Pasar al contenido principal

Una investigación descubre daños neurológicos en niños que habían superado el COVID-19

Niño llegando a clase.
REUTERS/Kevin Coombs

  • Un estudio descubre daños neurológicos en 4 niños de 27 con síndrome inflamatorio multisistémico pediátrico COVID-19, según un estudio publicado en JAMA.
  • Los pacientes, que previamente estaban sanos, pueden presentar nuevos síntomas neurológicos que involucran tanto al sistema nervioso central y periférico como cambios esplénicos en la imagen.
  • Aunque la muestra es pequeña, los expertos recomiendan considerar el diagnóstico para posibles casos COVID-19 o en casos ya reportados que no tengan síntomas respiratorios. 
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Las investigaciones sobre el síndrome inflamatorio multisistémico pediátrico, o PMIS por sus siglas en inglés, arrojan nuevos datos sobre la manifestación del virus de COVID-19 en niños. 

Un estudio publicado en Journal of the American Medical Association, JAMA, ha evidenciado que este puede provocar daños neuronales que involucran tanto al sistema nervioso central y periférico como cambios esplénicos en la imagen sin tener síntomas respiratorios. 

"De los 27 niños con síndrome inflamatorio multisistémico pediátrico COVID-19, 4 pacientes (14.8%) que previamente estaban sanos tenían síntomas neurológicos de nueva aparición", señalan los autores del estudio

Leer más: El coronavirus puede dejar graves secuelas en los pacientes más críticos que logran vencer al virus

La investigación analiza los datos de 27 pacientes menores de 18 años que presentaron infección con SARS-CoV-2 entre el 1 de marzo y 8 de mayo de 2020 —que con anterioridad estaban sanos y no presentaban ningún indicio relacionado— en el Hospital Infantil Great Ormond Street de Londres.  

De ellos, 4 manifestaron síntomas relacionados con daños neuronales que incluyen encefalopatía (síndrome de disfunción cerebral), dolores de cabeza, signos del tronco encefálico y cerebeloso (que puede afectar a la mirada vertical o la dilatación de las pupilas), debilidad muscular y reflejos reducidos. Asimismo explicitan que, tras su identificación, requirieron ingreso en la unidad de cuidados intensivos para recibir tratamiento contra el nuevo síndrome relacionado. 

Por ello, los autores recomiendan que se incluya el diagnóstico para posibles casos o en reportados de COVID-19, aunque reconocen que hay que ahondar en la investigación. 

"Se necesita investigación adicional para evaluar la asociación de los síntomas neurológicos con los cambios inmunomediados entre los niños con COVID-19", sostienen.

Leer más: La pandemia puede provocar una crisis de salud mental a nivel mundial, advierte la ONU

No obstante, estos síntomas también se han apreciado en personas adultas e investigaciones anteriores han alentado a su pronta detección.

De hecho, en una de las revisiones de sintomatología publicada en Annals Of Neurology, los pacientes hospitalizados por coronavirus experimentan síntomas neurológicos que incluyen mareos, dificultad de concentración, pérdida del olfato y del gusto, convulsiones, derrames cerebrales y debilidad. Y entre los menos usuales: dolor de cabeza, disminución de la alerta y dolor muscular —que coinciden con los identificados en los menores de 18 años en el estudio de JAMA—. 

"Es importante que el público en general y los médicos estén al tanto de esto, porque una infección por SARS-COV-2 podría presentar síntomas neurológicos al principio, antes de que haya fiebre, tos o problemas respiratorios", ha evidenciado el principal autor del estudio, el doctor Igor Koralnik, profesor de neurología de la Facultad de medicina de la Universidad Northwestern de Feinberg.

Asimismo, en el reciente estudio de JAMA sobre los menores con síndrome inflamatorio multisistémico y COVID-19, los niños no presentaban síntomas respiratorios. 

"Debido a que los síntomas respiratorios eran poco comunes en esta cohorte y, cuando estaban presentes, eran leves y fáciles de ignorar, y a que cada vez hay más informes de niños portadores de la infección por COVID-19 sin síntomas (con esta condición que probablemente se presenta tarde), el SARS-CoV-2 también debe considerarse en pacientes pediátricos que presentan síntomas neurológicos primarios sin afectación sistémica", explicitan en las conclusiones los autores que aconsejan estrecha vigilancia del desarrollo neurológico de estos pacientes. 

Y además