Descubierta la proteína que podría ser responsable de los beneficios del ejercicio para el cerebro y que abre una nueva puerta para futuras terapias

Saul Villeda, autor principal del estudio.
Saul Villeda, autor principal del estudio.
UCSF
  • Un grupo de científicos ha encontrado la proteína responsable de los beneficios que presenta el ejercicio para el cerebro. 
  • Los investigadores han identificado que los altos niveles en sangre de una enzima segregada en el hígado tras el ejercicio se relacionan con una mayor protección del deterioro cognitivo asociado a la edad. 
  • El descubrimiento abre la puerta a nuevas terapias que pudieran desarrollar un fármaco a partir de la proteína para proteger el cerebro. 
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Los beneficios del ejercicio y su importancia para proteger el cerebro durante el envejecimiento de los trastornos cognitivos están sobradamente demostrados. 

Ahora, un grupo de científicos de la Universidad de California San Francisco ha dado con la responsable de esos beneficios durante una investigación en ratones: una proteína del hígado que se libera tras el ejercicio a la sangre. Los altos niveles de la proteína han sido relacionados con una mejora en las capacidades cognitivas de ratones mayores, asegura el estudio, publicado en Science

Para comprobar si la proteína por sí sola podía impulsar los beneficios observados del ejercicio, los investigadores utilizaron la ingeniería genética para que los hígados de los ratones de edad avanzada produjeran la enzima en exceso, y luego midieron el rendimiento de los animales en múltiples pruebas que miden diversos aspectos de la capacidad cognitiva y la memoria. Su conclusión fue que tres semanas de tratamiento tenían efectos similares a seis semanas de ejercicio regular, y llevaba emparejado aumentos notables en el crecimiento de nuevas neuronas en el hipocampo. 

Leer más: Un nuevo estudio vincula la falta de sueño con las primeras etapas del Alzheimer

Hay que destacar que el estudio ha sido realizado en ratones, por lo que los resultados no tienen porque darse también en humanos. Sin embargo, el equipo de científicos también ha encontrado que la proteína también se encuentra en niveles elevados en personas que hacen ejercicio con regularidad. 

Los investigadores señalan que el descubrimiento abre la puerta a nuevas terapias, ya que podrían desarrollarse fármacos que utilicen esta proteína para proteger al cerebro de la misma forma en la que lo hace el ejercicio. Eso sería especialmente beneficioso en personas que tienen movilidad reducida por diversas causas y no puedan mantener por su cuenta un alto nivel de actividad física, señalan. 

"Si hubiera un fármaco que produjera los mismos beneficios cerebrales que el ejercicio, todo el mundo la tomaría. Ahora nuestro estudio sugiere que al menos algunos de estos beneficios podrían algún día estar disponibles en forma de píldoras", concluye el autor principal del estudio, Saul Villeda. 

LEER TAMBIÉN: 6 factores que pueden aumentar el riesgo de padecer Alzheimer

LEER TAMBIÉN: El insomnio es una desgracia: Qué soluciones propone la ciencia

LEER TAMBIÉN: Día Mundial del Alzheimer 2019: Estos son los avances en la investigación de esta enfermedad degenerativa durante el último año

VER AHORA: Por qué regalamos en San Valentín: el origen de la tradición más romántica