Pasar al contenido principal

Desayunos con trampa, la peculiar fórmula de una conocida firma de inversiones para contratar empleados

El CEO de Charles Schwab tiene esta curiosa forma de saber si un candidato es adecuado
Getty Images

Para Walt Bettinger, el liderazgo requiere de vulnerabilidad, transparencia y autenticidad.

Por ello, a la hora de contratar a alguien, el CEO  de la firma de inversiones Charles Schwab, asegura que su principal interés en una entrevista de trabajo es saber cómo es realmente esa persona. Para averiguarlo sus preguntas habituales pasan por conocer cuáles son los grandes logros y fracasos de sus futuros empleados.

 "Lo que estoy buscando es si su visión del mundo realmente gira en torno a los demás o si gira en torno a ellos. Y les preguntaré sobre sus mayores fallos en la vida y veré si son su culpa  o si esta recae en otra persona", declaró Bettinger hace más de un año en una entrevista a The New York Times.

Pero más allá de este cuestionario personal, las formas del CEO de Charles Schwab  para conocer el carácter de sus candidatos a veces distan mucho de ser habituales.

Leer  más: 25 disparates que la gente ha hecho en una entrevista de trabajo

Como él mismo aseguró al diario estadounidense, en ocasiones las entrevistas que realiza tienen lugar en un restaurante donde Bettinger cita a sus entrevistados para desayunar. Antes del encuentro, el CEO solicita al encargado del local estropear el pedido de su acompañante.

"Lo hago porque quiero ver cómo responde la persona. Eso me ayudará a entender cómo lidian con la adversidad. ¿Están molestos, están frustrados o son comprensivos? La vida es así, y los negocios son así. Es solo otra forma de echar un vistazo dentro de su corazón en lugar de su cabeza" afirmó en la entrevista.

Y aunque Bettinger no dio respuesta sobre cómo es la mejor manera de actuar ante el suceso, sí que ciertas pistas pueden revelarse de sus palabras: "Todos vamos a cometer errores. La pregunta es: ¿cómo vamos a recuperarnos cuando los hagamos y vamos a ser respetuosos con los demás cuando los hagan?"

De acuerdo a esto, si alguna vez una entrevista de trabajo se desarrolla durante cualquier entorno en el que debamos mostrar cómo nos desarrollamos en sociedad mejor pensárselo dos veces antes de ser maleducados o agresivos ante cualquier contratiempo. Quizá sin saberlo todo sea una prueba con la que nos estamos jugando conseguir el trabajo. Y es que ser amable nunca está de más.

Te puede interesar