadores descubrieron que, al ingerir un desayuno contundente, los pacientes experimentaban menos antojos durante el día, concretamente de dulces, y una menor sensación de hambre.

Por esta razón, si estás luchando por controlar tu peso o bajar unos cuantos kilos, es necesario tener en cuenta que, de acuerdo con esta investigación, el metabolismo parece más activo por las mañanas que a última hora del día.

Leer más: Errores habituales que cometes durante la cena y que te están haciendo engordar, según una nutricionista

Pero no solo eso. El estudio también reveló que una gran comida a primera hora del día puede ayudar a mantener niveles más saludables de azúcar en sangre e insulina durante todo el día.

"Se debe preferir un desayuno abundante en lugar de grandes cenas para prevenir la obesidad y los picos altos de glucosa en sangre, incluso en condiciones de una dieta hipocalórica", señalan los investigadores en el informe.

Y además